La mano que mece la cuna

Foto: Internet/Eligio Valencia Roque
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 29 Octubre, 2018 12:00 PM

48 mil pesos es lo mínimo que cuesta la página 5 de la edición matutina del periódico El Mexicano. Eso deben pagar las empresas, políticos, particulares o profesionales que deseen anunciarse o promocionarse a toda plana en el periódico que aún dirige don Eligio Valencia. Por eso resulta extraño que un grupo de vecinos de colonias que rayan en la marginación social, la inseguridad y el abandono oficial, hayan decidido contribuir económicamente para pagar la página 5 de El Mexicano, y publicar un desplegado para -literalmente- apoyar al gobernador del Estado en uno de los temas más sensibles para la sociedad en general y en el cual la administración estatal no ha dado buenos resultados, como lo es el de la seguridad. Mientras en Tijuana se superaron los 2 mil ejecutados en lo que va de 2018, los generosos vecinos firmaron frases como “nosotros sí somos representantes ciudadanos en nuestras colonias y por eso estamos a favor de la creación del C5i…”, o “no reconocemos a Juan Manuel Hernández Niebla como nuestro vocero ya que nunca ha representado a los verdaderos comités de seguridad en el estado…”, y ésta, que es una joya: “Gobernador Kiko Vega, lo apoyamos en el proyecto del C5i y siga adelante sin importar obstáculos…”. Por increíble que parezca, por eso pagaron los vecinos a El Mexicano. Como se sabe, desde la llegada de Gerardo Sosa Olachea a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, y de Raúl Reynoso a la Dirección de Comunicación del Gobierno del Estado, la relación de ambos funcionarios con Hernández Niebla no ha sido tersa. De hecho, no debería serlo. Juan Manuel Hernández es el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del Estado (CCSPE), entidad cuyas facultades son, entre otras, “opinar y proponer sobre las iniciativas de Ley y planes en materia de seguridad; evaluar el desempeño de los titulares de las instituciones de seguridad pública”. Pero también es sabido que al gobierno de Francisco Vega de Lamadrid no le gusta la crítica, y cuando es objeto de la misma, responde con cartas, desplegados y notas pagadas en portales noticiosos, páginas de Facebook y blogueros. Hace unos días, Hernández Niebla publicó, en su calidad de presidente del CCSPE, por qué buscan detener el endeudamiento del Estado en la construcción del C5i, contrato que la administración de Vega dio a la empresa Seguritech, a un costo de 789 millones 280 mil 700 pesos que el gobierno de Baja California pagará durante los siguientes diez años, a razón de 17 millones de pesos al mes. Por cierto, el primer pago a realizarse este mes de octubre, cuando ni siquiera hay fecha de inicio de operaciones del C5i. Hernández Niebla explicó, sin pagar desplegados ni publicidad en redes, que no apoyaban tal acción debido a las condiciones en que se encuentran las policías, su contexto y las herramientas de las cuales se les puede proveer, pero de las que carecen. La respuesta del gobierno a la sustentada crítica del CCSPE llegó en forma de desplegado. Vecinos que de manera espontánea, recabaron -mínimo- 48 mil pesos para publicar “su inconformidad” en la página 5 del diario. Así se las gastan en este gobierno que, a diferencia de cuando Vega fue alcalde de Tijuana, ha resultado muy sensible a la crítica.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio