Inmovilidad urbana en Tijuana

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón
 
Edición Impresa Lunes, 15 Octubre, 2018 01:00 PM

Carencia de rutas trazadas para el transporte, acumulación de unidades, saturación de vías y calles, tráfico lento a determinadas horas del día, falta de accesos para el ciclista y el peatón, y de inclusión a personas de la tercera edad, discapacitados y mujeres, son factores que hacen de la movilidad urbana en Tijuana un “tremendo caos”, aseguran especialistas. Autoridades aceptan que es necesario realizar ajustes y “se trabaja en ello” con proyectos planteados desde la nueva Secretaría de Movilidad que entró en funciones este año

Son las siete de la tarde en Tijuana, hora en que comienzan a salir las personas de sus trabajos o escuelas, y la fila de automovilistas que pretende cruzar el Bulevar Las Américas hacia la colonia Buena Vista es tan larga, que congestiona gran parte del Bulevar Federico Benítez, impidiendo que el tráfico fluya de manera regular.

Para aquellos que transitan diariamente esta ruta hacia sus trabajos y de regreso a sus casas, es una situación meramente cotidiana, pese a los cambios de sentido que se hicieron recientemente para aminorar la congestión vehicular.

“Es desesperante y conflictiva la situación”, coinciden los conductores consultados mientras esperan el cambio de turno en el semáforo, sobre todo porque luego del problema que se generó cuando realizaron las obras en el sitio, una vez que fueron terminadas no ha beneficiado mucho, incluso siguen perjudicando otras vialidades.

El cambio de sentido a flujo inglés que realizó la Secretaría de Movilidad Urbana Municipal hace un par de meses, es uno de los cuatro proyectos inmediatos que emprendió dicha dependencia que, luego de haber sido aceptada su creación en Cabildo, opera desde julio pasado.

La intención del proyecto es que el tráfico vehicular fluya de manera que no se sature la entrada y salida que da el puente hacia la Vía Rápida, y que dé accesibilidad entre una colonia y otra que se conectan (20 de Noviembre-Buena Vista).

Sin embargo, especialistas en ingeniería y movilidad consultados por ZETA, coinciden que este tipo de obras, a pesar de tener “una buena intención”, no han impactado en su funcionamiento porque ha hecho falta socializar los proyectos de movilidad antes de su operatividad.

Sobre todo cuando se pretenden para dar soluciones inmediatas, porque en ocasiones tampoco se realizan los estudios necesarios, como ha sucedido con el trazo de las rutas del sistema de transporte y los espacios para el peatón.

Carencias que se ven reflejadas “prácticamente en toda la ciudad”, principalmente en temas como el transporte público.

Luis Carlos Soto, presidente de Compañías Mexicanas de la Industria de la Construcción en Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito (Comice TTR), refirió sobre el transporte masivo: además de “caro, también es obsoleto, tampoco es incluyente, es contaminante y no incluye a las personas de la tercera edad ni discapacitadas, el eterno problema que genera una inmovilidad”. Contexto que se crea a partir del “desproporcionado y desmedido” crecimiento territorial y urbanístico”, sostuvo.

Situación que ha propiciado que no exista una traza definida con las rutas de transporte en la ciudad, y que las rutas que actualmente están laborando, resulten “ineficientes, de pésima calidad y además,  caras”.

Principalmente porque en Tijuana hay vehículos que transportan a diez personas de manera saturada, algo inadecuado de acuerdo con los especialistas, “porque no brindan la seguridad  necesarias, ni la comodidad”.

“El hecho que existan demasiadas unidades dispersas por la ciudad para mover a gran cantidad de personas, es lo que genera que la ciudad tenga una gran saturación en las vialidades de transporte”, aseguró Luis Carlos Soto, presidente de Comice TTR, quien propone trabajar con rutas trazadas, una ruta eje y rutas alimentadoras, con camiones que manejen una cantidad mayor de personas, además de cómodas y eficientes para solventar el problema, ya que “hacer vialidades más amplias o cambios de sentido no aporta demasiado”, como el caso del puente de la 20 de Noviembre.

“Ese puente ya está saturado otra vez, pero no había otra alternativa, es lo que se tiene, esto no se trata de hacer vialidades más largas o más anchas, sino de eficientizar la menor cantidad del uso de vehículos por habitante para que nos podamos subir al transporte público, esa es la única manera en la que vamos a descomprimir las vialidades”, dijo.

 

DEJAR DE VER LAS MEDIDAS COMO ASUNTOS RECAUDATORIOS

El ingeniero Óscar Cortés Reyna, vicepresidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana (CICT), coincide y señala que además del flujo transportista, se debe eficientizar el flujo del automovilista para tratar de propiciar el uso exclusivo del transporte público, y como medida, propone revisar el tema de la expedición de licencias de conducir.

Consideró que en la medida que éstas dejen de ser un derecho y pasen a ser algo “que se gana” mediante un examen, la cosa puede cambiar porque se dejarían varios autos particulares fuera de circulación, ya que solamente así tendrían  licencia aquellos que lo merezcan.

Sin embargo, para ello está consciente que se requiere primero que el Ayuntamiento deje de verlo como un asunto recaudatorio y poner orden en el otorgamiento de las licencias, lo cual generaría algo de civismo vial, “que mucha falta le hace también a la ciudad”, al coadyuvar a que se presenten menos accidentes y por ende, la seguridad tendría mayor plusvalía dentro de la gama de movilidad y calidad de vida.

Como ejemplos, el especialista citó que ante un accidente vial el policía perito no está capacitado para determinar en el momento quién fue el culpable, lo que genera caos vehicular, aunque también el Ayuntamiento conlleva parte de la responsabilidad porque quizá una zanja abierta provocó el accidente, el transportista se para donde quiere y no en los sitios reglamentados; y todo ello genera también accidentes.

“Es responsabilidad del Municipio regular todo eso”, sobre todo porque si la ciudad no está preparada para el peatón “común y corriente”, mucho menos para el adulto mayor o las personas con discapacidad, quienes han sido los “eternos ausentes” en el paquete que engloba al tema de la movilidad urbana.

Aspecto del flujo vehicular en el Bulevar Las Américas

Los especialistas concuerdan que “son pésimas” las condiciones en las que este sector de la población debe transitar diariamente por la ciudad y moverse por sus calles, lo que propicia que no tengan la calidad de vida que se pretende para la ciudadanía en general.

“No es posible que tengamos banquetas y cruces donde no existan flujos de accesibilidad para personas en sillas de ruedas, no se trata solamente de hacer una rampa al ahí se va, sino de hacer las cosas bien, con cierta pendiente y el ancho de la banqueta proporcionado”, señaló el vicepresidente del Colegio de Ingenieros.

 

NO POLITIZAR LAS OBRAS

Otro problema que encuentran los especialistas, es que en la mayoría de las ocasiones, con el afán de cumplir, las autoridades “lo hacen mal” porque no se aplican las buenas prácticas de diseño urbano, dejando  un gran vacío entre lo que se dice y lo que se hace, y esa es responsabilidad de la autoridad.

“Hay que hacer estudios, y ya que éstos se definan, plantear el proyecto ejecutivo y después hacer la obra, pero que sea una obra bien hecha y no se quede suspendida, que se le dé la debida operación y el mantenimiento, porque ese es otro problema”, consideró el ingeniero.

 

SECRETARÍA DE MOVILIDAD RECONOCE QUE HAY RETOS

Daniel Eduardo Rivera Basulto, secretario de Movilidad Urbana Municipal, reconoció que en este rubro hay demasiados retos por cumplir para tener “una mejor ciudad”, los cuales ya no son solamente locales, sino metropolitanos y binacionales, por lo que se están enfocando en resolverlos mediante los tres pilares fundamentales que se han planteado: ahorro, seguridad y cultura.

En el caso del Bulevar Las Américas, destacó que “es cuestión de tiempo” para que la ciudadanía se “acostumbre” al flujo inglés, para ello tienen elementos de Tránsito Municipal coordinando los semáforos y orientando a los turistas que por ahí transitan, a fin de que sepan cómo funciona la vialidad.

Otra de las acciones tiene lugar en la Avenida García, donde se realizó un par vial para optimizar el flujo vehicular hacia los fraccionamientos Las Delicias, Villas del Álamo o Villas de Baja California, y hacia el Bulevar Díaz Ordaz, con lo cual “se han visto disminuidos los tiempos drásticamente, de 45 minutos que se hacían para salir, ahora se hace en seis minutos”.

Otra de las obras que realizaron fue en la calle Cuarta y Sánchez Taboada, donde el funcionario destacó que la intersección ya está funcionando de manera semaforizada y “nos está ayudando a reducir los tiempos en el entronque Calle 10 con Sánchez Taboada, porque muchas personas que van a Zona Río pueden incorporarse directamente en Paseo de los Héroes”.

Otro de los proyectos que ha promovido desde la Secretaría de Movilidad, es la bicicleta, que se utilice no solamente como forma recreativa, sino como un medio de transporte para llegar directamente a los trabajos.

Rivera Basulto detalló que en el Estudio de Movilidad en Bicicleta se plantea la estructura y el diagnóstico con base en lo que han vivido respecto a la ciclovía, sin embargo, debido al recurso que se utilizó en su momento, la política y reglamentación que quedó al usarlo es que la obra tenía que durar cinco años antes de ser modificada. Y, agregó, hace falta un año para establecer las modificaciones necesarias con base al análisis.

A la par, trabajan con el sistema de transporte para quitarles los vehículos irregulares que traen dentro del transporte público y en la ciudad.

En cuanto al tema de adultos mayores y personas con discapacidad, tiene que ver con modernizar cada una de las flotas del transporte, “muchos ya lo están haciendo, incorporando lo que marca el reglamento, que es un porcentaje de todo el parque vehicular y que cuenten con facilidades para personas con discapacidad”.

Por último, respecto a la perspectiva de género, la dependencia municipal plantea capacitaciones junto con Oficialía Mayor para todos los conductores y choferes, algo muy necesario para “garantizar la seguridad de mujeres y niños”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio