Fiscalía de Chiapas vincula a Sergio Martínez González con crimen organizado y afirma que ya no era periodista


 
Destacados Miércoles, 3 Octubre, 2018 03:35 PM

El ex periodista Sergio Martínez González, de 47 años de edad y ex editor del periódico local Enfoque, fue asesinado a balazos la mañana de este miércoles 3 de octubre, mientras desayunaba con su esposa, quien se encuentra herida de gravedad y fue trasladada a un hospital de Tapachula.

Según los primeros reportes, el ex periodista y su esposa llevaron a sus hijas a la escuela, y después se detuvieron a comer en un restaurante del municipio de Tuxtla Chico, en el kilómetro 14 de la carretera Internacional Tapachula-Puerto Fronterizo Talismán, donde ambos fueron atacados.

“Tenemos conocimiento del asesinato de Sergio Martínez en Chiapas. ARTICLE 19 documenta los hechos y exige a la Fiscalía General del Estado investigar tomando en cuenta la labor periodística y brindar medidas de seguridad a su familia”, dijo la organización no gubernamental internacional que defiende la libertad de expresión.

“Acribillan a tiros a Sergio Martínez González, activista y comunicador en la región fronteriza de Cacahoatán. Él se asumía como un periodista en activo, algunos otros no lo consideraban así. Pero era un ciudadano…”, tuiteó, por su parte, Isaín Mandujano, corresponsal en Chiapas de la revista Proceso.

“En sentido estricto no era un periodista, era una persona informada y los colegas de la región lo utilizaban como un informante, pero no lo reconocían como periodista”, abundó el ex corresponsal de la revista Proceso, quien detalló que al lugar en donde se encontraban Martínez González y su esposa, arribaron dos sujetos a bordo de una motocicleta tipo choper, marca Italika, color naranja, quienes dispararon en repetidas ocasiones contra las víctimas.

Martínez González había dejado de publicar el periódico local Enfoque desde hace años, pero se mantenía activo en redes sociales desde donde lanzaba críticas contra el Gobierno y la Policía de Cacahoatán, un pequeño municipio cerca de la frontera con Guatemala, donde el ex periodista residía.

Según le dijo un ex colaborador de Enfoque -quien pidió el anonimato- al diario El País de España, el periódico editado por González Martínez se dedicaba a reproducir boletines de los Gobiernos locales y tenía una pequeña sección de columnas de opinión. La versión impresa estuvo en circulación entre 2008 y 2010, tenía un tiraje de 500 ejemplares cada dos semanas o cada mes.

“Después se dedicó a hacer críticas vulgares y a golpear a políticos para después pedirles dinero”, afirmó el excolaborador en entrevista con el rotativo europeo. Tampoco existe rastro en Internet del medio que Martínez González editaba desde Cacahoatán, solo algunas publicaciones públicas en su perfil de la red social Facebook.

Por su parte, Ignacio Alejandro Vila Chávez, fiscal de Distrito Fronterizo Costa, informó en un video publicado en la cuenta de la red social Twitter de la Fiscalía General del Estado de Chiapas (FGE), que “El Dengue”, como apodaban al ex periodista en referencia a un bar del que era dueño, esté relacionado con lo que publicaba en las redes sociales o su supuesta labor periodística.

La principal línea de investigación es que el homicidio del ex periodista está relacionado con un ajuste de cuentas entre miembros del crimen organizado. Los investigadores encontraron un arma de nueve milímetros en la escena del crimen, misma que pertenecía a Martínez González.

“Martínez era investigado por su participación en el homicidio perpetrado en la madrugada del pasado 28 de agosto de Ángel Cifuentes Aguilar, que pertenecía a la banda Mara Salvatrucha”, abundó el fiscal de distrito en el video.

Sin embargo, el ex periodista ya había denunciado diversas amenazas en su contra. El pasado sábado 29 de septiembre, en su perfil de la red social Facebook, Martínez González denunció que el municipio de Cacahoatán se había quedado sin alcalde y sin Mando Único, por lo que alertaba: “Cuidemos Paisanos.. estamos desprotegidos”.

“He pedido a gritos auxilio, me he quejado con todas las dependencias encargadas de la prevención y procuración de Justicia y no me hacen ni me han hecho caso”, publicó el ex periodista el pasado 23 de agosto, en su perfil de la misma red social.

Apenas el pasado 21 de septiembre, Mario Gómez Sánchez, corresponsal del periódico El Heraldo de Chiapas, en Yajalón, fue asesinado a balazos por dos personas a bordo de una motocicleta, cuando salía de su domicilio ubicado en dicho municipio.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó de manera enérgica estos hechos, y solicitará a las autoridades del Estado de Chiapas brindar las medidas cautelares para proteger la vida, seguridad e integridad de los familiares de Sergio Martínez y de los colaboradores del medio Enfoque.

A través de un comunicado, el organismo nacional de Derechos Humanos exigió agotar todas las líneas de investigación, sin descartar las amenazas que haya venido teniendo como periodista. “Personal de este Organismo Nacional ya ha entablado comunicación tanto con familiares de la víctima como con las autoridades locales, y se encuentra realizando las primeras diligencias del caso para allegarse de la información que corresponda”, indicó.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio