Encampañado

Foto: Archivo
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 8 Octubre, 2018 12:00 PM

La clase política bajacaliforniana lamentó esta semana el fallecimiento de José Osuna Camacho. Político que sirvió al Partido Revolucionario Institucional y en los últimos años se reconfiguró su ideología hacia la izquierda del Movimiento de Regeneración Nacional, que encabeza el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. De hecho, “Pepe” Osuna fue el coordinador de campaña de Jaime Bonilla, hoy senador de la República, futuro coordinador federal en Baja California y probable candidato de Morena a la gubernatura del Estado en 2019 (dicen que López Obrador lo quiere para todas las posiciones y él se deja llevar). A José Osuna lo mató un cáncer. Pasó las últimas semanas de su vida en un hospital, tratando la todavía incurable enfermedad. A la noticia de su partida siguió el velorio y funeral. En la funeraria Gayosso se dio cita la clase política del PRI, Morena y uno que otro perdido que fue a presentar sus respetos hacia quien ya no está en esta tierra. Pero el que más llamó la atención fue Jaime Martínez Veloz. Hizo notar su presencia ya sintiéndose candidato al Gobierno del Estado o nuevo embajador. Para empezar, mandó avanzada. Antes que él llegó su secretario particular, José Luis Celaya Cuevas, acompañado de Ignacio Marmolejo Álvarez, para tantear el terreno. Una vez que vieron que era momento que su líder arribara, éste lo hizo. Arribó en su camioneta, pero con un carro de avanzada frente a él; traía, pues, personal de apoyo en tierra y en auto. Llegó grandilocuente, saludando a toda la clase política, desde el ex gobernador Xicoténcatl Leyva Mortera, Jaime Bonilla Valdez, pasando por David Saúl Guakil, René Mendívil y otros priistas locales que asistieron. Más que presentar sus respetos ante la partida de José Osuna Camacho, aseguran quienes allí estuvieron, que Martínez Veloz fue a hacer campaña. Cosas de la vida y la muerte.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio