Desaladora de Rosarito, el agua todavía más cara

Foto: Cristian Torres
 
Edición Impresa Lunes, 1 Octubre, 2018 01:00 PM

Una demanda al interior de la constructora, y la lentitud en la tramitación de permisos, retrasan el inicio de las obras de la desaladora de Rosarito, empresa favorecida con la licitación anunció que realizará una “actualización” de gastos, que los funcionarios estatales asumen, superará los 9 mil millones de pesos aprobados, por lo que el nuevo presupuesto deberá ser rechazado o aprobado por el Congreso. Mientras especialistas en temas de agua insisten en la construcción de una desaladora, más económica y adecuada a las necesidades de la Zona Costa, y reiteran la urgencia de la búsqueda de otras fuentes del líquido

 

El proyecto de la desaladora más grande de América Latina, que en medio del rechazo social fue aprobada por doce legisladores del Partido Acción Nacional y uno del Partido de la Revolución Democrática (PRD) – 13 de los 25 diputados del Congreso local- el 1 de diciembre de 2017, con un costo de 76 mil 460  millones de pesos, que empeña el presupuesto de los bajacalifornianos por 37 años, será más cara.  La empresa aún hace cuentas, pero como el techo financiero requerido será  mayor al recurso aprobado el año pasado, el tema podrá regresar al Congreso  para un nuevo debate.

“Ahorita se encuentra en un proceso de revisión, sobre un análisis financiero, dado que el proyecto se ha retrasado por cuestiones de tramitología. El llevar a cabo todos los permisos a nivel federal, del Estado y municipales, se han desfasado precisamente por el monto de la inversión a ejecutar, y si agregamos que la administración federal también está en un proceso de cambio, pues esto fue aletargando el proceso”, justificó el director de la Comisión Estatal del Agua, arquitecto Ricardo Cisneros, durante la glosa  del V Informe de Gobierno de Francisco Vega de Lamadrid, respecto al estatus actual del proyecto.

“Han tenido diferencias en los costos iniciales de su cotización, quedaron de presentar una adecuación, en términos de la tasa de interés que en aquel entonces estaba en 3 por ciento y ahora está cerca de 8% y algo, el tipo de cambio que en aquel entonces era de 11 pesos, ahorita es cercano a 20, igual en el caso de muchos otros costos y controles que se operan en un combinado de capital europeo en euros, pesos y dólares” completó el secretario de Planeación y Finanzas, Bladimiro Hernández.

“La empresa argumenta una serie de modificaciones que tienen que ver con el hecho que nos tardáramos tanto años de que ya estuvieran en posibilidad de iniciar”, reiteró Hernández, lo que no mencionaron los funcionarios, fue que el retraso de la obra, en la que el gobernador Francisco Vega de Lamadrid colocó la primera piedra el 24 de marzo de 2018, también es atribuible a la empresa cuyos socios han tenido enfrentamientos legales desde 2013, los cuales terminaron en una demanda por operaciones fraudulentas que se lleva en Juzgados de Estados Unidos y México, este última con el expediente 00074/2018 en el Juzgado Décimo Civil, en el cual se dictaminó “embargo del predio de la desalinizadora y la suspensión de toda actividad comercial de las empresas involucradas” el 23 de marzo del presente año.

En cuanto a la diferencia del tipo de cambio, de acuerdo a los trámites llevados oficialmente,  no es de 11 a 20 pesos por dólar. El contrato con la Asociación Público Privada del consorcio conformado por las empresas N.S.C. AGUA, SA de  CV; Nuwater, SAPI de CV; además de Degremont, se firmó el 22 de agosto de 2016, en ese período el dólar interbancario estaba a 18.44 pesos, y el día de hoy se cotiza en 19.06 pesos. La licitación se publicó en noviembre de 2015 con el tipo de cambio a 16.71 pesos por dólar.

“Nosotros pensamos que esa situación era muy difícil de resolver para el Comité y para el Ejecutivo, porque si rebasaba el techo que ustedes aprobaron como contraprestación iba a ser imposible que nosotros pudiéramos continuar”, detalló el secretario Hernández, antes de exponer que esta situación, generaría la necesidad de regresar con el proyecto al Congreso.

 

EL TEMA DEL AGUA PARA LA SIGUIENTE ADMINISTRACIÓN Y MÁS COSTOSO

“Los tandeos y fallas de agua, el problema binacional de contaminación,  deben encender focos rojos. Pero en el tema del agua, al gobernador  Francisco Vega se le acabó el tiempo, se le cayeron la Ley estatal, el aumento de  tarifas, la metropolización, la potabilizadora de Tecate; se le fueron mil millones de dólares de la empresa Constellation (Brands)”, manifestó el vicepresidente del Sector Agua y Saneamiento de  la Construcción delegación Tijuana (CMIC), ingeniero Manuel Becerra Lizardi.

Foto: Archivo.- Diputado Miguel Osuna Millán

Coincidió el diputado local, doctor Miguel Osuna Millán, al referir lo expuesto por los funcionarios en la glosa: “Ellos, no hablan de cancelar, sino de replantear ante el Congreso, lo que equivale, creo yo, a dejar el tema a la siguiente administración. Este proyecto, creo

yo, ya se desplomó”.

Si insisten en el proyecto de una megadesaladora, “dadas las condiciones, es impresentable un replanteamiento con mayores costos, cuando la mayor debilidad y donde más lo debatimos fue en esa sobre dimensión exagerada en lo técnico y económico, la cual debemos recordar, rebasaba muchísimo las necesidades de la gente a través del tiempo”, recordó el legislador, quien desde la aprobación del proyecto ha apoyado el tema de la desaladora, pero una de menor tamaño y costo, advirtiendo del encarecimiento del servicio, al sustituir el agua del acueducto del Rio Colorado  que, aseguró, tiene un costo de 9 pesos por metro cúbico, con agua de mar, que costaría 16 o 20 pesos por metro cúbico.

El coordinador de la fracción panista que aprobó el controvertido proyecto, Ignacio García Dworak, señaló que ellos esperan que el documento con la actualización mencionada por los funcionarios sea remitido, para ser analizado en sesión de Comisión, las cuales recordó que son públicas y trasmitidas por internet.

“No sabemos en qué términos vendría y no debemos especular, pero al final se deberá aprobar o rechazar en el pleno”.

¿El Congreso la puede rechazar, existen penalidades?

“Sí se puede rechazar y sí deben existir penalidades imputables al Estado”.

— ¿Qué pasa si la empresa también tiene responsabilidad en el retraso, que ahora resulta en la actualización de costos?

“Por eso reitero: debemos esperar a recibir la información para saber en qué sentido viene”.

 

LA DESALADORA, PERO MODULAR

En medio de los obstáculos para el inicio de obra, frente al replanteamiento económico, ingenieros especialistas, ex funcionarios en el área de agua y saneamiento, al igual que diputados, comparten el planteamiento de la necesidad de una desaladora.

Pero, se oponen al  ambicioso plan del gobierno de Baja California, de  entregar, bajo la administración de Francisco Vega Lamadrid, el contrato para la  planta desalinizadora más grande en el Hemisferio Oeste; reiteran el argumento de que la grandiosidad no corresponde ni a las necesidades de la población, ni a la realidad económica del Estado, cuyos próximos presupuestos quedarían empeñados.

El proyecto cuyo costo se va a reevaluar, consiste en “el diseño, construcción y operación de una planta desaladora con capacidad de producción de 2 mil 200 litros por segundo (lps) o 50 millones de galones diarios (mgd) de agua en Playas de Rosarito, Baja California; incluye la construcción y operación de un acueducto de dos tuberías de 29 kilómetros de longitud, con un diámetro de 42 pulgadas, para transportar el caudal de la desaladora a los tanques de almacenamiento ‘El Florido’ y al Tanque 3, ambos ubicados en Tijuana, y a ampliar la capacidad del Tanque de almacenamiento ‘3’ de 10,000 a 20,000 metros cúbicos (2,642 a 5,284 galones) de agua. El Costo planteado, dependiendo del portal oficial que se consulte es de 463,100,000  millones  o 493,091,428,millones de  dólares, aproximadamente 9 mil 072,882,279 millones de pesos”,  y  en estos precios, el valor de intercambio corresponde a razón de 18 pesos por dólar”.

La empresa favorecida con la licitación recibirá 76 mil millones de pesos en 444 mensualidades durante 37 años, el siguiente bienio, y cinco sexenios.

En contraparte, especialistas de la CMIC y de Compañías Mexicanas de la Industria de la Construcción (Comice), insisten en considerar y aprovechar que las desaladoras presentan ventajas, que pueden desarrollarse como proyectos modulares, conforme a las necesidades de la comunidad.

Advierten del exceso  al invertir  en una planta que produce 2 mil 200 litros por segundo, cuando este tipo de proyectos ofrece la posibilidad de empezar con una desaladora que genere 250 litros por segundo, que aseguran, es un poco más de  lo que se requiere para completar el agua que recibe la zona costa del acueducto Río Colorado. Esto, de acuerdo a análisis presentados por integrantes de la cámara de la construcción al gobierno, basados en cifras oficiales.

“Con la capacidad de crear módulos sucesivos coincidentes en el tiempo y la necesidad en expansión de una mayor población”, reiteró el doctor Osuna.

Consultado respecto a los costos de una planta modular, como la requerida de acuerdo a las necesidades actuales, el vicepresidente del Sector Agua y Saneamiento de  la CMIC, ingeniero Manuel Becerra Lizardi, explicó que se tendrían que revisar especificaciones, pero en términos generales. “Una desaladora de 250 millones de litros por segundo, costaría 25 millones de dólares, y una un poco más grande,  de 500 millones litros por segundo, tendría un costo aproximado de 50 millones de dólares”, lo que reduciría el costo de 9 mil millones de pesos, a 900 millones de pesos.

También advirtió que es un error pretender que la  nueva desaladora sea la única solución o alternativa a los problemas de abastecimiento y sequía, como se hizo al concluir el acueducto. Recordó que en aquel momento, en lugar de tener visión de largo plazo y modernizar la desaladora de la planta termoeléctrica “Benito Juárez” en Rosarito Baja California, que producía 328 litros por segundo -activa desde 1969- , la cerraron. Y ahora pretenden reactivarla dentro del macro proyecto de la APP favorecida. “No hay por qué cerrar el acueducto, se trata de tener varias opciones, varias fuentes”.

 

EL REÚSO

Osuna, Becerra y el senador Ernesto Ruffo, coincidieron en la urgencia de revisar, generar, promover y aprobar proyectos, para la búsqueda de otras fuentes de agua, y los tres destacaron el reúso de agua porque es más barato

Reiteraron que el 80% del agua que llega del Río Colorado se destina a los campos agrícolas en los cuales se pierde el 60% del líquido porque riegan por inundación.

“Por falta de inversión en infraestructura adecuada en los campos agrícolas del Valle de Mexicali”, destacó Osuna.

“Se debe trabajar en el reúso de aguas negras, conducirla, se puede almacenar en presas o recargando los acuíferos, para después potabilizarla, Las aguas negras de Tijuana y sus lodos son una bomba de tiempo” comentó Becerra en referencia conflicto binacional, por la contaminación del agua de San Diego, California.

“Es necesario mejorar la gestión en lo general, para lograr los nuevos proyectos y mejorar la operación de los sistemas, tanto de agua, como de aguas negras, para evitar lo que actualmente está sucediendo. Pero que se transparenten las licitaciones”, exhortó.

El 95% del agua tratada se tira al mar, “ahora se enviará al valle de Ensenada, pero sólo un pequeño porcentaje. Hay mucha agua a disposición para sanear que se está desperdiciando”, recalcó el ingeniero.

Como ejemplo plantearon el proyecto Pure Water San Diego, que “… reciclará hasta 83 millones de galones de aguas residuales por día y proporcionará un tercio del suministro de agua al condado a más tardar en 2035. La primera fase programada para abrir de 2021, expandiría la capacidad de producción de agua potable de la ciudad en 30 millones de galones, con una inversión inicial de 52 millones de dólares”, informó el gobierno sandieguino.

 

SUBSIDIO PARA EL ACUEDUCTO

El senador Ernesto Ruffo  reiteró la necesidad de que los legisladores federales por Baja California, tanto salientes como entrantes, así como el Gobierno del Estado, conversen, tramiten y negocien con el gabinete del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para lograr un subsidio.

“El gobierno estatal y los bajacalifornianos pagan por cada minuto de bombeo de agua del acueducto, mientras en Ciudad de México, todo el gasto de bombeo es subsidiado por el Gobierno Federal; en el caso de nuestro estado, si nos subsidiaran sólo el pago de las horas pico, esas en las que actualmente se apaga la planta, significaría un apoyo real y mejoraría el servicio de agua potable a la Zona Costa”, argumentó el panista.

Cada una de estas propuestas ha sido presentada a las autoridades locales, sin que a la fecha haya habido respuesta,  por lo que será necesario esperar a la elaboración y presentación de los presupuestos del próximo año, para saber  si Francisco Vega de Lamadrid rescata alguno de los proyectos para combatir el desabasto, o si el tema del agua, definitivamente, se le va de las manos.

Corte de agua por cinco días afectará a más de 600 mil residentes de Tijuana y Playas de Rosarito

Por un máximo de cinco días, alrededor de 600 mil personas residentes de 400 colonias de Tijuana y Playas de Rosarito se verán afectadas con la suspensión de suministro de agua, luego que la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) anunciara que el próximo martes 2 de octubre, ejecutará trabajos de conexiones del Acueducto Florido-Aguaje.

El director de CESPT, Germán Lizola Márquez, señaló que la obra consiste en una conexión de tubería de un tramo de 500 metros, para lo cual  fue necesaria la inversión de 20 millones de pesos; con ello se eliminará la reincidencia de fugas en un tramo del acueducto.

El arquitecto Lizola agregó que en diciembre de 2017, la paraestatal llevó a cabo la primera fase de la obra, que consistió en la reubicación de 500 metros de tubería de 54 pulgadas de diámetro, con lo cual se aprovechó para renivelar el acueducto, ya que se encontraba a ocho metros de profundidad, dejándolo a tres metros, lo que facilitará la reparación de fugas en caso de presentarse. La segunda fase consistió en reubicar 120 metros de tubería y la construcción de una caja de válvulas, labores que concluyeron hace tres meses.

“Parte de la obra finalizó en junio, pero se esperó a que pasara la intensidad del calor para poder realizar la conclusión del trabajo. Ya se cuenta con el personal y las piezas necesarias para realizar la obra, pero cerrar el acueducto provocará que se suspenda el agua en 400 colonias, afectará a gran parte de la ciudad de Tijuana y Playas de Rosarito. Esta obra es necesaria porque el acueducto era de concreto y viejo, y se sustituyó por un hierro dúctil.

“El día 2 de octubre se cerrará la llave de paso del acueducto de 52 pulgadas y va a tardar 24 horas en dejar sin agua a los residentes, habrá agua en el transcurso del martes, pero en la tarde-noche comenzará a bajar la presión hasta vaciarse. El personal va a empezar a trabajar desde el martes por la noche, los trabajos durarán un día y medio. Al terminar la obra empezaremos a hacer la conexión para que se vuelva a llenar el acueducto, para poder restablecer el servicio tardará otro día y medio; primero llegará el agua a las partes bajas de la ciudad y después a las altas”, detalló el funcionario.

Dicho lapso se aprovechará para completar 14 acciones que mejorarán la operación en el sistema hidráulico de la ciudad, tales como la reposición de válvulas, mantenimiento a macro-medidores de gasto y la reposición del colector poniente, ya que al no haber aportación de flujo de agua, se facilita trabajar en dicho colector.

El corte de agua afectará a asentamientos de las delegaciones Sánchez Taboada, San Antonio de los Buenos, Playas de Tijuana, La Mesa, Centro y Playas de Rosarito.  Para consultar la lista de colonias, ingresar a las distintas redes sociales o a la página oficial de la CESPT (www.cespt.com).

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio