Cancelar NAIM costará 120 mil mdp; la repercusión más grave es la pérdida de confianza al país: IP


 
Destacados Lunes, 29 Octubre, 2018 01:16 PM

La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco costará entre 100 y 120 mil millones de pesos para finiquitar los contratos que fueron otorgados. El cálculo incluye lo ya invertido en esa obra, que “se tirará a la basura sin ningún objeto”, señaló Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Adicional a ese monto, el gobierno mexicano -que encabezará Andrés Manuel López Obrador- tendrá que invertir en la construcción de las pistas de Santa Lucía y en los puentes de comunicación para darle acceso y conectar esta opción al aeropuerto actual de la Ciudad de México.

“Esto significan recursos fiscales, que no estaban contemplados en Texcoco”, afirmó Castañón, quien destacó que el sector privado considera que la cancelación del NAIM envía un mensaje grave para la confianza y certidumbre de inversionistas.

La participación del sector privado en los demás proyectos futuros de infraestructura estará sujeto a las reglas de juego y a la certeza que implique el menor riesgo posible, sobre todo en proyectos de largo plazo, y esto tendrá una repercusión sobre las tasas de interés de financiamiento de infraestructura de largo plazo porque a mayor riesgo, mayor tasa, mayor costo para los mexicanos, aseguró.

En ese sentido, resaltó que desde que se dio a conocer el resultado de la consulta, hecha del 26 al 28 de octubre, el peso se ha depreciado frente al dólar, y los bonos verdes que financian el proyecto cayeron 5 por ciento. Además de que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ha perdido más de 2 por ciento.

Agregó que el costo financiero por la deuda de México en el extranjero también se verá impactada negativamente, ya que en las primeras horas del día el costo de las tasas de interés por lo menos ha tenido una repercusión de 30 puntos base. “Esperemos que el costo no sea mayor, pero significará tener que presupuestar más recursos fiscales para pagar el servicio de la deuda mexicana”.

En el mismo sentido, se pronunció Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), quien externó preocupación por “la pérdida histórica que tiene el país de contar con un aeropuerto de clase mundial”.

“Si no pierden los inversionistas, ojalá que se honren los contratos como se ha ofrecido, pierden las comunicaciones del país, claro que pierde el turismo, y el comercio exterior, pierde el futuro del país”, lamentó.

En conferencia de prensa en las que estuvieron los principales líderes del sector privado, De Hoyos Walther dijo que la decisión de cancelar la construcción del NAIM en Texcoco parece directamente contraria a los tres postulados éticos que el político tabasqueño ofreció cumplir. “El presidente electo nos prometió no mentir, no traicionar y no robar”.

“En la Coparmex lamentamos que el presidente no cumpla su palabra. Miente quien primero nos dijo que la obra se podía concluir con recursos privados y luego ha cambiado de parecer.  Deploramos también que se haya realizado una consulta amañada, esto es una traición a la democracia y desde luego, condenamos el despilfarro de recursos públicos ya invertidos, esto es un robo al patrimonio de todos”.

En su oportunidad, Alejandro Ramírez Magaña, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN),  acusó de parcialidad y de falta de representatividad en la consulta.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio