Avistamiento de vaquita marina


 
Ezenario BCS Martes, 30 Octubre, 2018 01:16 PM

La vaquita marina es una especie de cetáceo odontoceto que desde hace un par de años se encuentra en peligro crítico de extinción. Según algunos antecedentes, en 2015 la población de esta especie era de apenas 97 ejemplares en el mundo. Sin embargo, para 2017, estos se disminuyeron en más del 60 por ciento y actualmente la posibilidad de que siguiera existiendo era muy poca; incluso algunos a conveniencia de la pesca afirmaban que se había extinguido.

La mayor amenaza de esta especie ha sido el uso indiscriminado de redes para la pesca conocidas como “agalleras”, por lo que desde 2015 se han implementado programas que buscan el rescate y la conservación de la misma.

Fue del 27 de septiembre al 4 de octubre de este año que científicos y expertos realizaron una expedición en la cual tuvieron a bien avistar ejemplares de Vaquita Marina en el Alto Golfo de California, lo que sin duda brindó una nueva esperanza al corroborar que la vaquita, es una especie que no está extinta.

“Fue el mes de septiembre pasado que ahí, en el Alto Golfo de California, se realizaba una expedición completamente dirigida a tratar de hacer visualizaciones en registros en vídeo y en fotografía de vaquitas y sí, de acuerdo a ese avistamiento, son 6 vaquitas diferentes las que tuvimos la oportunidad de registrar en este evento”, explicó Francisco Gómez, Director del Museo de la Ballena en La Paz.

Esta expedición fue realizada por expertos y científicos de la Universidad Autónoma de México (UNAM), así como expertos del Museo de la Ballena y Ciencias del Mar y con el apoyo de la asociación internacional Sea Shepherd, quienes aseguraron que las vaquitas presentaban muy buen estado de salud, lo que explica que se siguen reproduciendo.

Asimismo, compartieron que en esta expedición que iba tras su búsqueda era muy importante encontrar el momento exacto para fotografiarlos y así poder corroborar que se trataba de ellas.

“Era muy importante tratar de encontrar el momento justo y preciso para fotografiarlos, y que no se pudiera confundir, que no quedara duda que se trataba de vaquitas y no de otro tipo de cetáceo. Es dentro de esta expedición que se fotografiaron en varias ocasiones: en grupos de dos y tres y hasta cuatro individuos, y finalmente fue a través del análisis de esas fotografías, el aleta dorsal que representa como la huella digital de un de un ser humano, que pudimos confirmarlo, no hay dos aletas dorsales iguales”, señaló Francisco Gómez,

Y aunque el avistamiento de este grupo de vaquitas significa una fuerte esperanza para quienes día a día luchan por su conservación, no quita que sigan estando en peligro de extinción.

Por lo que es muy importante que se sigan tomando mecanismos para protegerlas, sobre todo de todos aquellos pescadores que de manera ilegal pretenden captar totoaba y se llevan entre las redes a la vaquita, que aunque no tiene un valor comercial, es el precio que deja la otra captura. Es por eso que asociaciones que actualmente trabajan en su conservación buscan que más organizaciones se unan a la lucha.

“La organización Sea Shepherd y el Museo de la Ballena somos quienes estamos localizando y retirando esas redes. Ya desde hace tres años que lo estamos haciendo, los Sea Shepherd, de hecho, iniciaron un poco antes que nosotros, con ellos aprendimos algunas de las técnicas para la localización y retiro de éstos y bueno, creemos también que si se sumarán algunas otras organizaciones o instituciones podría hacerse el trabajo de la limpieza del polígono de la vaquita pues mucho más pronto”, señaló el Director del Museo de la Ballena de La Paz.

Es importante sumar esfuerzos para conservar los 30 ejemplares de los que se cree sigue existiendo en la actualidad. En las campañas de retiro de redes del mar, en el polígono que habita la vaquita marina, se han retirado alrededor de 150 kilómetros lineales de redes, lo que significa un gran logro para las organizaciones.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio