Aumento al salario beneficiará a menos de un tercio de empleados

Foto: Archivo
 
Edición Impresa Lunes, 29 Octubre, 2018 01:00 PM

El incremento propuesto por AMLO para quienes ganan menos de dos salarios mínimos en la zona fronteriza del norte podría no verse reflejado en el bolsillo de los trabajadores si empresarios eliminan bonos. Sector comercio, servicios y turismo pagará 48.5 millones de pesos más al IMSS e Infonavit por 5 mil 200 empleados

De aprobarse la propuesta del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador de aumentar el salario mínimo de 88.36 a 176.72 pesos en la frontera norte del país a partir del 1 de enero de 2019, se beneficiará a 244 mil 216 empleados registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con una percepción que va de un salario mínimo hasta 161.2 pesos al día (4 mil 836 pesos al mes).

Esta población representa menos de la tercera parte de los trabajadores registrados ante el IMSS en el estado, por lo que se prevé que no tenga un impacto inflacionario.

Sin embargo, especialistas consultados por ZETA comentaron que existe la posibilidad de que el incremento salarial tampoco se refleje en los ingresos de los trabajadores en caso de perder bonos que ahora los patrones les proporcionan.

El salario implicará que las compañías gasten al menos 526 pesos más por empleado a la semana, lo que representará un aumento del 17 por ciento en su gasto. Lo anterior, debido a que los patrones tendrán que pagar más no sólo al trabajador, sino también en impuestos, prestaciones de ley, así como cuotas al IMSS y al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda (Infonavit), señaló Leonardo Méndez Cervantes, presidente del Colegio de Contadores Públicos de Baja California.

Según un estudio, con el salario base en 176.72 pesos, las horas extra pasarían de 217.71 pesos a 302.95 pesos a la semana; la cuota del IMSS patronal de 217.28 a 240.10 pesos; la aportación al Infonavit de 96.56 a 114.80 pesos; y la contribución estatal de 45.13 a 55.66 pesos.

En opinión del experto, el costo que tendrá la iniciativa anunciada por López Obrador variará en el sector privado. En principio porque hay compañías que no tienen trabajadores con una percepción menor a dos salarios mínimos. Éstas “nada más van a ver pasar la bola” como se dice en términos de béisbol, “porque no les afectará”.

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora.- Leonardo Méndez Cervantes, presidente entrante del Colegio de Contadores Públicos de Baja California

Mientras que aquellos patrones que están pagando menos de dos salarios mínimos y tienen un riesgo de trabajo bajo se verán menos impactados que los que tienen una actividad de mayor riesgo; los cuales podrían sufragar hasta 600 pesos semanales por cada empleado.

Desde su perspectiva, el aumento salarial impulsado como complemento de la Zona Económica Estratégica en esta región podría representar un mayor desafío para el sector manufacturero.

Ya que en éste existen empresas que tienen registrados a empleados con una percepción menor a los dos salarios mínimos ante el Seguro Social, y a quienes se les otorga una compensación salarial adicional mediante diversos bonos. Esquema en el que los empresarios no pagan impuestos sin que ello implique una violación a la Ley.

“No podemos generalizar que las maquiladoras van a ser afectadas de la misma manera, pues hay empresas que no tienen mano de obra tan intensa, es decir, que a lo mejor tienen 100 empleados porque sus procesos se hacen con más equipos; pero hay otras, que requieren de más personal, y para ellas habrá una mayor repercusión económica”.

Méndez Cervantes ejemplificó que el impacto económico en la nómina por el aumento en el salario mínimo en una planta con 400 empleados será mayor a los 250 mil dólares al año, (unos 4 millones 600 mil pesos a un tipo de cambio de 18.40 pesos por dólar). Por lo que, exhortó a que cada empresa haga un ejercicio presupuestal y tome sus previsiones.

 

DISMINUCIÓN DE IVA E ISR COMPENSARÍA EL IMPACTO

Cuestionados sobre el impacto económico en el sector, Salvador Díaz González y Marcello Hinojosa Jiménez, presidentes de la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay (AIMO) y de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Tijuana, respectivamente, manifestaron que son muy pocas las maquiladoras que pagan el salario mínimo y que serían afectadas con este incremento salarial.

Por otro lado, la disminución del Impuesto Sobre la Renta (ISR) corporativo al 20% y del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 8% que se prevé entraría en vigor con la Zona Estratégica el 1 de enero de 2019, compensaría la repercusión que las empresas tendrían al incrementar a 176 pesos el día del personal.

Sin precisar sobre el monto que las empresas dejarán de pagar en IVA e ISR, ambos líderes empresariales coincidieron en que la reducción de estos impuestos beneficiará a las empresas más que el perjuicio que pudieran tener.

En cuanto a la propuesta hecha al equipo del presidente electo por la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) para que disminuya el ISR que se paga por cada empleado, y que se estaría analizando; el senador, Jaime Bonilla Valdez, consideró que no es factible.

Díaz González consideró positivo el ajuste salarial, no obstante se pronunció a favor de que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) haga un estudio y emita su opinión técnica sobre la propuesta del político tabasqueño, y en su caso la publique, o bien determine cuánto tiene que incrementarse el salario mínimo.

Afirmó que actualmente la tendencia en el sector es subir el salario. “La industria está analizando qué bonos o prestaciones adicionales podemos dar” ante la demanda de empleo en la zona; sin embargo, la recomendación que nos han hecho ha sido esperar a ver cuál será el efecto que va a tener el nuevo salario mínimo.

Ello, en virtud de se trata de determinar una percepción que cumpla con las necesidades de los trabajadores, y a la vez que no sea tan oneroso para el patrón, apuntó.

Respecto a la labor de la Conasami, Alejandro Pedrín, socio del despacho TP Legal Group, comentó que esta institución se ha dedicado a determinar un salario mínimo que ha servido para frenar la inflación en menoscabo del poder adquisitivo de los trabajadores.

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora.- Alejandro Pedrín, abogado laboral

Aun cuando la Conasami no se ha pronunciado claramente sobre lo manifestado por el presidente electo, el organismo tiene la obligación de hacer estudios permanentes y consideró que no sería “muy difícil llegar a 176 pesos, para argumentar que es una cantidad mínima suficiente para que un padre de familia dé sustento a sus hijos”.

De acuerdo con un estudio del Observatorio de Salarios de la Universidad Iberoamericana, en México por cada cien pesos en promedio 74 pesos se destina a la ganancia de los inversionistas, mientras que 26 pesos a los salarios de los empleados.

De suerte que, al disminuir la ganancia a 50 pesos, sería factible incrementar más los salarios; con ello mejorar la distribución de la riqueza y calidad de vida de la población.

 

AUMENTO PODRÍA NO SENTIRSE EN BOLSILLO DE TRABAJADORES

A juicio de Méndez Cervantes, los empleados con un salario inferior a los 176.72 pesos costarán más a su patrón, pero no necesariamente verán reflejado en su bolsillo el aumento; toda vez que actualmente ganan mediante bonos “cuando mucho cien pesos menos” que lo que recibirán al duplicarse el salario mínimo.

En cambio, algunas empresas podrían optar por dejar de entregar los bonos que dan y de los que no están obligadas por ley, siempre y cuando dichas concesiones no se encuentren estipuladas en contratos colectivos, pues de ese modo también podrían compensar el gasto de la nómina.

Alejandro Pedrín, abogado laboral, indicó que los trabajadores que se encuentren inscritos en outsorcing que no están en el estado, también podrían ser vulnerables a que no se respetara el aumento salarial, pese a que acreditarlo en un Tribunal Laboral sea fácil y la empresa puede hacerse acreedora a sanciones, y a pagar al trabajador lo que corresponde.

Dijo que las empresas también podrían promover amparos contra el incremento al salario mínimo. “Suena aberrante que se esté pensando en eso, y que la autoridad lo concediera”, ya que el salario mínimo no le alcanza al trabajador para nada.

A decir del especialista, también existe la posibilidad de que las empresas opten por liquidar a algunos empleados para enfrentar el incremento en el costo al subir el salario a sus trabajadores que ganen menos de los dos salarios mínimos. Lo cual, generaría sobrecarga laboral para los empleados, y una disminución en la productividad de la empresa.

Panorama con el que no coincidió Mario Escobedo Carignan, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de Tijuana, pues dijo que el promedio salarial en el estado es de alrededor de 2.7 salarios mínimos, por lo que el incremento al salario mínimo no impactará negativamente, ni se generará más inflación.

 

COMERCIO Y SERVICIOS PAGARÁN 48.5 MILLONES DE PESOS MÁS AL IMSS E INFONAVIT

En Baja California 244 mil 216 personas están registradas ante el IMSS con una percepción que va de un salario mínimo hasta 161.2 pesos al día, es decir, hasta 4 mil 836 pesos al mes, según los datos de la dependencia federal.

De éstos, 5 mil 189 trabajadores están empleados en el sector comercio, servicios y turismo puntualizó Escobedo Carignan, quien señaló que el sector productivo pagará 48.5 millones de pesos más tanto al IMSS (44.5 millones de pesos) como al Infonavit (4 millones de pesos) al duplicarse el salario mínimo en enero próximo.

Aunado a ello, con el aumento natural en los salarios, el incremento en la percepción al duplicarse el salario, así como el incremento en las cuotas patronales por ese aumento del salario mínimo, el sector comercio, servicio y turismo erogará 234 millones de pesos al año. Impacto que podría revertirse con los incentivos fiscales de la Zona Estratégica que detonarán la economía de la región.

“En el sector industrial es diferente, porque ellos tienen el salario escalonado, ellos pudieran tener un mayor impacto”, dijo, al tiempo que se pronunció a favor de que se le apueste a que las empresas estén en México por la infraestructura con la que contamos, y no por mano de obra barata.

Queremos es que se invierta en nuestra región como resultado de que haya mano de obra capacitada, tecnología e innovación. En ese sentido, abundó que López Obrador les pidió no sólo incrementar el salario mínimo para los que menos ganan, sino capacitar y hacer más productivo a todo el personal.

 

AYUNTAMIENTO DE TIJUANA PREVÉ 7.5 MILLONES DE PESOS ADICIONALES

María de los Ángeles Olague Contreras, oficial mayor del XXII Ayuntamiento de Tijuana, informó que de los 9 mil 547 empleados que laboran a la fecha en el gobierno municipal, 338 ganan entre uno y dos salarios mínimos.

A los cuales se les incrementará el salario, siempre y cuando, se publique en el Diario Oficial de la Federación dicha disposición. Para cubrir con ello, la administración encabezada por Juan Manuel Gastélum tendría que gastar 7.5 millones de pesos más, pues implica el pago de prestaciones conforme a la ley.

Foto: Julieta Aragón.- María de los Ángeles Olague, oficial mayor del XXII Ayuntamiento de Tijuana

No obstante, este monto no se incluyó en el Presupuesto que aprobará Cabildo, aunque sí se está contemplando.  “Estamos conscientes de la situación, pero no va como tal en el Presupuesto. Hay plazos que permite la ley para hacer este tipo de ajustes”.

La funcionaria explicó que a los 7.5 millones de pesos se sumarían los aumentos salariales que se otorgan cada año a maestros, policías, y personal sindicalizado, los cuales no podría representar más del 3% respecto al total de la nómina en 2018, de 115 millones de pesos aproximadamente.

Lo anterior, tomando en cuenta lo que establece Ley de Disciplina Financiera, en caso de que excediera se tendría que hacer ajustes, que no necesariamente implicarían despidos. “Acuérdate que hay, en el tema de seguridad pública, hay rotación de personal y tienes que ir jugando con tus plazas y con tus números”.

En ese sentido, dijo que el 10% de personal de confianza ya no se contrató al inicio de esta administración. Además de que se busca ahorrar en todas las áreas.

A nivel estatal, de acuerdo con datos proporcionados por el área de Comunicación Social de la Oficialía Mayor no hay empleados, cuya percepción sea inferior a los 176.72 pesos al día, por lo que no se contempla en el Presupuesto que validará en próximos meses el Congreso local.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio