Asesinan y violan a periodista en Bulgaria; desaparece reportero del WP en Turquía


 
Destacados Lunes, 8 Octubre, 2018 01:19 PM

El cuerpo de la periodista Viktoria Marinova, de 30 años de edad, fue hallado en una zona de difícil acceso cerca de un río en la ciudad de Ruse, situada a orillas del Danubio, en el norte de Bulgaria. Medios locales informaron que la víctima fue violada y luego golpeada con tal violencia que su rostro quedó irreconocible, por lo que no fue identificada hasta la noche del pasado sábado.

El fiscal regional de Ruse, Georgui Georguiev, señaló que trabajan con varias hipótesis, entre ellas la de que el motivo del asesinato esté relacionado con el trabajo de la periodista, quien fungía como directora administrativa y presentadora en el canal de televisión privado regional TVN. El funcionario dijo a la prensa estatal que el teléfono móvil de Marinova, las llaves de su auto, las gafas y parte de su ropa faltaban cuando encontraron su cuerpo.

Investigaciones preliminares mostraron que la causa de la muerte fue golpes en la cabeza y asfixia. “Se trata de una violación y asesinato”, dijo el ministro del Interior búlgaro, Mladen Marinov, a los reporteros. El funcionario afirmó que no había evidencia que sugiriera que el asesinato estaba relacionado con el trabajo de Marinova y que no había información de que hubiera sido amenazada.

El primer ministro búlgaro, Boyko Borissov, dijo a los periodistas, por su parte: “Estoy convencido de que es cuestión de tiempo antes de que se revele el asesinato. Los mejores criminólogos fueron enviados a Ruse, no los presionemos. Se ha obtenido una gran cantidad de ADN”.

En su último programa llamado ‘Detector’ -que se emitió por última vez el 30 de septiembre- entrevistó al periodista local Dimitar Stoyanov, de la web Bivol, que es socio de WikiLeaks, así como al periodista rumano Attila Biro, miembro del proyecto de periodismo de investigación RISE Romania, sobre la presunta corrupción relacionada con fondos de la Unión Europea.

Stoyanov y Biro fueron arrestados en septiembre pasado por la Policía búlgara mientras investigaban cerca de Sofía la destrucción de documentos que supuestamente revelaban prácticas de corrupción por parte de una empresa privada de construcción de carreteras, sospechosa de realizar estafas con fondos europeos.

“Con un dolor enorme y una pena insuperable, el equipo de televisión de TVN está experimentando la pérdida de nuestra querida colega Victoria Marinova”, señaló la cadena TVN a través de un comunicado. “Por lo tanto, pedimos simpatía por el dolor de familiares y colegas. ¡Una reverencia en su memoria!”, abundó.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) pidió a las autoridades búlgaras que realicen una “investigación rigurosa y exhaustiva” sobre el asesinato. “El CPJ está conmocionado por el brutal asesinato de la periodista Viktoria Marinova”, dijo el representante de la organización no gubernamental en la Unión Europea, Tom Gibson.

Por su parte, Harlem Desir, representante de libertad de prensa de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) condenó el asesinato en su cuenta de la red social Twitter y dijo que seguiría de cerca la investigación.

“Conmocionado por el horrible asesinato de Victoria Marinova. De nuevo una valiente periodista cae en la lucha por la verdad y contra la corrupción”, escribió ayer en su perfil de la red social Twitter, el vicepresidente primero de la Comisión Europea (CE), Frans Timmermans, quien instó a las autoridades búlgaras a llevar a los responsables ante la Justicia “inmediatamente”.

También mostraron su indignación por el asesinato de Marinova el jefe del grupo de los socialdemócratas en el Parlamento Europeo, Udo Bullman; el líder de la bancada popular en la Eurocámara, Manfred Weber; y los grupos parlamentarios de los Verdes y los liberales de ALDE, así como las Federaciones Internacional y Europea de Periodistas (IFJ-EFJ).

Tres periodistas han sido asesinados en la Unión Europea durante un año. En octubre pasado, Daphne Caruana Galizia, la periodista de investigación más conocida de Malta, fue asesinada cuando una bomba hizo estallar su automóvil particular, mientras que el periodista eslovaco Jan Kuciak fue asesinado a balazos en febrero.

DESAPARECE PERIODISTA EN CONSULADO DE ARABIA SAUDITA EN ESTAMBUL

Por otra parte, el periodista saudí Jamal Khashoggi desapareció dentro del consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía. Sin embargo, según dos fuentes que cita el diario estadounidense The Washington Post, periódico para el que Khashoggi trabaja, este murió a principios de esta semana a manos de un equipo saudí enviado “específicamente para su asesinato”.

Dichas fuentes, que permanecieron en el anonimato, detallaron que el equipo de 15 miembros planificó el asesinato “de antemano”. Khashoggi, ex gerente general del grupo mediático Al Arab Media Group y columnista del rotativo estadounidense, desapareció el pasado martes tras entrar en el consulado saudí en Estambul, ciudad donde se encuentra exiliado desde 2017, según denunciaron sus colegas y amigos.

El consulado saudí emitió un comunicado asegurando que el periodista abandonó sus instalaciones el martes, aunque el Gobierno turco, convocó al embajador saudí en Ankara para pedirle explicaciones sobre el paradero de Khashoggi, ya que afirmó que el intelectual estaba dentro del recinto consular.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, exhortó este lunes a Riad a demostrar con pruebas que Khashoggi abandonó el consulado con vida, además de que su Gobierno solicitó permiso a Arabia Saudita para registrar el consulado del país árabe en Estambul, último lugar donde se vio al periodista.

La petición para entrar en el consulado fuer realizada durante una reunión en Ankara entre el viceministro turco de Asuntos Exteriores, Sedat Önal, y el embajador saudí, Walid bin Abdulkarim Al Jereiji, convocado por segunda vez en una semana para cuestionarlo por la situación del periodista.

La desaparición de Khashoggi -veterano periodista crítico con el príncipe heredero saudí Mohamed Bin Salmán-, generó un gran revuelo en toda la región de Oriente Medio y el diario The Washington Post decidió dejar en blanco la columna del periodista en su edición del viernes pasado, bajo el título: “Una voz desaparecida”.

Sin embargo, las autoridades diplomáticas saudíes afirman que el periodista, exiliado desde el año 2017, salió del consulado de su país en Estambul, pocas horas después de entrar en el edifico a por un certificado de su estado civil. Las fuentes citadas por el WP también creen que podrían haber sacado el cuerpo de la legación consular aprovechando la inmunidad diplomática, que impide el registro de los vehículos consulares.

Por su parte, el diario turco Sabah, citando fuentes de seguridad, explicó que la investigación se centra ahora en una columna de seis vehículos que partieron del consulado saudí dos horas después de que Khashoggi entrase en el edifico. En especial se examina el recorrido de dos furgonetas negras, una de ellas con los cristales tintados y ambas con matrícula diplomática.

EXPULSAN A PERIODISTA DEL FINANCIAL TIMES DE HONG KONG

En otro caso, las autoridades de Hong Kong dieron una semana a un periodista británico Victor Mallet, redactor jefe para Asia del diario Financial Times (FT), para abandonar el territorio, tras haber rehusado renovar su visado de trabajo, según indicó el diario.

Mallet es también vicepresidente del Club de Corresponsales Extranjeros (FCC), una institución en la excolonia británica, invitó en agosto a Andy Chan, dirigente del Partido Nacional, pequeña formación que milita por la independencia de Hong Kong.

A pesar de que las autoridades de Hong Kong intentaron en vano que no se celebrara la conferencia, esta fue finalmente presentada por Mallet, a quien no le renovaron su visado la semana pasada, y sólo le dieron uno de visitante por siete días. Esto a pesar de que los ciudadanos británicos entran sin visado en esta antigua colonia de la Corona, y se les permite generalmente permanecer en ella hasta 180 días.

APLAZAN JUICIO POR ALTA TRAICIÓN CONTRA PERIODISTA EN PAKISTÁN

Un tribunal de Pakistán ha aplazado este lunes hasta el 22 de octubre la vista contra los ex primeros ministros Nawaz Sharif y Shahid Jaqan Abbasi y el periodista Cyril Almeida, acusados de traición, en un procedimiento destinado a decidir si el caso debe ir a juicio.

El caso está vinculado con una entrevista que dio Sharif al diario local Dawn, en la que sugirió que Pakistán jugó algún papel en el atentado de 2008 en Bombay, en el que murieron más de 165 personas.

-Con información de agencias.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio