Videos, dos testigos y un acta de nacimiento, incriminan a “El Parra”


 
Destacados Sábado, 22 Septiembre, 2018 11:14 PM

Ocho pruebas dar cuerpo a la carpeta de investigación de la Fiscalía contra Óscar alias “El Parra”, presunto líder del tráfico de totoaba en San Felipe, quien se encuentra acusado de asesinar a un elemento del Ejército Mexicano, cuando este se encontraba de civil en el malecón del puerto de San Felipe.

Lo anterior fue dado a conocer durante la audiencia de formulación de imputación, realizada en la sala 10 del Centro de Justicia ubicado en Calle Sur, donde “El Parra” vio por primera vez la cara del juez Héctor Cortez Peña, el cual será encargado de determinar su situación legal.

Aunque la audiencia fue pactada para las 15:00 horas, tuvo que posponerse debido a que la defensa- conformada por el ex diputado priísta Enrique Acosta Fregoso, José Antonio Ledezma Orendaín y Felipe Alfredo Vázquez Vara- solicitó 45 minutos para poder estudiar el expediente que apenas recibieron en ese momento.

Poco después de las 16:00 horas dio inicio a los alegatos expuestos por el agente del Ministerio Público Rafael Orozco Vargas, el cual comentó que se contaba con ocho pruebas que acreditaban la responsabilidad de “El Parra”, en el asesinato de Emanuel Esaú Saldaña Ramos, elemento del Ejército Mexicano ocurrido la madrugada del 31 de diciembre del 2017.

Comentó que dos militares de nombres Eduardo Ortega Sandoval y Charles Williams García Toledo observaron claramente cuando el hoy imputado disparó contra su compañero cuando este pedía ayuda a personas que transitaban por la zona, pues requería cables de corriente.

Según lo expresado por Eduardo Ortega Sandoval, la pelea se originó porque “El Parra” les dijo que no tenían cables, a lo que el hoy occiso respondió diciendo “Vete a la verga”.

Esto sería lo que motivó la ira del acusado que le exigió repitiera sus palabras, lo cual Emanuel Esaú habría hecho de manera inmediata.

La versión de la Fiscalía establece que tras escucharlo abrió la puerta de su pick up GMC, color blanco, modelo 2016, con placas de circulación AP13533, descansó su rifle de asalto en el capacete de la unidad y disparó en tres ocasiones; dos de los proyectiles atinaron en pecho y cuello, provocando heridas de entrada y salida que ocasionarían su muerte minutos después.

Otra de las pruebas relevantes fue la videograbación obtenida de la cámara establecida en la parte trasera del bar Rockodile, sobre la calle Mar de Cortez. En este se observa el momento del asesinato, mismo que es coincidente con la declaración de los testigos.

De igual manera, se presentó como evidencia los resultados de un cateo de la Procuraduría de Justicia efectuado en la vivienda marcada con el número 1237 de la avenida 16 de septiembre y calle Libertadores, en el ejido Plan Nacional Agrario, donde se localizó el automóvil GMC, color blanco, modelo 2016, en el que presuntamente escapó momentos después de ultimarlo.

Dentro del automóvil –según la Fiscalía- pudo ubicarse un acta de nacimiento de un menor de edad llamado Óscar Paúl, quien fue identificado como hijo de “El Parra”.

Por su parte, la defensa solicitó un auxilio judicial para poder entrevistarse con los testigos días antes del juicio, sugiriendo en primera instancia el despacho de Acosta Fregoso, pero esto fue rechazado por el Juez, quien buscó instalaciones del Poder Judicial en el puerto de San Felipe para poder llevarlo a cabo.

Será el próximo jueves 27 de septiembre a las 9:30 horas cuando se lleve a cabo la audiencia de Vinculación a Proceso, donde se determinará si hay elementos para considerarlo probable responsable del asesinato del militar.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio