Se reagrupa Sinaloa

Fotos: Comando armado ingresó al Hospital General de San José del Cabo en un intento por rescatar a sicario lesionado en enfrentamiento con Ministeriales, el rescate fue frustado por 10 elementos municipales que resguardaban el sitio.
 
Edición Impresa Martes, 25 Septiembre, 2018 01:00 PM

Cártel de Sinaloa tiene nuevas cabezas al frente de las operaciones en Baja California Sur. Las áreas de inteligencia de la Marina, SEDENA y Policía Federal sitúan a jóvenes realizando ejecuciones de la delincuencia organizada. Nuevos líderes de célula están en la mira, pero no han sido identificados

“Apenas sesionó el Grupo de Coordinación de Seguridad Pública y ya tuvieron respuesta, aunque autoridades no lo han tomado como una contestación ante el operativo de vigilancia, presumiblemente fue un atentado, perpetrado por miembros del cártel sinaloense. Son apenas unos jóvenes y se les ve la peligrosidad de los sujetos que ha reclutado el Cártel de Sinaloa en Los Cabos”, refirió a este Semanario un miembro de inteligencia militar.

De acuerdo al reporte oficial, elementos de la Policía Ministerial realizaban operativos en la colonia Pablo L. Martínez, de San José del Cabo cuando marcaron el paso a un automóvil el jueves 13 de septiembre.

Daniel de la Rosa Anaya, procurador general de Justicia del Estado, confirmó el hecho: “Tuvieron a la vista un automóvil cuyas características coincidían con las de una unidad que podría estar relacionada con los hechos delictivos de referencia, y a bordo de la misma, dos personas del sexo masculino que al acercarse las unidades de investigación, accionaron armas de fuego en contra de los elementos de investigación, por lo que se activaron los protocolos de actuación y se les marcó el alto, haciendo caso omiso; continuaron accionando armas de fuego contra los agentes ministeriales, por lo que se inició una persecución y enfrentamiento entre los sospechosos y los elementos policiales, misma que concluyó en el Bulevar Los Agaves y calle sin nombre de la colonia Monte Real, donde se logró la captura de las dos personas que iban a bordo del vehículo en referencia”, explicó el titular.

Testigos informaron a ZETA que en la unidad se transportaban tres individuos del sexo masculino, los cuales a simple vista portaban armas de fuego y, al llegar a las calles mencionadas, abandonaron la unidad de color blanco con impactos de bala, “huyendo de manera pedestre”.

Cerca del sitio fue asegurado un joven sicario identificado como Kevin Lachica Morales, de 17 años de edad y originario de Culiacán, Sinaloa, quien resultado del enfrentamiento con ministeriales, tenía heridas de bala en ambas piernas.

“Miembros del cártel de Los Tegoripeños están en la pelea, eso demuestra que están bien armados. Creo que es muy probable que haya más grupos, pronto vamos a saber de ellos, están bien armados y equipados para hacernos frente, sobre todo para dar guerra contra sus rivales”, advirtió el miembro del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) confirmó el aseguramiento de equipo táctico y armas de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas:

* Un vehículo Toyota Camry 2016, color blanco, con impactos de arma fuego de salida, presuntamente de donde los sicarios agredieron a elementos de seguridad

* Un arma larga calibre 7.62×39 de las conocidas como AK-47 o “cuerno de chivo”, con un cargador abastecido

* Un arma larga calibre .223 Colt, modelo M4, con cargador abastecido

* Dos armas cortas calibre 9 milímetros

* Cuatro cargadores calibre .223 abastecidos

* Un chaleco táctico.

“Primeramente inician los disparos estas personas, ya está corroborado y se están realizando las pruebas periciales a las armas, incluso en el vehículo hay varios disparos de arma de fuego de adentro hacia afuera, donde fue la agresión a los elementos de investigación”, dijo Daniel de la Rosa Anaya.

La PGJE refirió que uno de los detenidos resultó lesionado, por lo cual fue trasladado para su atención al Hospital General de San José del Cabo, pero tuvo que ser trasladado de emergencia al Hospital Juan María de Salvatierra, debido a que sicarios intentaron rescatarlo.

 

EL PODERÍO DE SINALOA

Algo de lo que no había registro en BCS y que asombró a ciudadanos al verlo en las noticias, fue un comando armado de hombres con uniformes tácticos falsos que ingresó al Hospital General de San José del Cabo con la intención de rescatar al delincuente herido que fue llevado a la institución médica.

Pero “El Kevin” estaba fuertemente custodiado.

“A las cinco de la mañana, personas con armas largas se presentaron en el área de urgencias del Hospital General ‘Raúl A. Carrillo’ de San José del Cabo para intentar rescatar a la persona capturada en el enfrentamiento y que resultó herida en los hechos, por lo que se encontraba en dicho nosocomio. La Dirección de Seguridad Pública y Policía de Los Cabos, mantenía bajo custodia preventiva a la persona con diez elementos de esa corporación, quienes al detectar a dichas personas, mismas que portaban armas largas y uniformes tácticos apócrifos, activaron el código rojo para alertar al resto de las unidades de seguridad, lo que originó que dichas personas huyeran del lugar”, informó Germán Wong López, secretario de Seguridad Pública del Estado.

Un fuerte enfrentamiento se dio entre Ministeriales y sicarios del Cártel de Sinaloa en San José del Cabo

A las afueras se montó un operativo especial en la búsqueda de los sicarios que intentaron llevar a cabo el rescate. Eran cuatro hombres armados con rifles de alto poder, al parecer “cuernos de chivo”.

“Personal de la Armada de México, Policía Federal, Estatal y Ministerial han implementado un operativo para la localización y detención de estas cuatro personas, las cuales de acuerdo a testigos, huyeron a bordo de un vehículo Jetta color blanco”, agregó Wong López.

Una de las cámaras de vigilancia del hospital marcaba las 5:20 am. La grabación, de escasos 33 segundos, sólo muestra el ingreso de tres sicarios vestidos de negro, con equipo táctico parecido al de oficiales, cara cubierta y armas largas, buscan en los cubículos y algo los ahuyenta. El video corta cuando salen dos de los sicarios, un tercero no se alcanzó a ver cuando salió del nosocomio.

“No estamos seguros si iban a rescatarlo o más bien ejecutarlo para evitar que hable, sólo sabemos que conocían a detalle lo que iban a hacer, pero hubo una alerta que los sacó corriendo, quizá portaban radios y escucharon el reporte”, expresó por su parte el miembro del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública.

Aunque no ha sido confirmado por autoridades de seguridad, miembros de inteligencia militar sitúan a sicarios como miembros de una célula delictiva al servicio del Cártel de Sinaloa, “son los jóvenes reclutas de ese cártel y están a prueba, han dado muestras del nivel de peligrosidad”.

Las autoridades aseguran que un enfrentamiento de éstos podría darse en sitios que pondrían en riesgo a ciudadanos inocentes, por ello se han desplegado fuerzas de los tres niveles en La Paz y Los Cabos.

“Dentro de las investigaciones tenemos que se trata de gente peligrosa, que utilizan armas tanto largas como cortas para atentar contra la autoridad y poner en riesgo a la colectividad que por ahí transita, por supuesto son peligrosos, y máxime el hecho posterior, donde tratan de rescatar, ustedes entenderán que se trata de personas de alta peligrosidad”, apuntó De la Rosa Anaya.

 

EL NARCOMENSAJE DEL 15 DE SEPTIEMBRE

El 15 de septiembre, un narcomensaje colocado en las calles 5 de Mayo e Isabel la Católica, en la Secundaria Técnica Número 1, en La Paz, expresaba lo siguiente:

“(Ilegible)… de ‘El Kevin’ en monte real… dieron Con el verdadero asesino de Silvestre de la Toba ‘El de Derechos Humanos´, del lic. Carlos Palos y del PERIODISTA Javier Lucero. no siga encarcelando… inocentes!! todo por órdenes de Luis y el peque alias ‘Los DE LAS CARNITAS DON ABRAHAM…”

La manera de vestir, las armas y la forma en que operan los jóvenes que ingresaron al Hospital General de San José del Cabo, han sido vistos en diferentes puntos de La Paz y Los Cabos, “operando en balaceras de La Paz y Los Cabos contra miembros y líderes del Cártel Jalisco, de ‘La Plaza’, el modus operandi es muy obvio y lo tenemos bien visto, además que son lo que se reorganizaron para extender terreno, si son los detenidos o no los homicidas, como dice el mensaje, eso lo va a definir la investigación y las pruebas de balística y periciales”, apuntó la fuente militar.

Hasta el momento, autoridades han confirmado la presencia de tres grupos criminales, el terreno en disputa es principalmente La Paz y Los Cabos, se ha identificado a Los Tegoripeños o Los Javieres, pero también a “Los Nueva Generación del Mayo” y la célula delictiva identificada como “La Plaza”.

“Miembros del Grupo de Coordinación consideramos de mayor peligrosidad a los jóvenes que han enlistado en líneas criminales, capaces de cualquier cosa por crecer en el rango criminal y ganar respeto, detuvimos a dos, pero por lo menos tenemos conocimiento de cuatro4 más que están libres, y de esos hay más todavía; hay mucho trabajo por hacer antes de decir que está contenido el problema”, refirió el miembro de las Fuerzas Armadas.

En algunos casos, los miembros de Sinaloa -por lo menos una célula identificada con ellos por la forma de operar, pero que aún no define inteligencia militar-, se ha visto activa, se agrupan hasta ocho criminales, tres vehículos y cierran el camino, mientras tres o cuatro sicarios ejecutan el “encargo”; el resto resguarda la operación de alto impacto.

“No dudamos que además de los cuatro que se vieron ingresar, haya habido más sicarios en los alrededores, afortunadamente no se desató otro enfrentamiento en el hospital, si no, no sabemos qué hubiese ocurrido. La probabilidad, y lo hemos visto en otros estados y en Sinaloa mismo, sicarios han ingresado a rescatar a su gente o rematar a sicarios heridos, cualquiera de las dos pudo ocurrir”, agregó el militar.

Tras diversos operativos, fuentes extraoficiales han expresado que ha habido diversos cateos a presuntas casas de seguridad, donde supuestamente pudieran estar refugiados sicarios, la unidad en que viajaban ha sido denunciada en los sitios, por ello siguen en la búsqueda y algunas señas que se han podido identificar.

Según un agente de investigación de la Policía Ministerial, “tres individuos se siguen en las indagatorias, de dos de ellos se han podido identificar los apodos, ‘El Tamayo’ y ‘El R’, estamos tras la pista pero continuamos con toda la operación de retratos hablados, complexión y algunas huellas que han sido localizadas, falta descartar información”, detalló el agente de la institución estatal.

 

CERRADO FILAS CONTRA NARCOS

De un momento a otro, células delictivas han sido vistas operando en colonias de San José del Cabo y Cabo San Lucas en Los Cabos, así como en La Paz. Elementos de inteligencia militar han determinado que se trata de miembros del Cártel de Sinaloa, célula que, estaba previsto, recobraría fuerza en BCS en un claro madruguete.

Mientras la “tranquilidad” había retornado al sur de la entidad, la presencia de grupos criminales “era obvia para inteligencia (militar), para los ciudadanos fue visible cuando ocurrieron los homicidios y ‘levantones’, que fueron muchos en la primera semana de septiembre”, refirió la fuente militar.

Narcomensaje abandonado en la Secundaria Técnica 1 de La Paz, haciendo referencia a uno de los sicarios detenidos en balacera del jueves 13 de septiembre

En respuesta al narco, el Grupo de Coordinación de Seguridad Pública del Estado sesionó de nueva cuenta, en una reunión previa, se dio el aviso que los cuerpos operativos de seguridad debería regresar a las calles.

Aunque aclararon que no se había relajado la seguridad, pero sí disminuyó la presencia en las calles, “en ningún momento se debe relajar la operatividad, continuamos alertas siempre, los puntos de revisión secundaria siguen activos y siguen teniendo detenidos. Armas que han venido en autobuses de transporte de allá para acá, o en automóviles que son de alguna empresa de transporte público”, reaccionó Álvaro de la Peña Angulo, vocero del Grupo de Coordinación.

Otro de los desaciertos, fue que la PGJE generaría la estrategia tecnológica y de investigación para lograr la captura de criminales que hayan cometido delitos de alto impacto como homicidio, pero se les olvidó la materia de prevención.

Han rectificado y encontrado un área de oportunidad no sólo en la investigación de delitos, sino en la inclusión de áreas específicas de cada uno de los posibles delitos que se pudieran cometer, con expertos para detección de armas, droga y así cerrar filas.

“Hay adecuaciones que estamos haciendo como Grupo de Coordinación, sobre todo que no había personal capacitado o especializado en el delito de portación de arma de fuego, que es ámbito federal, o del fuero común, el transporte de droga o robos de vehículos; pareciera que las autoridades se especializan en levantar cadáveres, pero faltaba esa adecuación a la prevención y ya se pensó en ello, más ahora que hay fuerte flujo de armas, ‘cuernos de chivo’ y otras de uso exclusivo”, expuso uno de los elementos del Grupo de Coordinación.

El reacomodo del Cártel de Sinaloa y la migración de lleno de Jalisco Nueva Generación al Estado, son motivo suficiente para buscar mantener las filas fuertes y evitar cambios que pudieran repercutir en la estrategia.

A diferencia de todo el país, en BCS, en los municipios de mayor impacto, fue necesaria la entrada de mandos de la Marina para evitar pactos con delincuentes y delimitar la filtración de información, por ello los mandos van a permanecer aunque haya cambio de alcaldes y alcaldesas en algunos municipios.

“El Grupo de Coordinación hizo el exhorto para que continuaran los mismos mandos de las policías municipales, en La Paz, Los Cabos y Mulegé, ellos y la alcaldesa han constatado el trabajo y los resultados, pero no podemos dejar de observar quién es la persona que está a cargo, la conducta, los antecedentes, cómo se maneja, etcétera. Es importantísimo garantizar que el mando es una persona confiable”, consideró De la Peña.

Mucho se ha dicho que “milagrosamente” BCS salió de la cifra roja en que se encontraba, que llegó a estar en el primer lugar en la comisión de homicidios dolosos vinculados a la delincuencia organizada.

Ante ello, Daniel de la Rosa Anaya respondió:

“No hay ninguna negociación con delincuentes, ni con criminales, prueba de ello es que se han dado ajustes entre ellos, lo importante es estarlos esclareciendo y llegar a la vinculación de las personas respectivas”.

El procurador estatal agregó que no puede existir negociación alguna con grupos criminales, pues ha quedado claro que en el enfrentamiento ocurrido del 13 de septiembre, los sicarios abrieron fuego a agentes ministeriales.

“En 2016 se obtuvieron 76 prisiones preventivas, si en todo el año pasado se obtuvieron 105 prisiones preventivas, hoy llevamos 125 prisiones preventivas hasta agosto, y aquí estamos hablando de homicidas, de personas que se dedican a robo en sus diferentes modalidades, a la venta de droga en las colonias. Este año hemos obtenido 168 órdenes de aprehensión en diferentes delitos, cuando el año pasado nos habían obsequiado 153, o el año antepasado nos habían obsequiado alrededor de 88”, contabilizó el funcionario.

Por su parte, Álvaro de la Peña celebró que a la fecha, BCS se mantiene fuera de las restricciones de viaje del Departamento de Estado de Estados Unidos para sus connacionales, “no tenemos restricción de viaje, el Nivel 2, donde estamos considerados junto con Mérida, Yucatán; Londres, Inglaterra; París, Francia; es para que tengan los parámetros que alcanza, ya no es restricción”.

El Cártel de Sinaloa ha dejado fuera a las cabezas visibles de las operaciones en Baja California Sur, las áreas de inteligencia de la Marina, Secretaría de la Defensa Nacional y Policía Federal, sitúan principalmente a jóvenes realizando ejecuciones de la delincuencia organizada. Los nuevos líderes de célula están en la mira, pero no han sido plenamente identificados.

No quieren soltar los nombres para que no se les ‘pelen’, pero ellos saben que igual sirve para que se descontrolen y es cuando hay errores y se pueden desarticular grupos locales”, finalizó el miembro del Grupo de Coordinación.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio