Las empresas del BRT, favoritismo y opacidad

Fotos: Eduardo Villa
 
Edición Impresa Lunes, 3 Septiembre, 2018 01:00 PM

Consultores panistas, exfuncionarios, licitaciones retrasadas y empresas con domicilios que resultaron ser inmuebles abandonados, son características de algunas empresas encargadas del diseño y construcción de la última etapa del Sistema Rápido de Transporte (BRT, por sus siglas en inglés), que según el mismo alcalde Gustavo Sánchez VáZquez, tuvo un costo total de alrededor de 300 millones de pesos, desde que se inició el proyecto en la administración de Francisco Pérez Tejada

Militantes del PAN, exfuncionarios allegados a la administración, domicilios que no coinciden con lo referido a la autoridad, fueron hechos detectados en algunas empresas encargadas de la construcción de la última etapa del Sistema Rápido de Transporte (BRT, por sus siglas en inglés), que pretende ser concluida para el mes de diciembre.

La que a manera de burla fue bautizada como la ciclovía más cara del mundo, ya que por cinco años solo fue utilizada por personas que viajaban en bicicleta, tendrá una inversión extra de 100 millones de pesos, facilitada en su mayoría por Banobras, de la cual ya se habrían gastado 38 millones 351 mil 486.73, en los trabajos de seis empresas, dejando pendiente la firma de tres contratos, según la página de Internet del Ayuntamiento.

Aunque reconoció las afirmaciones, el director de Obras Públicas, Francisco Reynoso Ambriz, aseveró que la selección de las empresas se llevó a cabo a través de licitaciones públicas y que las empresas no resultaron ganadoras por un tema político, sino por la capacidad de las mismas, en un escenario donde todos los interesados pudieron competir.

El pasado lunes 28 de agosto, el alcalde de Mexicali, Gustavo Sánchez Vázquez, encabezó un evento de grandes proporciones en las inmediaciones del Corredor Palaco, para celebrar el inicio de los trabajos de construcción de dicha obra, concluida desde hace prácticamente cinco años, cuyo diseño corrió por cuenta de la administración de Rodolfo Valdez, construida por Francisco Pérez Tejada y que terminó abandonada por Jaime Rafael Díaz Ochoa.

En su discurso, Sánchez Vázquez aseveró que hasta ese momento, el BRT era considerado un monumento a la indolencia de las autoridades; sin embargo, se comprometió a que para el mes de diciembre será una realidad para los mexicalenses.

Rafael Naranjo, líder del sector transportista, aseveró que el Ayuntamiento de Mexicali no les ha informado cuál empresa se beneficiará con la que será llamada Línea 1 Express, pero según los cálculos expuestos por el presidente municipal, pretenden que sea utilizado por un total de 22 a 25 mil ciudadanos diariamente, lo que representaría ganancias millonarias anuales.

 

Las empresas

Son ocho compañías las que se encargan de llevar a cabo los trabajos de semaforización, señalización, un estudio de ingeniería de tránsito y una evaluación externa, por los que se pagará más de 38 millones de pesos, según las cuentas de los contratos.

Divididos en seis convenios, pues hay otros tantos que no han sido firmados, según el apartado de licitación de obras 2018, disponible en la página de Internet del Ayuntamiento de Mexicali, iniciaron los trabajos tan anunciados por la actual administración, los cuales representan en su conjunto, uno de los compromisos de campaña más importantes de la gestión del actual alcalde.

Este es el inmueble donde supuestamente esta una de las empresas encargadas del brt

El primero de ellos es una persona física de nombre Jesús Enrique Rodríguez Vidauri, quien según el convenio, es el encargado de instalar aproximadamente la mitad de los semáforos del BRT, cuyo contrato asciende a 16 millones 015 mil 584.86 pesos, el más grande de los disponibles en la página de Internet.

ZETA buscó el domicilio fiscal proporcionado por el proveedor, pero solo encontró un viejo local cerrado de comida japonesa y a un costado, un “picadero” donde aparentemente había un negocio hace algunos años.

En el domicilio marcado con el número 1025 de la calzada Cuauhtémoc, en la colonia Prohogar, había una lona pegada adjudicada a la empresa MTZ Inmobiliaria, donde al llamar por teléfono, un joven de nombre José Luis contestó y dijo que el inmueble ya no era propiedad de esta persona, pero se reservó el nombre del nuevo propietario, argumentando que divulgarlo violaría la privacidad del cliente.

Tras revisar el Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPC), se constató que los dueños son Delia Vidauri Padilla y de Martha Ornelas Estrada, la primera de ellas es madre de Jesús Enrique -quien cabe mencionar, no aparece en el Registro Nacional de Profesionistas-. Según los mismos comerciantes y residentes de la zona, la mujer era propietaria junto con su esposo, Jesús Rodríguez Avendaño, dueño de un negocio llamado “Eléctrica Roma”, el cual cerró por padecer severos problemas financieros, lo cual puede constatarse en el Registro Público de Comercio.

Los mismos comerciantes resaltaron que de manera recurrente, representantes de empresas acuden a preguntar por ellos para cobrar adeudos. Coincidentemente, el tiempo que lleva cerrado el negocio es el que adeuda de predial, de acuerdo a la clave catastral PH13102, disponible en el apartado “Paga tu Predial”, de la página del Ayuntamiento de Mexicali.

Revisando su historial de obras, solo pudieron encontrarse dos que fueron entregadas a través de una adjudicación directa durante esta administración municipal. Se trata de un proyecto de alumbrado público en diversas colonias de Mexicali, por lo cual cobró cientos de miles de pesos.

Se tuvo un breve contacto con el propietario por medio de una escueta llamada telefónica, previo a una reunión, donde comentó que ese domicilio le pertenecía -aunque la inmobiliaria lo negó-, pero que había rentado la parte de enfrente y que utilizaba el patio trasero como almacén, ya que no atendía a personas. Sin embargo, al revisar la parte posterior -que ya sería otro domicilio-, solo pudo vislumbrarse un enorme muro con una pequeña puerta de metal que únicamente puede abrirse desde el interior, puesto que cuenta con una barra de metal corrediza que lo impide. Prometió una entrevista, pero al cierre de la edición no pudo ser pactada.

Otro de los encargados de la obra es el exdirector Técnico del Fideicomiso Autopista La Rumorosa (Fiarum), Ramón Abel Maciel Rojas, durante la administración del exgobernador Eugenio Elorduy Walther, propietario de Automotriz del Valle de Baja California, empresa de la que el actual presidente municipal, Gustavo Sánchez Vázquez, fue apoderado legal durante los años 90.

Maciel Rojas, militante del PAN desde el año 2004, según consta en el padrón nacional blanquiazul, fue contratado para la “Elaboración de estudio de ingeniería de tránsito para el sistema integrado de transporte BRT, línea 1”, por el que percibiría la cantidad de 909 mil 328.85 pesos.

Fue seleccionado a través de la modalidad de invitación a tres o más empresas, y no una licitación pública, donde compitieron el ingeniero Rafael Vásquez Espinoza, la empresa Proyectos de Ingeniería, Supervisión y Asesoría, S.C., y Mario Alberto Valdez Hernández, pero el Ayuntamiento se inclinó por Maciel Rojas, que resultó ser el de menor costo.

Cabe señalar que Rafael Vásquez Espinosa participó en otra licitación y resultó ganador. El ingeniero se encargaría de llevar a cabo una supervisión externa del proyecto BRT, por un monto de un millón 043 mil 693.88 pesos, para lo cual se asoció con el ingeniero Gabriel Vizcaíno, quien fue director de Estudio y Proyectos de la Secretaria de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (Sidue), durante el último tramo de la administración del exgobernador José Guadalupe Osuna Millán, según su página de Linkedin y su currículum disponible en la página GC Consultores, de la que es director.

Curiosamente, el secretario de Sidue en ese entonces era Carlos Flores Vázquez, hoy director de Servicios Públicos de la administración de Sánchez Vázquez, y que durante su gestión se construyó una parte del BRT, específicamente la que corresponde al Corredor Palaco.

En un reportaje de Isabel Mercado, de junio de 2017, llamado “Piso parejo para todos en asignación de obras”; el presidente de la Asociación Mexicana de Ingenieros Constructores de Baja California, Víctor Escobar Sánchez, denunció que Vizcaíno es uno de los favorecidos del Gobierno del Estado en el tema de obras, sobre todo porque las recibe a través de adjudicaciones directas y no de licitaciones.

El domicilio para recibir notificaciones que ofrecieron los ingenieros fue calle Moreras número 1093, del Fraccionamiento Chapultepec Los Pinos, el cual no pudo ser localizado por este reportero debido a que, según vecinos, los números de las propiedades no llevaban una secuencia definida y brincan casi de manera aleatoria.

El resto de las empresas involucradas son MAC Electricidad y Señalamientos Viales S. de R.L. de C.V., representada por Salvador Macías Medina y su hijo Salvador Medina Espinoza; y Equipos Eléctricos de Baja California S.A. de C.V., las cuales percibirán 11 millones 706 mil 513.39 pesos, por instalar los semáforos en la mitad de la obra. El resto lo hará Jesús Enrique Rodríguez Vidauri.

Otra empresa llamada Desarrollos Innova, propiedad de Jorge Esteban Sodi Luna, se asoció con otra persona física llamada Héctor Alfonso Torres García, quien es propietario de TOGA Señalamientos, que ha sido proveedora de gobiernos durante varios años, sobre todo del Fiarum, donde ha recibido algunas adjudicaciones directas.

El alcalde Gustavo Sanchez y el director de simutra, Luis Alfonso Vizcarra, al termino del primer viaje en el BRT

Ambas empresas obtuvieron los dos contratos para la señalización del BRT, cuatro millones 743 mil 834 y tres millones 936 mil 296 pesos, por este concepto que se desconoce la cantidad de trabajo que se realizará.

Las licitaciones pendientes disponibles en la página de internet del Ayuntamiento de Mexicali, son para instalar un software para el análisis del tránsito y la fibra óptica que se instalará alrededor de los 18 kilómetros de BRT.

 

Elegimos a los mejores, no por partidismo: Reynoso

La respuesta del Ayuntamiento de Mexicali, a través del director de Obras Públicas, Francisco Reynoso Ambriz, fue clara al afirmar que la elección de las empresas e ingenieros que culminarían el proyecto BRT, tuvo como prioridad encontrar a los mejores por encima de los intereses partidistas.

El funcionario fue entrevistado durante un evento realizado en la escuela secundaria número 87, ubicada en la colonia Fovissste, donde enfatizó que el procedimiento para elegir a las empresas fue público y a través de licitaciones, por lo que no hubo intereses particulares o afinidad hacia los dueños o las empresas mismas.

Sobre los cuestionamientos realizados por el caso de Jesús Enrique Rodríguez Vidauri, aseveró que dicho inmueble es de su propiedad, aunque no se encuentre en operaciones, por lo que no se trata de una ilegalidad. Además señaló que tiene experiencia realizando obras para el Ayuntamiento de Mexicali y la iniciativa privada.

Afirmó que la empresa de sus padres llamada Eléctrica Roma realizó muchas obras en su giro. Sin embargo, decidieron cambiar de persona física a moral, desconociendo los motivos que tuvieron.

Sobre los ingenieros Vizcaíno y Maciel Rojas, comentó que ambos participaron como cualquier persona en las licitaciones.

“Lo que te puedo decir es que buscamos gente con capacidad técnica, en materia de tránsito y transporte son pocos los que se dedican a eso, dentro de las obras hay amarillos, rojos y azules, no es condición para ser invitado o en las licitaciones, no nos inclinamos a ningún color”.

Reynoso Ambriz negó además que hubiera licitaciones pendientes, pues aseguró incluso que ya hay anticipo en muchas de ellas, por lo que dijo desconocer a qué se debe que el portal de Internet no esté actualizado. Tampoco dijo qué empresas se encargarían de las licitaciones pendientes.

 

El BRT

La obra cuyo costo total alcanzó los 300 millones de pesos fue proyectada desde 2010 y tiene cinco años desde que se concluyó, pero se ha mantenido inoperante gracias a la falta de voluntad de las administraciones pasadas, según afirmó el alcalde Gustavo Sánchez Vázquez. Consta de dos carriles de concreto que parten desde el centro de la ciudad hasta la entrada del Ejido Puebla, lo que representa 18 kilómetros de obra pública realizados con dinero de los tres niveles de gobierno. De hecho, la mitad de la obra corrió por cuenta del gobierno de Osuna Millán.

La última etapa constará de la instalación de 108 semáforos, aunque algunos de ellos solo recibirán un ligero mantenimiento, ya que coinciden con el modelo necesario para ponerse en operación. El 70 por ciento será instalación nueva.

El director de Obras Públicas afirmó que de manera paralela se licitarán los paraderos de camión que pretenden instalarse a lo largo del BRT, pero eso correspondería a la Oficialía Mayor, la cual buscará empresas relacionadas con el tema de publicidad para su operación.

Por su parte, el alcalde Gustavo Sánchez Vázquez anunció que antes de que termine la administración, podrían iniciarse los trabajos del BRT Línea 2 e incluso se presentará el proyecto para la Línea 3, lo cual fue ofrecido por Banobras, con lo que pretenden mejorar la conectividad y el aforo del transporte público que actualmente en Mexicali es del ocho por ciento de la población, uno de los más bajos a nivel nacional.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio