“Donde los Mundos Colapsan”: una oda a la vida

Fotos: Internet
 
Espectáculoz Lunes, 10 Septiembre, 2018 12:10 PM

Bajo la dirección y guion de Adrián Vázquez, la puesta en escena que cuenta la historia de vida de Valeria y Richard se presentará el martes 11 de septiembre en la Sala de Espectáculos del CECUT, con las actuaciones de Silvia Navarro y Osvaldo Benavides

“La obra es una historia de amor, una historia de vida, se trata sobre Valeria y Richard, que nos cuentan la historia de su vida, desde que nacen  hasta los treinta tantos años y nos cuentan sus dolores, sus amores, sus encuentros, los tropiezos, y todo lo que les va pasando, dejando en claro y evidente para el espectador que ellos están hechos para estar uno con el otro. Son dos almas destinadas a conocerse. En pocas palabras la obra es la historia del encuentro de estas dos almas que están destinadas a estar juntas”, expresó en entrevista vía telefónica para ZETA Osvaldo Benavides, quien interpreta a “Richard” en “Donde los Mundos Colapsan”, obra del autor Adrián Vázquez que se presentará el martes 11 de septiembre en la Sala de Espectáculos del Centro Cultural Tijuana (CECUT) en dos funciones, 7:00 y 9:30 pm.

Un trabajo conmovedor, con hechos históricos, catástrofes naturales y familiares que enmarcan el encuentro entre los personajes principales, que promete que el espectador pasará de la risa al llanto y que en su primer mes de funciones en Ciudad de México y algunas localidades de la República Mexicana, ha tenido éxito.

“Le ha ido muy bien, estamos muy contentos con el recibimiento de la gente, por el cariño, sobre todo por cómo se van después porque es una obra sumamente conmovedora, entonces pasan de la risa al llanto o a la reflexión, a la carcajada, al suspiro. Es una obra completa, llena, redondita, que hace que la gente se mueva y eso lo agradezco profundamente, que disfruten junto con nosotros el viaje”, dijo Silvia Navarro, quien se mete en la piel de “Valeria”.

“Valeria es una mujer que nació en la Costa del Golfo con su familia, integrada por su padre, su madre, su abuela, que es como su pilar en el Universo, en la vida en este momento. Es una chava que vamos a ver crecer desde los tres años, con ciertas circunstancias históricas, pero también creo que Valeria es muchas mujeres en todo el país. Es una obra de un mexicano, lo cual hace que la referencia aquí sea muy clara, llena de ilusiones, amores, carencias, pérdidas, crecimiento, aprendizaje; yo creo que Valeria, por lo que he podido notar de la gente que nos ve, es un poco el reflejo de todas las mujeres del país, en una medida proporcional, pero haciendo un homenaje a todas”.

Un personaje que Silvia disfruta mucho hacer, aunque tiene sus retos: “Me parece que es complicado porque, bueno, a mí Valeria me está enseñando cosas, todos los días la veo desde otro lugar, con otras perspectivas y otras maneras de entender el texto de Adrián, pero me da la oportunidad de regresar al teatro con una obra que cuenta muchas cosas y que me permite crecer, me permite explorar y compartir, y creo que eso es el objetivo de la obra y de ella: compartir esta historia que es de amor. Es una historia de fe, es una historia de sueños, de magia, una historia de realidad con crudeza tal vez, pero es una oda a la vida”.

Osvaldo Benavides complementó: “Ambos personajes están conectados con lo que sienten y con algo más grande, que pareciera que es la energía del Universo, la naturaleza; son personajes de luz, que tienen esperanzas, que sienten que hay algo más de lo que tienen y no me refiero a las cosas, sino a las relaciones, entonces, son personajes con un instinto, con una intuición desarrollada que no los hace ser superhéroes, (porque) todos tenemos intuición y todos somos personas que estamos conectados, unos más que otros, pero todos hemos sentido esa sensación de intuición, de cuando sabes algo sin que tengas la experiencia para saber. En ambos casos, son este tipo de personajes que están buscando algo, porque saben en su corazón que hay algo más”.

Adicional a las actuaciones de Silvia y Osvaldo, “Donde los Mundos Colapsan” cuenta con la participación de dos músicos que tocan en vivo y realizan los sonidos incidentales en el desarrollo de la obra, “además de una escenografía bien ‘padre’, porque la obra la podíamos hacer bien fácilmente con dos sillas, pero bueno, decidimos hacer un show, un espectáculo real, hecho y derecho. Hay algo en la obra que es muy real, que pega, que funciona. Algo que vale la pena recalcar es que está escrita por Adrián, que es un mexicano contemporáneo, de entrada no es una obra traducida al español que hable de otras cosas, aquí sí nos están hablando a nosotros como mexicanos en un México actual. La obra toca fibras muy sensibles para todos aquellos que vivimos en este país todos los días”, detalló el actor.

“Donde los Mundos Colapsan” también fue producida por Silvia y Osvaldo junto a Berenice González.

“Somos cómplices, el hecho de que sea nuestro proyecto nos vuelve más cómplices y no estamos contratados por productores para hacer un espectáculo y venderlo, sino que lo estamos haciendo con toda honestidad y con todo el corazón; es la obra que queríamos hacer y estamos seguros que vale la pena ver”, finalizó Benavides.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio