Vecinos sin banquetas


 
Ezenario BCS Martes, 28 Agosto, 2018 01:00 PM

De acuerdo al Reglamento de Tránsito del Municipio de La Paz, la prioridad en su uso del espacio público de los diferentes modos de desplazamiento será conforme a la siguiente jerarquía: I. Persona con Discapacidad, II. Peatones, III. Ciclistas, IV. Conductores y Usuarios del Transporte Público; V. Usuarios de Vehículos Automotores Privados y VI. Transporte de Carga.

Con base al Artículo 94 del mismo reglamento: “Es obligación de los peatones y personas con discapacidad, cumplir con las disposiciones de este reglamento…Al trasladarse por la vía pública”.

Dentro de la lista de derechos a los que debe acceder un peatón, se encuentra el derecho a cruzar la calle con calma y seguridad, además del derecho a banquetas amplias y libres de objetos que puedan obstruir el paso de la gente, sin embargo, no siempre se aplican. Habitantes del Callejón Constitución, ubicado entre Licenciado Primo Verdad y Marcelo Rubio, en el centro de la ciudad de La Paz, han denunciado la mala organización de las obras a cargo de la Secretaría de Planeación Urbana del Estado, pues lo que había sido un simple callejón peatonal, tras una “echada de concreto”, se ha convertido en un peligroso cruce vial para cinco familias que habitan la zona.

“Tengo más de 60 años viviendo aquí. Toda la vida había sido un callejón donde solo accedía la gente caminando y las familias que vivimos aquí, estacionamos nuestros carros, pero hace unos meses nos dijeron que iban a pavimentar y aceptamos; pero nos dijeron que iba a ser peatonal esta parte de aquí, pero desde el momento que ponen un alto ahí en la esquina, no creo que la gente tenga que hacer alto ahí para pasar, ahora los carros pasan, pasan todo el tiempo a altas velocidades y a nosotros ni siquiera nos dejaron una banqueta para caminar. En cuanto ponemos un pie fuera de casa, ya estamos en la calle, expuestos a que los carros nos puedan llevar de corbata”, expuso Guadalupe Avilés, vecina denunciante.

En ese pequeño callejón que queda a espaldas al Estadio Arturo C Nahl, habitan por lo menos cinco familias completas, con adultos mayores y niños hasta de cinco años.

De acuerdo a los antecedentes que relatan los vecinos, tras más de 60 años de habitar en el callejón Constitución, la organización que tenían para el tránsito vehicular de los mismos estaba controlado. Derivado de lo angosto de la calle, solo les permitía tener los carros estacionados frente a su casa por seguridad y quedaba el espacio suficiente para que la gente pasara caminando; pero una vez que se pudo el concreto, ninguna de las dos acciones es posible, ya que no pueden dejar sus autos en la calle ni tampoco tener un lugar libre y seguro para caminar frente a sus casas.

“La preocupación que tenemos primero que nada es la seguridad de nosotros mismos, ahorita no tenemos banqueta, es una pasadera de carros y de carros. Hay mucha gente que pasa por aquí, principalmente nosotros, y los carros nos pasan por un ladito; además es una complicación tener que dejar nuestros carros lejos. A mi hija han estado a punto de atropellarla como dos veces en la esquina, porque has de cuenta que pasan los carros como si fuera una pista aquí, además ya nos han robado, nos han roto los vidrios de los carros y sacado cosas y no podemos ni darnos cuenta porque los dejamos a la vuelta”, comentó Miriam Fischer, habitante del lugar.

Al respecto de los derechos de los peatones, no existe ninguna autoridad que pueda hacer algo al respecto, pues aseguran que no es competencia de nadie mientras no se suscite algún percance; por tanto, los únicos responsables son los titulares de la Secretaría de Planeación Urbana e Infraestructura del Estado, quienes aprobaron la pavimentación de dicho callejón y quienes además colocaron los señalamientos de prohibido estacionarse a quienes familias piden una intervención urgente ante el riesgo que corren.

“Solicitamos a los responsables que cumplan y solo sea acceso peatonal como habían quedado. En ningún lado nos hacen caso porque nadie es responsable de eso, según en Tránsito nos dicen que mientras no haya accidentes, no pueden hacer nada, pero cómo vamos a esperar a que suceda algo para que nos pongan una banqueta o para que nos tapen aquí, es un riesgo para todos”, comentó la señora Guadalupe Avilés.

Algunas de las alternativas que han tenido que tomar como medidas de precaución es colocar candados en sus casas con la intención de que los menores no crucen el portón.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio