Valle de San Pedro-UABC

Foto: Internet
 
Opinionez Lunes, 6 Agosto, 2018 12:00 PM

Las instalaciones de la Universidad Autónoma de Baja California, campus Las Palmas, y la unidad habitacional, atienden la descentralización urbana y universitaria; es un aliento de progreso acercar a Tecate y zonas de expansión periférica de Tijuana, con una unidad, la cual apuesta por carreras de ingeniería y tecnológicas para el desarrollo regional.

La inversión de arranque en instalaciones académicas, comunicación terrestre moderna hasta cierto punto del camino, donde de repente se angosta con curvas peligrosas; así como un conjunto de vivienda popular, tres niveles escolares, es el punto de partida de un proyecto que prometía diversificar y fomentar actividades para avanzar en la construcción del tejido económico, social, de servicios culturales, salud, seguridad pública y recreación para los habitantes del Valle de San Pedro.

El esfuerzo inicial incluye una escuela primaria, secundaria y jardín de niños. Hay escasos comercios, líneas de transporte, urbanización, agua, drenaje, alumbrado, construcciones administrativas para coordinar el crecimiento y diversificación. Se habló de parques industriales en enormes terrenos del Valle, pero aún no prospera.

Base para un mercado de bienes y servicios, clínica de salud, lugar de encuentros de organización vecinal, pero que hoy está abandonado al vandalismo porque las instituciones punta de este desarrollo se quedaron a medias.

La estación de policía y bomberos esta empezada, levantada en muros, fachadas de tabla roca, pero atrás de esto no existe más que buenas intenciones, nada concluido que se destruyó por el abandono y el crimen.

Las viviendas carecen de servicio de recolección de basura regular, se queman los desperdicios y también se observan bolsas de basura acumuladas en montículos que hablan de que en semanas o meses no operan los camiones del municipio.

En los linderos de esta unidad habitacional se encuentra una antigua brecha que conduce al poblado de Las Palmas, en un entronque de la carretera de Tecate a Ensenada, serán unos 13 kilómetros para llegar a un pueblo agricultor, de mil habitantes con más servicios comerciales, instalaciones deportivas y donde se explotan los arenales en agravio de mantos acuíferos, que sin arena no retienen agua de lluvia.

El fraccionamiento que atendería las necesidades de estudiantes, trabajadores, docentes de la UABC, carece de servicio de limpia porque tiran bolsas de basura, muebles, atrás de estos linderos.

La congelación de este proyecto y el cálculo equivocado se revela en una sección de San Pedro, con 150 casas en obra negra, sin visos de concluir. Un parque proyectado que recibe a los visitantes, quedó como un terreno baldío y unas oficinas como elefante blanco, donde se promovía la venta de viviendas, está desolado.

Ante estos retos se debe pensar en soluciones desde la autoridad municipal, el gobierno estatal, la propia UABC, las empresas y la Instituciones de Educación Superior, respaldadas por el aparato del Estado.

Las propuestas piloto viables a los municipios, deben enfocarse en zonas estancadas, caóticas, inseguras, conflictivas o abandonadas a su suerte; de modo que se busquen soluciones a cada zona con focos rojos y se generalice en otras de manera preventiva.  En Tijuana hay muchos déficits de este género y ésta es oportunidad de darle nueva vida.

No detecto en la estructura municipal o del Estado, dependencias enfocadas a atender zonas deprimidas o en focos rojos. La fuerza y capacidades de la comunidad para generar soluciones con participación de los vecinos en condiciones igual o peor que San Pedro, está latente.

Hay liderazgos en los vecindarios al servicio de San Pedro y muchas colonias abandonadas por los delegados municipales. Una propuesta es inyectar proyectos con trabajo comunitario para construir una unidad profesional interdisciplinaria, que investiguen, escuchen, atiendan y levanten un diagnóstico. Hay potencial para que, con sus propios ritmos, propongan con la comunidad, medidas de organización y respuestas a sus retos de salud, educación, seguridad, etc.

La ciudad y sus entrañas tienen líderes naturales que, con un modelo profesional, dinámico de organización, planeación de fines y medios, se puedan atender sus problemas y retomar hilos de progreso.

Se necesita gran voluntad política de regidores, alcaldes y del gobernador.

AMLO, con la Secretaría de Bienestar fomentará la idea y sana convivencia más allá de coyunturas electorales, ideologías y de partidos.

Los problemas sociales no se resuelven solos, se agravan, como hemos visto en el Prian.

 

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es Académico del Instituto Tecnológico de Tijuana.

Correo electrónico: profe.hector.itt@gmail.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio