Sorprenden a mexicalenses con multas de hasta 16 mil pesos

Fotos: Cristian Torres
 
Edición Impresa Lunes, 13 Agosto, 2018 01:00 PM

Sin socializar el tema, sin una campaña de difusión o de promoción de la cultura del cuidado del medio ambiente, el Ayuntamiento de Gustavo Sánchez comenzó a aplicar multas a quienes tiren desperdicios, escombros, no levanten las heces de sus mascotas, desperdicien el agua, prendan una fogata o realicen una quema. Quienes incurran en cualquiera de estas conductas irregulares, serán acreedores a multas de 800 a 16 mil pesos

El Ayuntamiento de Mexicali sorprendió a la población con una serie de multas por daños al medio ambiente, llamadas “multas ecológicas”, que entraron en vigor el miércoles 8 de agosto de 2018 y tuvieron un periodo de socialización menor a diez horas.

Diego Echeverría, impulsor de la iniciativa, reconoció a ZETA que el Ayuntamiento se comprometió a realizar campañas de concientización, pero no se hicieron a su debido tiempo.

Del dinero que se recaude por las nuevas multas, existe una iniciativa para que un porcentaje sea enviado a programas de prevención, sin embargo, esto apenas se encuentra en discusión. Actualmente lo recabado se canalizará a las arcas municipales, la llamada “licuadora” donde finalmente el alcalde Gustavo Sánchez puede disponer del recurso a placer.

Otra de los cabos sueltos recae en la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM), ya que al tratarse de montos de hasta 16 mil pesos, se puede prestar a mayor corrupción, de hecho en la Policía Municipal no pudieron dar a conocer mecanismos para evitar ese tipo de situaciones.

 

LAS PRIMERAS MULTAS

Cerca de las diez de la mañana del 8 de agosto, agentes de la Dirección de Seguridad Pública Municipal multaron a una mujer en la colonia Villas de Rey luego que la descubrieron tirando basura. La sanción fuer por 800 pesos, es decir, diez Unidades de Medida y Actualización (UMA) cuyo valor unitario es de 80.60 pesos. Minutos después otra mujer fue encontrada tirando escombro, la multa fue de 20 UMA -mil 612 pesos en total-. De ello informaron en el Departamento de Comunicación Social del Ayuntamiento.

Nuevas multas en Mexicali

Las sanciones se ejecutaron pese a que no se realizó debidamente una campaña de cultura de la limpieza para concientizar sobre la acción y las nuevas consecuencias de hacerlo. Ulises Méndez, director de la Policía Municipal explicó sobre las multas:

“Algunas ya venían funcionando, otras se agregaron, finalmente muchas de las sanciones se agravaron, se especificaron en particular las del Bando de Policía y Gobierno referentes al agua, como desperdiciar o derramar agua principalmente, omitir la recolección de heces de los animales, arrojar basura o cualquier residuo en la vía pública, que corran las aguas residuales… es algo muy sancionado”.

Las multas van de 10 a 200 UMA, esto es, de 800 a 16 mil pesos. Además, en caso que exista una advertencia previa, el agente puede agravar las infracciones.

De igual manera, se sancionará por acciones donde las personas ameritan ser presentadas con un juez calificador, por ejemplo, realizar quemas o fogatas y generar ruido, hechos que podrían ameritar arresto de hasta  36 horas en caso de no poder pagar la multa.

El titular de la DSPM de Mexicali indicó que se capacitó a 150 elementos que se están especializando en este tipo de infracciones, para “arrancar con todo” y desde un inicio tratar de convencer y concientizar al ciudadano.

Sobre el aspecto recaudatorio de la medida, Méndez justificó: “No es recaudatoria, basta ser testigo y pasar por la ciudad, de algunos ciudadanos inconscientes tirando indiscriminadamente basura, haciendo mal uso del agua y también contaminando con residuos sólidos, drenes y lotes baldíos”.

El regidor Diego Echeverría señaló que se realizaron varias reuniones de trabajo durante meses, donde participaron organizaciones civiles, por lo que se amplió más la propuesta original que solo pretendía aumentar las sanciones: “Quiero recalcar que no es un tema recaudatorio sino de conciencia, inhibidor de la contaminación, porque si no hay gente que ensucia, no habrá multa, pero nos damos cuenta que los lotes baldíos, las casas abandonadas, los drenes y las calles, están sucias. Y alguien las ensucia”.

Entre las modificaciones existen multas que afectan a un responsable solidario, el cual se trata del dueño de los predios, “si te ensucian tu casa abandonada, tu lote baldío o tu predio, también eres responsable porque tienes un predio y tiene un valor; si ese predio no lo utilizadas o te fuiste a Estados Unidos, o a otra parte del mundo y ahí lo dejaste abandonado, afectando Mexicali, que se vaya a remate,  porque ya se debe mucho por las multas por contaminación”, consideró Echeverría.

Las viviendas que irían a remate, tendrían la posibilidad de ser adquiridas por  el Fideicomiso para el Desarrollo Urbano de Mexicali (Fidum) para ofrecerlas a vecinos de los predios con el fin de urbanizar las zonas.

De igual forma, colocar cualquier tipo de publicidad en la vía pública será motivo de multa, en ese sentido recibieron apoyo de la asociación Todos Somos Mexicali, incluso firmaron un convenio entre Ayuntamiento para que las denuncias que lleguen por parte de la asociación civil, puedan ser utilizadas como evidencia para infraccionar a conductores o dueños de predios, aunque faltaría definir la plataforma de denuncia.

Cabe destacar que la asociación es encabezada por Guillermo Galván Sariñana, quien es suplente de Gustavo Sánchez en la alcaldía municipal.

El panista expuso que en las reuniones de trabajo se propuso que un porcentaje de lo que se recaude de las multas, sea destinado para la prevención de la contaminación, aunque reconoció que aún se encuentra en análisis.

Una de las críticas es que la Policía Municipal no tiene la capacidad de atender llamadas, menos aún multas ecológicas. ¿Darle más carga no afecta la operatividad?

“No se ve afectado en nada, cuando te sorprenden en flagrancia te van a parar y sancionar, obviamente esas patrullas no van a andar correteando a los cochinos que anden ensuciando Mexicali, cuando hay una llamada de denuncia, quien va a ir a atenderlo será las patrullas ecológicas (sin embargo), actualmente solo existen dos unidades vehiculares”.

Nuevas boletas de infracción

Son demasiados artículos en el reglamento y parece que no va acompañado de una campaña en medios…

“De hecho ese es uno de mis señalamientos, porque se aprobó como punto de acuerdo y fechas para que se hiciera una campaña fuerte de sociabilización, eso es responsabilidad del Ayuntamiento y no de Cabildo, ellos lo tienen que hacer ya el tema de los centros de transferencia, es algo aprobado desde enero y no se ha visto”.

Por su parte, Luis Flores Solís, director de Protección al Ambiente del Ayuntamiento de Mexicali, declaró que aún no se ha firmado un convenio entre Todos Somos Mexicali y el gobierno municipal, es una idea aún y es parte de lo que se está revisando en Cabildo con el fin de que la ciudanía se pueda integrar a la política pública, contradiciendo así las palabras del mismo regidor.

La DSPM será una de las dependencias que trabajará en las nuevas multas, pero también tendrán que ver otros departamentos como Servicios Públicos, Centro de Control Animal y Administración Urbana. Las multas son una medida que busca sancionar a aquellas personas que siguen cometiendo ese tipo de irregularidades, y aclaró el regidor, no tiene que ver con una medida recaudatoria, pese a que la mayoría de las modificaciones son incrementos en las sanciones.

 

MALA PLANEACIÓN

En la opinión de la diputada Blanca Patricia Ríos, cualquier medida para proteger el medio ambiente es algo positivo, ya que la ciudad cuenta con mala calidad del aire, contaminación y la falta de responsabilidad de algunas empresas con la emisión de  desechos tóxicos.

Pero antes de imponer multas, es necesario complementar con acciones preventivas y de promoción que realmente sensibilicen a la sociedad y fomenten una cultura de protección al ambiente.

Según Ríos, existe poca información a la ciudadanía sobre el tema, y comparte la opinión de que existe una percepción de inseguridad y una falta de elementos policiacos que han sido una constante en las últimas administraciones, por lo que darle una mayor carga a los agentes podría distraerles de otras acciones.

“Sigo pensando que hace falta sociabilizar esta medida, compartirle al ciudadano de qué forma se trabajará en este tema sin descuidar la inseguridad y presencia policiaca en las zonas de mayor necesidad, de entrada me parece que podría existir alguna distracción, que podrían en riesgo las labores policiacas y generaría incertidumbre en los mexicalenses, por eso insisto: la medida puede ser buena, pero hay que sociabilizarla, generar foros de consulta y lo más importante, involucrar a los ciudadanos”, argumentó, para añadir que lo recaudado debería destinarse a actividades preventivas y de promoción para dar mayor certeza de que lo que realmente se pretende, es proteger al medio ambiente; por ello es necesario transparentar las acciones y contar con un esquema de rendición de cuentas.

“Que haya un seguimiento para evaluar de qué punto partimos y en determinado periodo ver los resultados, ver cuánto se avanzó, poder revisar si en realidad la medida rindió frutos y que pueda continuar o replantearse”.

¿Podría ello generar más corrupción, al  no encontrarse sociabilizada? La gente en general desconoce sobre las modificaciones al reglamento…

“Definitivamente es un riesgo, esperemos no sea el caso y que la confianza que se deposita en las instituciones sea bien aprovechada, que los responsables de la implementación estén al pendiente de su correcta aplicación y no sea un mecanismo que se utilice para extorsionar o genera actos de corrupción, por ello se deben tomar medidas de seguimiento que garanticen que en realidad habrá un beneficio ecológico, y por supuesto, se debe informar con mayor claridad de las modificaciones al Reglamento de Tránsito no solo en su Artículo 9, donde se establecen las facultades de los jueces calificadores”, remató Ríos.

Modificaciones al Bando de Policía y Buen Gobierno

1) Desperdiciar o derramar agua potable en vía pública, por fugas, aseo de animales, banquetas, vialidades, lavado de cocheras, vehículos, ropa o cualquier objeto desde el interior o exterior de un inmueble o en vía pública. De 10 a 200 UMA.

2) Omitir la recolección de heces de animales de su propiedad o bajo su custodia, tanto en el interior o exterior de inmuebles. De 10 a 200 UMA.

3) Omitir la recolección de heces de animales de su propiedad o bajo su custodia en lugares de uso común, en la vía pública o en propiedad privada de terceros. De 10 a 200 UMA.

4) Arrojar basura o cualquier residuo sólido en vía pública. De 10 a 200 UMA.

5) Quemar basura, neumáticos o cualquier otro objeto, material, desecho o residuo sólido en el interior de predio de su propiedad o posesión, sin contar con autorización de la autoridad municipal competente. De 41 a 200 UMA.

6) Arrojar o permitir que corran aguas residuales desde su propiedad hacia la vía pública o hacia predios adyacentes. De 10 a 200 UMA.

7) Dificultar libre tránsito en vialidades o banquetas mediante excavaciones, topes, escombro, materiales u objetos, sin permiso de la autoridad municipal. De 11 a 40 UMA.

8) Molestar al vecindario con aparatos musicales o cualquier otro medio de sonora intensidad. De 11 a 40 UMA.

9) Conservar animales sin asear o en lugares sucios, exponiéndolos a infecciones o enfermedades. De 11 a 40 UMA.

10) Conservar animales en lugares desprovistos de cubierta permanente o condiciones extremas para su especie, como radiación solar, calor, frio, viento o lluvia. De 11 a 40 UMA.

11) Encerrar a cualquier animal en habitaciones sin ventilación o iluminación suficiente. De 11 a 40 UMA.

12) Privar a cualquier animal de agua o alimento. De 11 a 40 UMA.

13) Mantener animales en azoteas o en hacinamiento que impidan su adecuada movilidad, según lo dispuesto en el Reglamento para el Control de los Animales Domésticos. De 11 a 40 UMA.

14) Poseer cualquier especie animal que represente un riesgo sanitario, aun cuando sea con fines humanitarios o comerciales. De 11 a 40 UMA.

15) Poseer cualquier especie animal que represente un riesgo contra la integridad física de las personas, aun cuando sea con fines humanitarios o comerciales. De 11 a 40 UMA.

Multas que ameritan presentación ante un juez calificador y se pagan con trabajo comunitario, o cárcel por 36 horas:

– Arrojar o abandonar en vía pública, terrenos baldíos o propiedad ajena; animales muertos o enfermos, residuos sólidos urbanos, escombros o cualquier otro objeto o residuo peligroso

– Encender fogatas en áreas o vías públicas, lotes baldíos o propiedad ajena

– Quemar basura, neumáticos o cualquier tipo de materiales

– Vender cohetes, petardos, juegos pirotécnicos o fuegos artificiales en la vía pública

 

* Valor de una Unidad de Medida y Actualización (UMA): 80.60 pesos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio