Mission: Impossible-Fallout

Foto: Internet
 
Cinemazcopio Lunes, 6 Agosto, 2018 12:00 PM

Es una de esas cintas espectaculares del verano que andan tras la taquilla. Claro que es el exitazo de Tom Cruise en el tan conocido rol de Ethan Hunter, pero eso no es todo, aquí el director Christopher McQuarrie mostró cómo se puede hacer una cinta mega-taquillera y bien lograda al mismo tiempo.

Algunos dirán que podrían haberse ahorrado alguna que otra glamorosa corretiza, pero qué más da cuando se tienen los más exóticos escenarios alrededor del mundo y un elenco espectacular con Henry Cavill, Alex Baldwin, Ving Rhames, Angela Bassett, Rebecca Ferguson y Michelle Monaghan, principalmente; no se necesita mucho más.

La historia no busca reinventar la fórmula de “Misión Imposible”, sino ofrecernos más de lo mismo, pero eso es justo lo que se espera y se requiere de una serie donde de nuevo tenemos a Cruise haciendo todas las suertes  -desde escalar una montaña en Noruega hasta ir a toda velocidad en moto por las calles de París-, guiado por un realizador maniático de la precisión que prefiere no digitalizar las espeluznantes escenas, sino, más bien, recrearlas “a la antigüita”.

Esta combinación de elementos permiten que un filme de dos horas y media de duración parezca acaso un suspiro, sin importar qué tan conocedor es Usted de la trama de esta saga que se piensa menos y se siente más.

Un cargamento de plutonio en manos equivocadas podría ser catastrófico para el mundo. Ahí es donde entra Hunt en acción, después de cuestionar su misión en la vida, cosa que apenas dura lo que un pestañeo. Y eso es todo lo que, a grandes rasgos, aquí se cuenta.

Está claro que en la entrega de “Fallout” no importa tanto el qué, sino el cómo, repleto de adrenalina, haciéndole un homenaje al género de la acción con toda la experiencia del binomio McQuarrie-Cruise que al parecer conoce demasiado bien el concepto del entretenimiento.

Qué James Bond ni qué nada. Ethan Hunt es el personaje extremo para estos tiempos y para estos públicos, un diestro a la hora de salir adelante con las maniobras más espeluznantes que suelen involucrar muchos precipicios.

Solo le diré esto: al final no se sorprenda si no alcanzó a comerse las palomitas o los nachos. En este caso, también es una misión imposible para el espectador. ****

Punto final.-  Ya se necesita algo bueno en el Género “H” para este año.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio