Lesionados: “Hombres muertos caminando”

Foto: Cortesía
 
Edición Impresa Lunes, 27 Agosto, 2018 01:00 PM

Con 731 víctimas, el número de lesionados por arma de fuego aumentó un 30 por ciento con relación al año pasado; entre el 70 y 80% de estos delitos están relacionados con la venta de droga al menudeo. De acuerdo a la versión de las policías, es usual que estos lesionados sean víctimas de ataques posteriores hasta ser asesinados. El único caso con sentencia en 2018 tuvo una pena de tres años por dispararle a un policía

“Hombres muertos caminando”, así describieron agentes municipales a varones y mujeres que aparecen en las listas diarias de lesionados, “… los que no se mueren en el Hospital General, los matan los contrarios, más tarde o más temprano”.

En los últimos dos meses, el promedio de personas agredidas que han sobrevivido a ataques armados ha sido de cinco víctimas por día.

Durante las 24 horas transcurridas entre las siete de la mañana del martes 21 y miércoles 22 de 2018, se reportó solo un asesinato, pero se registraron cuatro incidentes con lesionados por arma de fuego; en ninguno de los casos hubo detenido, ni presuntos responsables identificados.

Un día antes, las estadísticas delictivas no incluyeron ningún homicidio, sin embargo, hubo tres lesionados, todos por arma de fuego. El sábado 11 de agosto fue el día que contabilizó la mayor incidencia de este delito, con siete víctimas que “sobrevivieron” a los ataques armados. Sin embargo, ninguno acusó o señaló directamente a sus agresores.

Durante julio, hasta ahora catalogado el mes más sangriento del sexenio, con 249 asesinatos en Tijuana y 298 en Baja California, los días con más lesionados en agresiones armados fueron el 12 de julio con siete heridos y el 29 del mismo mes, con ocho lesionados.

De 840 actas iniciadas por el delito de lesiones, entre el 1 de enero y el 21 de agosto de 2018, 731 carpetas, corresponde a víctimas por lesiones de arma de fuego, de estas, “el 79 u 80 por ciento son relacionados con temas de narcomenudeo”, detalló un oficial.

De estos casos:

* 32 ya fueron judicializados

* 13 órdenes de aprehensión se han cumplimentado.

* 10 órdenes de captura están pendientes por cumplimentar

* Un expediente concluyó en juicio abreviado

* A un acusado le otorgaron suspensión condicional.

Comparando el número de lesionados por arma de fuego de 2017 contra 2018, en enero el número creció de 47 a 94; febrero, de 41 a 64; marzo, de 51 a 71; en abril bajó de 89 a 83; en mayo, de nuevo subió de 89 a 92; en junio, de 87 a 116; en julio, de 91 a 127. Se espera el cierre de agosto, que en 22 días de transcurrido, sumó 84 lesionados.

Ante este fenómeno, en la calle los uniformados municipales explicaron que hubo un momento al principio de la administración del alcalde Juan Manuel Gastélum, que la estrategia para reducir el número de homicidios era detener a los vendedores de droga por faltas administrativas y retenerlos de 24 a 48 horas para evitar que los mataran, por lo menos en ese período de tiempo.

 

DOS VECES PRIVADO DE LA LIBERTAD

Francisco Javier García García, alias “El Paco”, “El Pancho”, “El Frank”, nació el 15 de marzo de 1988 en Tepic, Nayarit. En Tijuana la Policía le conocía dos domicilios, uno en la colonia 3 de Octubre y otro en el fraccionamiento El Laurel, pero sabían que vendía droga en Infonavit  Cachanillas y en Sánchez Taboada. Lo mataron en junio, pero antes las autoridades lo rescataron de dos “levantones”.

En 2017, en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) le abrieron seis carpetas por delitos contra la salud en la modalidad de narcomenudeo. El 5 de noviembre, tras el asesinato a balazos de Exal González, la PGJE inició una investigación teniendo como sospechoso del homicidio a “El Pancho”, pero la orden de aprehensión se activó hasta el 8 de abril de 2018.

Después, la Procuraduría y la Ministerial lo tuvieron a la mano, pero no ejecutaron la orden por homicidio.

El 5 de junio, agentes ministeriales realizaban una investigación por robo de vehículo en el Cañón del Sáinz, y mientras revisaban un auto frente a un domicilio de la calle Andrómeda, vieron salir corriendo a tres hombres, después escucharon del interior gritos de auxilio y los atendieron. En el lugar encontraron a tres hombres privados de la libertad, los cuales se identificaron como Morelos Valdemar, Rodrigo Beleches y el ya mencionado Francisco Javier García García.

Las autoridades lo dejaron en libertad y, el 7 de junio, la Policía Municipal volvió a rescatarlo. Ese jueves, los uniformados recibieron el reporte que en un domicilio de la colonia 3 de Octubre tenían a personas privadas de la libertad, realizaron un operativo y detuvieron a cuatro hombres y dos mujeres: Anahí Díaz, Betsaida Cruz,  Edgar Valenzuela, Braulio Cardozo, Yamil Ávila y Hugo Rodríguez. Y liberaron a otros siete, cinco varones y dos féminas.

Todos, de acuerdo a versiones dadas por testigos participantes de los hechos, dedicados a la venta de droga al menudeo y trabajadores del “Güero Chompas” (Luis Mendoza Uriarte), ligado al Cártel de Sinaloa. “… uno vende droga en un puesto de dulces en Calimax de la entrada del Cañón del Sainz, otro es checador de tiendas (de droga)”. De las féminas, testigos mencionaron que “reparten droga en Casas Beta”.

En esa ocasión, los rescatados fueron Rodrigo Beleches, Moreno Valdemar, Alberto Rodríguez, Rosario Espinoza, Belem Cárdenas, Sujey Pérez y de nuevo, Francisco Javier García García.

De la razón del “levantón”, relataron que a Beleches, Valdemar y García, los jefes “les mandaron hablar para saber qué les preguntaron los del Cártel Jalisco Nueva Generación cuando los tuvieron amarrados drogándose” el 5 de junio.

Veinte días después, en los primeros minutos del 27 de junio, el Centro de Comando, Control, Comunicación y Cómputo (C4) recibió el reporte de un cuerpo sin vida en la Avenida Huapango de la colonia Villas de Baja California; en el lugar la Policía Municipal encontró a “El Paco” García muerto a balazos.

 

LESIONADO Y DEPUÉS ASESINADO EN LOS REYES

El 2 de julio del año 2018, Jorge Raúl Muñoz estaba en compañía de Raymundo Gámez en Avenida de los Reyes del fraccionamiento Villas e Baja California, cuando -no supieron quién ni por cuál razón- les dispararon. En la escena del crimen las autoridades encontraron nueve casquillos calibre .223, mientras las víctimas heridas fueron trasladas al Hospital General.

Pero el 19 de julio, Muñoz Amado, de 23 años de edad, con antecedente por violencia familiar en 2013, y otro de narcomenudeo en 2017, no tuvo la misma suerte. Ese día quedó tendido en la banqueta de la misma Avenida los Reyes con once tiros en el cuerpo; un hombre de camisa roja y shorts beige, con un tatuaje en la mano derecha, le quitó la vida.

 

DENTRO DE SU CASA

Arturo Alejandro Valdez Gutiérrez, tijuanense de 29 años, decía que su oficio era pintor. La madrugada del 8 de junio, a su casa en la calle Mar en la colonia Vista Encantada, ingresaron tres hombres con ropa oscura, uno de ellos detonó un arma de fuego en su contra en repetidas ocasiones y huyeron.

Al llegar, las autoridades informaron que había sido lesionado en brazo derecho y que en su declaración aseguró no conocer a los matones, ni las razones de la agresión.

Arturo Alejandro Valadez Gutiérrez, Arturo Alejandro Valdez, “El Pelacas”, “El Polacas”, Ejecutado Calle Mar 5018, Colonia Vista Encantada

Dieciséis días después, el 24 de junio, el C4 recibió otro reporte en la misma dirección, donde la Policía Municipal encontró el cuerpo de Valadez sobre la cama y sin vida, con varias lesiones por arma de fuego en cabeza, cuello, pecho y espalda.

El historial de esta víctima incluía 13 expedientes o averiguaciones previas iniciadas entre 2003 y 2018: uno por delitos en propiedad ajena, dos por delitos del orden federal, uno por robo a casa habitación, cuatro por robo con violencia, tres por lesiones, uno por violencia intrafamiliar y uno por robo de vehículo.

 

“EL RIFLES”: VICTIMARIO Y VÍCTIMA

José Luis García Sánchez “El Rifles” fue detenido el 3 de mayo de 2017, como presunto responsable de haber lesionado a balazos a David López en la colonia Niños Héroes de la delegación San Antonio de Los Buenos, pero fue liberado.

García tenía antecedentes por narcomenudeo, portación de arma prohibida, robo de vehículo, robo simple y delitos del orden federal. Y López, su víctima, por robo y violencia intrafamiliar.

El 21 de junio, cuando “El Rifles” llegaba a su casa en la misma colonia, un hombre bajó de un automóvil estacionado frente al domicilio y le disparó, lesionándolo, pero al ser interrogado por la autoridad, no pudo identificar al atacante y negó que existiera algún móvil en su contra.

Tres meses después, el 27 de septiembre del mismo año, a García lo mataron a balazos en el patio de su casa. En la escena encontraron un revólver y una bolsa con marihuana.  Tres meses después de su asesinato, le salió orden de aprehensión por el delito que había cometido en mayo.

En cuanto a su asesinato, hubo mayor eficiencia, por lo menos administrativa, porque la orden para capturar al presunto responsable de su homicidio, Ernesto Palomera García, se otorgó en octubre de 2017.

 

CARPETAS RESUELTAS, SENTENCIAS DE 3 AÑOS Y LIBERTAD

La carpeta por lesiones a la que dictaron sentencia este año, se inició la noche del 29 de diciembre de 2017. Un grupo de policías fue instruido de atender un reporte de “personas armadas a bordo de un auto” en Privada Santa Sofía número 63, Residencial de Santa Fe.

De acuerdo al reporte policíaco, un grupo de agentes arribaron al punto y al acercarse a la casa los recibieron a tiros. Antes de someter a los responsables, un agente fue lesionado, pero él mismo desarmó a su agresor, quien le disparó desde una escalera.

El imputado fue Jesús Eduardo Torres Corona “El Chuy”, quien estaba acompañado de dos cómplices en el domicilio mencionado. Al presentar los cargos por el ataque al representante de las fuerzas del orden, el Ministerio Público del Fuero Común acusó a los tres hombres del delito de homicidio en grado de tentativa.

 

Jorge Raúl Muñoz Amado, Jesús Antonio Muñoz Amado, “El Chito”, “El Chino”, “El Nayo”

Tania Vega decidió que el ataque del hombre armado a un policía no era tan grave, primero deslindaron de responsabilidad a los otros dos detenidos porque ninguno de ellos disparó.

Después reclasificó el delito de lesiones, el argumento para hacerlo fue que “El Chuy”, teniendo seis balas en el revólver “solo disparó una vez” y desde la posición privilegiada donde estaba, al momento de los hechos, en la parte superior de la escalera, pudo haber matado a todos los uniformados, al que hirió y a los otros oficiales que los apoyaban si hubiera tenido la intención, pero no lo hizo. Aunado a que los 70 casquillos encontrados en la casa de seguridad, eran calibre.223 y no le servían a la pistola del agresor.

Al final, con los cargos reducidos, Torres Corona aceptó su responsabilidad y en juicio abreviado, por lesionar con arma de fuego a un policía,  recibió sentencia de tres años y de multa una unidad de medida -75.49 pesos-. Penalidad que por Ley le permite acceder a los beneficios y compurgar su delito en libertad, con penalidades supletorias.

El otro expediente resuelto también obtuvo beneficios del Nuevo Sistema de Justicia Penal y del Poder Judicial, y resultó en una “suspensión provisional”, lo que significa que si el imputado cumple con las medidas impuestas, no le quedará ningún antecedente.

Rubén Pulido fue imputado por el Ministerio Público del Fuero Común por daño en propiedad ajena, robo equiparado de vehículo y lesiones, que después modificaron a lesiones por culpa; de nuevo la víctima que declaró en contra fue un policía.

En compañía de otro hombre, Pulido robó un carro en Playas de Tijuana y huyeron, ya se había bajado su cómplice cuando la Policía Municipal los interceptó, lo persiguieron por todo el Bulevar Cuauhtémoc y, a la altura de Cuesta Blanca, antes de ingresar a Rosarito, le atravesaron la patrulla para interferir la marcha y obligarlo a detenerse, pero el ladrón se estrelló, lesionando al policía que iba manejando.

La sentencia que le permitirá eliminar estos antecedentes fue un período de prueba de seis meses, en el que el imputado deberá tener un domicilio fijo, tener un oficio o trabajar y contar con medios propios de subsistencia.

 

LA PENALIDAD POR LESIONES

De acuerdo al Código Penal del Estado, las lesiones simples contemplan penas de dos a ocho años, dependiendo de los resultados del ataque. Y las lesiones calificadas, “… cuando se cometan con premeditación, con ventaja, con alevosía o traición; de igual manera serán considerados calificados, cuando se cometan en contra de miembros de las instituciones policiales del Estado en ejercicio o como consecuencia del desempeño de sus funciones, incluyendo a los elementos de las empresas privadas (…) las penas correspondientes a las lesiones simples se aumentarán en dos terceras partes”

Histórica condena por doble homicidio de maestros

 El profesor retirado Francisco Eloy Rivera Carro recibió una condena de 85 años de prisión por el delito de homicidio calificado por premeditación y traición. Es la sentencia más alta que un juez ha otorgado bajo el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) en Ensenada.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en el puerto, presentó pruebas que llevaron al Juez de Control, José Luis Castañeda, a emitir un fallo que incluye la reparación de daño por un millón 690 mil 821 pesos.

Los hechos ocurrieron el 25 de mayo de 2017, cuando Francisco Eloy acudió a casa de las víctimas, José Hilarión y Silvia González, en la colonia Valle Verde. La pareja, quienes mantenían una relación de amistad con el sentenciado, subió de manera voluntaria a la camioneta de este, ya que les hizo creer que les mostraría una propiedad que tenía en venta en la calle Cedros del fraccionamiento Villas del Prado.

La mañana siguiente, en Tijuana, el torso de José Hilarión fue localizado en calle Espiga de la colonia Las Huertas, mientras que el hallazgo del torso de la mujer ocurrió en calle 33 Sur de la colonia Pinos del Agüero.

Foto: Cortesía

El 28 de mayo de 2017, las cabezas de ambas víctimas fueron encontradas en el tramo carretero Tijuana–Ensenada, Kilómetro 85+355, y reconocidas posteriormente por los familiares.

El primero de junio, la PGJE informó que el problema surgió por un préstamo de 10 mil pesos que la pareja de maestros le hizo al sentenciado, ya que ellos se dedicaban a prestar dinero con intereses.

 

LAS AUDIENCIAS

En un inicio la fiscalía y defensa mandaron llamar a 49 testigos que formaron parte de la investigación.

En una de las audiencias, un guardia de seguridad del rancho Salsipuedes explicó que localizó las cabezas humanas de Silvia González y José Hilarión cuando realizaba una habitual caminata de vigilancia alrededor del campo.
Mencionó que su mascota, con la cual realiza los recorridos, fue la que detectó que los restos estaban dentro de una bolsa de plástico transparente y que a la distancia se distinguía cabello.

También aportó que a siete metros del lugar había una bolsa negra con un perro muerto dentro que confundía el desagradable aroma. Declaró que diario camina por el lugar y un día antes no estaba esa bolsa.

Dos guardias tuvieron ese primer contacto, por lo que llamaron al número de Emergencias 911 y minutos después arribó la Policía Ministerial, así como la Municipal.

Uno de los primeros testimonios fue de los hijos e hijastros de la pareja. En la audiencia trascendió que Hilarión hizo un préstamo a Eloy porque este tenía problemas de dinero y fue a él a quien vieron por última vez junto a la pareja.

El 26 de mayo, día en que desapareció el matrimonio, los hijos se reunieron en la casa de ellos en Valle Verde. Intentaron hacer contacto vía telefónica sin resultados, pero un mensaje de celular refería que “los tenían” y no pusieran denuncia, alertándolos de que algo malo estaba sucediendo.

El primer cuerpo, que corresponde a Hilarión, estaba dentro de una bolsa negra de plástico y se localizó a las 6:42 am del 26 de mayo de 2017, al pie de una banqueta en la calle Espiga de la colonia Las Huertas; en el lugar había dos cámaras de vigilancia, una visible y otra oculta entre una buganvilia.

Dos horas después se reportó que sobre la calle 33 Sur de la colonia Pinos del Agüero, se encontró otra bolsa negra con evidencia de sangre; se trataba del torso de Silvia. Los restos fueron identificados tras un examen de ADN.

Periciales presentó fotografías donde se ve la escena de ambos crímenes y posteriormente escalofriantes detalles de los torsos desnudos ensangrentados en el Servicio Médico Forense.

Una vez analizados, se determinó que quien cometió el crimen, lo hizo con cortes “finos”, de un solo tajo, ya que los huesos principales de las extremidades no estaban astillados.

La lectura definitiva de la sentencia se emitirá el martes 28 de agosto. Karla Lorena Lamas Contreras

Guerra de mensajes y muertes entre el CTNG y CDS;  van mil 591 crímenes en Tijuana

En menos de cinco días, el de nombre Edgar Alejandro Herrera Pardo alias “El Caimán” o “Cabo 8”, alineado al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y quien disputa el control de la Zona Este de Tijuana, fue amenazado en dos narcomantas en distintos puntos de la ciudad. Otros cuatro mensajes intimidatorios, acompañados de restos humanos o baleados, fueron reportados esta semana.

El más reciente escrito fue colocado la tarde martes 21 de agosto, cuando sujetos desconocidos hirieron en por lo menos once ocasiones a Rafael Porfirio Lara Urías, de 41 años de edad, y Laura Evelin López Gómez, de 32, para después huir y colocar en las piernas de la fémina el siguiente mensaje: “SIGAN MANDANDO GENTE ASI VAN A QUEDAR EL C.T.N.G. SIGUE”.

Horas antes, en el puente El Mirador de la colonia del mismo nombre, apareció una narcomanta que a la letra decía: “CTNG DEJEN DE ESTAR MATANDO INOCENTES POR CÓMO SON DE PUERCOS NUNCA SUPIERON CÓMO MANDAR TU HÉCTOR MANUEL MORALES GUZMÁN ALIAS EL GALLERO O EL MATA NIÑOS Y TU EDGAR ALEJANDRO HERRERA PARDO ALIAS EL CAIMÁN O EL ZAME O EL 8 ENSÉÑENSE A TRABAJAR Y DEJEN DE MATAR INOCENTES MUERTOS DE HAMBRE SECUESTRADORES SE LA PASAN DAÑANDO A LA POBLACIÓN MUGROSOS”.

Alrededor de las 4:30 am del viernes 17 de agosto, cuatro camionetas con hombres armados cerraron el paso sobre el Bulevar Casa Blanca, a la altura de la colonia El Pipila, para colgar el siguiente mensaje: “ESTO ES PARA EL CULON DEL CAIMAN SALGALE A LA CALLE PINCHE CHAPANECO NO ESTES MANDANDO CARTITAS NO TE CANSAS DE ESCRIBIR ATT: C.D.S.”

Mientras que el domingo 19 en la canalización del Río Tijuana se localizó el cadáver de un hombre calcinado y metros adelante un mensaje escrito en la pared: “PARA EL OFICIAL MORENO Y EL COMANDANTE ANBURGESA DE PARTE DE PAPA FRAI AQUI PUROS PELONES”.

En el transcurso de 2018, mil 591 personas han sido privadas de la vida en Tijuana, 150 corresponden al mes de agosto.

Aquí los hechos violentos del domingo 19 al jueves 23 de agosto.

Domingo 19. En Camino Verde, dentro de la cajuela de un vehículo se encontraron dos bolsas de plástico con restos humanos de un masculino. Envuelto en una cobija y atado con cable, fue localizado un cuerpo no identificado de alrededor de 45 años de edad, a la altura de la presa El Carrizo. En la canalización del Río Tijuana, cerca de Albercas El Vergel, apareció un cuerpo calcinado. Y en Cumbres se localizó un hombre sin vida con varias heridas por arma de fuego.

Lunes 20. En Jardín Dorado fue ultimado un masculino. En Hacienda Las Delicias III se dio el hallazgo de un cuerpo calcinado y en la Anexa Divina Providencia, un joven de 25 años fue ultimado.

Martes 21. En el Hospital General fallecieron Erick Zepeda Coronel y Marvel Ramos Matías, de 28 años, este último atacado a balazos en Villas del Campo el 15 agosto. En el interior de un establecimiento de Alcohólicos Anónimos, Martín Carlos Carrillo, de 53 años, originario de Guadalajara, Jalisco, fue asesinado con arma de fuego. 

Miércoles 22. En la Sánchez Taboada, un desconocido de 50 años fue asesinado. En Colinas de La Mesa acribillaron a Carlos Alberto Betancourt Alonso, de 40 años. En una vivienda en el Mariano Matamoros Centro, se localizó el cadáver de José Roberto Arredondo Arredondo. Un cuerpo masculino sin vida fue hallado en La Morita. Rosalino Martínez Rojano, de 49 años, murió por proyectil de arma de fuego en Camino Verde.

Jueves 23. En el Ejido Francisco Villa fue asesinado Alejandro Ramírez Díaz, de 28 años.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio