Ianis Guerrero detrás de la cámara

Foto: Ramón T. Blanco Villalón/Recién terminó "Corazón de Mezquite", escribe una historia sobre su familia y quiere dirigir
 
Espectáculoz Lunes, 20 Agosto, 2018 12:00 PM

Partícipe de películas como “Nosotros los Nobles” y “Casi Divas”, quien interpreta a Moisés en “Club de Cuervos” recién debutó como director con “Juan y Vanessa”. Actualmente escribe un guion autobiográfico y se prepara para un rodaje tijuanense

La carrera profesional de Ianis Guerrero incluye trabajos actorales exitosos, pero su verdadera inquietud en el medio siempre fue dirigir. Por eso, hace seis años decidió darse tiempo para rodar “Juan y Vanessa”, película que transcurre en Ciudad de México cuando un joven trailero (Fabián Robles) le da un aventón a una chica (Karen Marín) con la que entablará una relación que destapará los demonios de ambos.

Estrenada en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, la historia antecederá los planes de Guerrero por retratar próximamente una trama autobiográfica de la que habló con ZETA, además de compartir detalles de la dualidad que ahora define su forma de trabajo.

“Los proyectos como director se tardan mucho tiempo, realmente debes estar profundamente enamorado de tu proyecto porque sabes que vas a estar con él por muchísimo tiempo, durante cuatro o cinco años al menos. A raíz de que logré terminar la primera película me volvieron a nacer las ganas de hacer otra dirigiendo, la primera vez que la vi estrenada en pantalla grande fue mucho nervio y presión, pero también logré sanar algo y cerrar un ciclo que me ayudó a desbloquear otras historias que tenía y ya estoy preparando”.

¿Qué tipo de historias quieres hacer como director?

“Lo que me gusta contar son historias muy personales, íntimas, historias de amor, de familias e historias de relaciones. Creo que hay una gran parte de las relaciones humanas que me interesan contar. Esta historia (‘Juan y Vanessa’) fue una de amor un poco rara y la siguiente película que preparo es una totalmente familiar, sobre una herencia y cómo muchas veces los hermanos se terminan peleando por esa situación y luego se reconcilian. Esa reconciliación de hermanos es la que me interesa contar”.

¿Es un tanto biográfica?

“Totalmente biográfica, todavía no tiene nombre como tal y apenas estamos terminando el guion,  pero espero que quede este año para buscar financiamiento al que sigue. Es un proceso largo en el que hay que esperar resultados, pero si se da, sería estrenada al siguiente año”.

¿Cómo es tu proceso de escritura cuando decides hacer un guion?

“Realmente no soy tan talentoso, pero soy muy talachero. Escribo todos los días, diario, pero diario, escribo y estoy trabajando sobre varios proyectos, avanzo un poquito en cada uno y siempre trabajo en colaboración con gente. Para cada proyecto tengo un colaborador, un coguionista, entonces escribo, avanzo y le mando el material, me lo revisa, regresa, vuelvo a escribir, avanzar y se lo mando de regreso y así vamos avanzando. Pero yo soy el que dicta más o menos la línea de a dónde queremos ir, cómo se debe dar la historia y voy avanzado todos los días.

“Siempre me pongo a escribir, trabajar una idea o pensar en algo para solucionar otra, aunque no forzosamente me siente frente a la computadora, el trabajo diario es pensar cómo puedo avanzar en los proyectos y de poquito en poquito se llega”.

¿De qué forma te complementa esa otra faceta en el cine?

“El cine me gusta mucho porque el resultado es parte de un proceso creativo y además tiene una reglas muy particulares, en un taller de escritura de novela que tomé, me di cuenta y me sorprendió la libertad de la novela, comparado con hacer guiones. El guion es una caja de cartón que se amarra por todos lados y tienes un ‘chorro’ de cosas que no puedes hacer cuando en las novelas sí, pero al poder estar como actor con equipos creativos tan distintos y cambiar de directores, amigos actores y leer guiones todo el tiempo, he podido aprender de todas estas partes hasta llegar a sus exhibiciones y nutrirme como director”.

¿Eso te aporta más presión?

“Definitivamente sí siento más presión pero también es distinta, es como si lograra comunicarme más con la gente porque muchas veces haces películas que la gente no ve, o no llegan al público, cuando ya haces películas que llegan a la gente, evidentemente sientes mayor responsabilidad y te llega desde el set. Por ejemplo, cuando estábamos filmando ‘Club de Cuervos’ era totalmente distinto todo el ambiente porque sabíamos que todo mundo la iba ver. Claro que hay una responsabilidad mayor, pero también hay una mayor exigencia a mi trabajo en todo lo que hago ahora, porque pienso que debe ser distinto e increíble”.

Ya que mencionas “Cuervos”, ¿`Moisés’ se convirtió en un personaje entrañable para ti?

“Por supuesto, tanto que lo sano fue raparme para poder resetear la máquina, cuando me crezca el cabello también crecerá otro personaje.  Con ‘Moy’ viví cuatro años y fue un proceso muy peculiar porque en cada temporada hasta que me llegaban los guiones sabía qué tanto iba a estar o no. En la cuarta temporada también trabajé como asesor de historia, ya lo había hecho en la tercera y la primera, y me gustó mucho poder aportar como guionista, ayudar en ideas, en escenas particulares y definitivamente es un personaje muy lindo que me trajo muchas cosas, pero ya quiero pasar a otros personajes nuevos y volver a conquistar al público con ellos”.

¿En qué proyecto te veremos próximamente?

“Acabo de terminar ‘Corazón de Mezquite’, de Ana Laura Calderón, tengo la historia de mi familia que estoy escribiendo y quiero dirigir, y está un proyecto para un guion tijuanense de José Paredes (‘Amir’), que para nada cuenta la historia violenta de Tijuana. Es una historia de jóvenes, casi casi, no te diría que una historia romántica, pero sí una historia de amor. Es ‘padre’ porque seguimos trabajando en hacer equipos y estamos haciendo lo necesario para producirla, José me invito, entonces vamos a trabajar en esta película, pero aparte tengo mis proyectos como director”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio