Estado de emergencia

Foto: Internet
 
Para Empezar Lunes, 6 Agosto, 2018 12:00 PM

La morgue sirve como un termómetro para las ciudades. Los cadáveres que llegan a las planchas revelan desde las enfermedades más mortales, hasta los comportamientos criminales, tendencias de violencia y crisis de inseguridad que presenta una sociedad.

En ese entendimiento, Tijuana está colapsada.

En un solo día, el Servicio Médico Forense (Semefo) ha recibido hasta 23 cadáveres. El promedio diario es de 14 cuerpos, de los cuales once son clasificados como homicidios dolosos. Ejecuciones con arma de fuego, estrangulaciones, cabezas cercenadas y cuerpos decapitados, otros desmembrados, hombres y mujeres calcinados; expresiones máximas de la violencia desbordada en un estado de impunidad.

A la par del incremento de trabajo, el Semefo Tijuana presenta otros problemas como una plantilla de personal integrada solo por diez médicos legistas, y un presupuesto que ni siquiera contempla suficiente hilo quirúrgico o material de limpieza para afrontar una situación que deriva de una deficiente procuración de justicia, de un mal gobierno.

El mal gobierno de Francisco Vega de Lamadrid, quien no es capaz de reaccionar ante la guerra de cárteles que todos los días se libra en Tijuana y que ha dejado cientos de cadáveres en las calles, incapaz también de reconocer la situación de emergencia por la que atraviesa el Semefo.

Por otro lado, está el deficiente papel de Salvador Ortiz Morales, presidente del Poder Judicial de Baja California, quien tiene en el abandono institucional al Servicio Médico Forense en Tijuana, sector que depende de él y que le ha hecho llegar las peticiones más urgentes, para las cuales no ha solicitado partidas presupuestales extraordinarias ni designado más plazas.

Tan solo en el primer trimestre del año, en el Semefo Tijuana se practicaron mil 045 autopsias, esto significa que concentra el 65 por ciento de las necropsias que se realizan en todo Baja California, pero Mexicali -donde se realizan un promedio de cinco autopsias al día- recibe 30 por ciento más presupuesto y cuenta con más personal.

En Tijuana, el hilo quirúrgico que les es enviado y cuantificado minuciosamente desde Mexicali, no alcanza para la cantidad de cadáveres que se reciben. Lo mismo ocurre con instrumentos más básicos como las hojas de bisturí de mala calidad y las escasas cajas de guantes que no rinden ni la mitad del año para el que están presupuestadas desde el Poder Judicial.

La falta de criterio del doctor César Raúl González Vaca, encargado del Semefo en Baja California es tal, que incluso ha levantado quejas administrativas a aquellos médicos que han utilizado más hilo para suturar, como si se tratara de un derroche y no de una necesidad, sobre todo en los casos de muertos por múltiples disparos de arma de fuego.

La precariedad en el Semefo Tijuana es tal, que se trabaja con una impresora con tinta a blanco y negro para plasmar las fotografías de cuerpos. Así, sin los recursos materiales necesarios y en el abandono gubernamental, el personal enfrenta una batalla diaria.

Todas estas condiciones se traducen en largas esperas para quienes reclaman los cuerpos de sus familiares. En las últimas semanas, incluso algunos cuerpos han sido entregados en estado de descomposición, ante los insuficientes refrigeradores para almacenar los cadáveres.

Parece que la situación en el Servicio Médico Forense de Tijuana indigna a cualquiera, excepto a las autoridades responsable. Hace unos días, el secretario de Planeación y Finanzas del Gobierno del Estado admitió que una de las vías para dar una solución expedita a las carencias en el Semefo sería la declaratoria de emergencia, la cual puede ser emitida por el gobernador Francisco Vega de Lamadrid.

Esta declaratoria permitiría conseguir recursos extraordinarios para que el Semefo trabaje en condiciones dignas, con recursos adecuados, así como el inicio de la construcción de un inmueble en la Zona Este.

Si conocen cómo solucionar esta problemática, ¿por qué no lo hacen? Hay que recordar que en el Servicio Médico Forense inicia la búsqueda de la justicia, junto a la labor que realizan los peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado, para el entendimiento de los homicidios, para dar con los responsables y así hacer justicia.

Hace tiempo nuestros gobernantes demostraron ser incapaces para contener la ola de violencia que en los últimos 31 días dejó a 251 personas asesinadas, pero aún tienen la oportunidad de mejorar las condiciones en el Semefo.

Sin embargo, las prioridades del gobernador y del presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado parecen estar en otras áreas, menos en la más urgente, en la que cada día colapsa un poco más, en la que da cuenta de la terrible situación de inseguridad que miles de tijuanenses padecemos.

Mientras tanto, seguirán acumulándose los cuerpos de aquellos que ni en la muerte encuentran el derecho a la dignidad.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio