El fracaso de una empresa para contratar policías en Tijuana

Foto: Cortesía
 
Edición Impresa Lunes, 20 Agosto, 2018 01:00 PM

El Ayuntamiento de Tijuana se comprometió a pagar 7 millones 450 mil pesos a cambio de que Innovatio Consultores le proporcionara 250 cadetes que se integrarían a la Policía Municipal. El costo era de 30 mil pesos por cada policía, pero terminó pagando 67 mil por cada uno, ya que la empresa solo encontró 22 candidatos aptos

La empresa Innovatio Consultores no solo fracasó en su propósito de encontrar más policías para Tijuana, para lo cual recibió un millonario contrato del gobierno municipal, también cobró por realizar las funciones propias de la Academia de Seguridad Pública del Estado (ASPE).

La empresa llegó a menos del 10 por ciento de la meta por la que fue contratada. De 250 elementos a los que se comprometió encaminar a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), solo canalizó a 22 personas aptas para ingresar a la Academia, quienes todavía no inician el curso de formación inicial.

Independientemente se gradúen o ingresen a la Policía Municipal, el gobierno tendrá que pagar a la empresa por los servicios ya brindados que incluyen pago de viáticos a los aspirantes, la operación de un call center y una base de datos en línea.

En términos matemáticos, el Ayuntamiento pagaría 30 mil pesos por cada elemento, pero terminó pagando 67 mil por cada uno.

Hasta el momento, el único pago que el Ayuntamiento ha erogado por el contrato establecido en 7 millones 450 mil pesos, consiste en un anticipo por un millón 490 mil pesos.

El contrato de prestación de servicios especifica que el segundo pago a realizarse es por una cantidad de 3 millones 725 mil pesos, equivalente al 50 por ciento del monto total, el cual se efectuará “una vez entregado el resultado progresivo de la meta inicial”, entendida ésta como los 250 elementos contratados.

Foto: Cortesía.- Rodrigo Caballero de Innovatio Consultores; Fidel Gómex, director de Capacitación y Adiestramiento Profesional de la SSPM; Marco Antonio Sotomayor, titular de la SSPM y Mario Martínez, director de Policía y Tránsito

La ambigüedad del concepto “resultado progresivo”, no permite saber con claridad, cómo se calculará el pago, pero en términos numéricos, el avance de la meta inicial fue del 10 por ciento.

Mientras que el tercer pago se fijó en 2 millones 235 mil pesos (el 30 por ciento), “una vez alcanzada la meta final y entrega total del proyecto”, lo cual no ocurrió. En este apartado, se precisa que la meta final será revisada y validada tanto por la satisfacción que exprese la SSPM, como el Ayuntamiento.

Por su parte, Rodrigo Caballero, gerente de proyecto de Innovatio Consultores, afirmó a medios de comunicación que la empresa ha gastado más de 3 millones de pesos en la prestación de sus servicios al Ayuntamiento, por lo que buscarán que este monto les sea cubierto.

Sin embargo, la cláusula décima del contrato contempla la terminación anticipada, la cancelación, así como el rechazo del servicio sin penalidad alguna, de considerarse conveniente o por causas justificadas.

 

Un contrato de funciones duplicadas

Si bien, el modelo de la ASPE ha funcionado en términos de reclutamiento, formación y capacitación de policías de las cinco corporaciones municipales y las tres estatales, lo que Innovatio Consultores ofreció fue aumentar el número de cadetes que ingresarían.

Para ello, creó un esquema en el que suplió funciones propias de la ASPE -para lo cual existe un presupuesto ya designado-, como la difusión de convocatorias, la selección de candidatos aptos, así como la atención y el acompañamiento a aspirantes durante las etapas del proceso de evaluación.

La privatización de este servicio resultó en una saturación en el primer filtro de interesados. En cuestión de semanas, la empresa procesó más de 20 mil solicitudes de intereses, casi el mismo número que la Academia ha recibido a lo largo de 15 años.

Aunque esto podría parecer un logro en cuestión de alcance, estadísticamente, de mil personas que han pasado por el primer filtro para ingresar a la Academia de Seguridad Pública, solo 14 se convierten en policías.

Con el modelo de Innovatio Consultores, los resultados empeoraron: solo una de mil personas que aplicaron en el primer filtro para formarse como policías, fueron aceptados en la Academia.

Por medio de una adjudicación directa, el Ayuntamiento de Tijuana contrató a la empresa Innovatio Consultores para el servicio de reclutamiento de elementos para la Policía Municipal.

El contrato se firmó el 15 de noviembre de 2017, con vigencia al 31 de diciembre de 2017, pero después de un adéndum, el plazo se amplió a julio de 2018.

Uno de los principales objetivos establecidos en el documento consistió en reducir aquellos prospectos que no aprueben los exámenes de control y confianza (de los cuales depende el ingreso a la Academia).

En cuanto a la propuesta económica aprobada, la primera etapa que incluía el reclutamiento de candidatos por medio de “estrategia de promoción, activaciones presenciales y a través de medios electrónicos, recopilación de documentación, antidoping y examen médico”, se cotizó en 4 millones 862 mil 500 pesos.

Mientras que los servicios de “coordinación, logística, alimentación y hospedaje para los elementos prefiltrados”, se cotizaron en 2 millones 587 mil 500 pesos para 750 interesados, lo cual significa un gasto individual de 3 mil 450 pesos.

Foto: Cortesía.- Los términos del contrato / La empresa que falló

Según Rodrigo Caballero, gerente de proyecto de Innovatio Consultores, esta compañía se alió con la empresa Empleo Nuevo, que funciona como una bolsa de trabajo y reclutamiento en línea y con una segunda denominada Ópalo para la evaluación de los interesados.

El prefiltro consistió en el lanzamiento de una página de internet para que los interesados ingresaran su información básica y así filtrar si cumplían con los requisitos mínimos, como edad, cartilla militar librada, no antecedentes penales, no tatuajes, estatura mínima, residencia mínima, así como buena salud física y mental.

Según información proporcionada por Innovatio Consultores en rueda de prensa, 21 mil 111 personas se registraron como aspirantes, pero 17 mil 800 no cumplían con estos requisitos, por lo que solo permanecieron dos mil 400 candidatos, a quienes se evaluó.

A cada uno de estos dos mil 400 candidatos se le elaboraron un expediente que se archivó en una base de datos almacenada en una nube digital y la información se compartió con la Academia y el Centro de Control y Confianza (C3).

“Una vez que captábamos esta información de registros de candidatos, abrimos un call center para atender a todas las personas que pasaban este primer filtro; se les llamaba para revisar documentación y requisitos, validábamos y si tenían la información (requerida), pasaba la tercera empresa de evaluación de control y confianza, Ópalo”, indicó el representante de la empresa.

A Ópalo le correspondía realizar a los prospectos, un examen antidoping, una entrevista, un examen de polígrafo y un estudio socioeconómico para entonces enviarlos a presentar sus exámenes en el C3.

En lugar de que el interesado tuviera comunicación directa con el C3 y la Academia para conocer el avance de su solicitud de ingreso, como regularmente se hace, la empresa asumió estas funciones.

Desarrolló un sistema de registro de las citas programadas, tanto en Tijuana y Mexicali para presentar los exámenes y cada dos semanas, proporcionaba a los aspirantes, informes del avance del proceso.

La empresa avisó que solo 149 aspirantes acudieron a las citas de C3 y no los 750 que se tenían contemplados en el contrato firmado con el Ayuntamiento. Por ello, los gastos de logística, alimentación y hospedaje, debió resultar en un máximo de 514 mil 50 pesos y no en los 2 millones 587 mil 500 pesos cotizados para 750 candidatos como se acordó en el contrato.

 

¿De dónde viene Innovatio Consultores?

El 1 de marzo de 2012 se constituyó Innovatio Consultores con Zaira Moreno Gómez Santelices y Miguel Ángel Figueroa Barrozo, como socios igualitarios con una inversión de 25 mil pesos cada uno. La primera es hermana de Marco Antonio Moreno Santelices, empresario dedicado a servicios de seguridad y apoderado legal de Innovatio Consultores.

Entre los contratos gubernamentales que la empresa ha obtenido, está el de prestación de servicios legales profesionales al Instituto Superior de Seguridad Pública del Estado de Sonora, específicamente en materia de capacitación en justicia penal y competencias básicas policiales; firmado el 27 de octubre de 2017 por un monto de 5 millones 165 mil 236 pesos.

La consultoría ofrece, entre otros servicios, la capacitación de empresas en proceso de planeación estratégica de negocios, así como en el desarrollo de prototipos, pruebas técnicas y tecnológicas.

De acuerdo con la SSPM, tanto el proyecto de contratar a una empresa privada para el reclutamiento de policías, como la sugerencia de que Innovatio Consultores fuera la empresa elegida, surgió del presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en Tijuana, Marcelo Hinojosa.

 

Esto es lo que ya hacía y sigue haciendo la Academia

Con 15 años de experiencia reclutando y formando policías para todas las corporaciones de nivel estatal y municipal en el Estado, la Academia de Seguridad Pública en Baja California sabe que encontrar candidatos idóneos para policías, no es tarea fácil.

Desde su fundación, más de 26 mil personas han solicitado información para convertirse en policías; la mitad cumplió con los requisitos establecidos en Ley y de estos, poco más de dos mil se han graduado como elementos de las cinco corporaciones municipales, la Policía Ministerial, la Policía Estatal Preventiva (PEP) y la Policía de Custodia Penitenciaria.

En una entrevista previa con el director de la Academia, José Fernando Sánchez González, explicaba que el perfil del policía no es común.

“Necesitas una vocación o generarla. No es un trabajo como cualquier otro, no es un trabajo temporal, es una carrera policial y se requiere de un perfil certero para proteger y servir. Son muchos años que se invierten y sacrifican en la corporación”, explicó.

En lo que va de 2018, la ASPE ha recibido a dos mil 216 personas interesadas en ingresar a una de las corporaciones policiacas del Estado, pero solo 223 lograron su ingreso. De estos, 597 tenían interés de unirse a las filas de la Policía Municipal de Tijuana, pero solo lo han logrado 15 elementos.

 

Tijuana sigue necesitando policías

Según el último censo poblacional, Tijuana necesitaría de cinco mil 312 elementos para cumplir con los estándares de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que recomienda 300 policías por cada 100 mil habitantes. Con dos mil 11 agentes municipales en las calles, el déficit es de tres mil 211 oficiales.

En lo que va de la administración de Juan Manuel Gastélum, 233 elementos han ingresado a la Policía Municipal, 85 de ellos como recién egresados de la Academia y 87 al transferirse de la Policía Comercial a la Policía Preventiva.

Sobre otras estrategias, el titular de la SSPM, Marco Antonio Sotomayor, explicó que también se viajó a otros estados para reclutar elementos, pero tampoco se encontró la respuesta esperada.

“Tijuana necesita policías, pero ser policía es una carrera y el proceso de depuración lo que nos ha traído es una disminución en estado de fuerza”, explicó.

Antes de 2008, cuando se reformaron los requisitos para convertirse en policía, Tijuana contaba con dos mil 108 policías. 10 años después, la población creció un 30 por ciento y la fuerza policial disminuyó en un 14 por ciento con 342 policías menos.

El 9 de agosto, 13 cadetes se graduaron como policías y se integraron a la corporación municipal de Tijuana. Un segundo grupo de 39 elementos está por iniciar su formación y 44 oficiales más se encuentran en espera del proceso de transferencia.

La meta del secretario de Seguridad Pública es sumar 500 policías antes de que concluya la actual administración municipal.

Sobre los resultados del plan de reclutamiento privado, comentó: “el alcance era muy ambicioso, pero en el trabajo diario era muy complicado lograr esos 250 elementos, por eso ya no se pagó más (a la empresa) y con los siguientes resultados del C3, haremos un balance y un cierre”.

El funcionario municipal explicó que el proyecto dejó la experiencia de los costos reales de reclutar una empresa e incluso si una empresa puede tener una ganancia al dedicarse a esto.

“Quisiéramos tener más policías reclutados, pero estamos satisfechos en el sentido que se creó un proceso nuevo de reclutamiento que antes no existía”, finalizó.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio