Dan identidad con su música

Fotos: Cortesía Cuauhtémoc Álvarez/El dúo de raperos michoacanos se presentó en Tijuana
 
Espectáculoz Lunes, 20 Agosto, 2018 12:00 PM

Considera Akwid que capitalizar mezcla de culturas es la clave de su éxito. El dúo de raperos michoacanos que saltó a la fama al Sur de Los Ángeles, lanzará su noveno álbum de estudio, en el que además de subrayar el desamor, colaboró con Ariel Camacho y Los Plebes de Rancho

Pioneros del hip-hop y del rap cantado en español en la Unión Americana, los hermanos Francisco y Sergio Gómez probaron su vigencia el domingo 12 de agosto en el marco de la celebración de la Expo Tattoo efectuada en los salones de Hotel Real Inn, donde un millar de amantes de la tinta siguió los versos y rimas de los raperos mexicoamericanos, oriundos de Jiquilpan de Juárez, Michoacán.

Originarios de una región alta, plagada de árboles de jacarandas y tierra del ex Presidente de México, Lázaro Cárdenas, los Akwid han establecido sus raíces como algo más que un orgullo: un canal para fusionarlas con el rap, clave del éxito de sus producciones discográficas con las que alcanzaron la fama, el reconocimiento por su aporte a la cultura y brindar y adquirir identidad, hoy desde una plataforma independiente.

“Ahora que trabajamos de forma independiente se han abierto más puertas, al principio fue difícil hacer la transición porque estábamos acostumbrados a que un montón de personas hicieran el trabajo, pero hoy tenemos el control de todo el proyecto, la fuerza de las redes sociales y lo más importante: seguimos haciendo canciones por gusto, no por moda. El hip-hop evoluciona cada día, lo que hacemos es acoplarnos a la música regional mexicana que también está cambiando”, dijeron los hermanos Gómez a ZETA.

A decir por Awkid, su reciente producción discográfica titulada “El Atraco” muestra la evolución de los dos géneros, tanto el rap como el regional mexicano, al igual que lo tendrá su próximo álbum: “Estamos enfocados en la calidad de las nuevas canciones, ser independientes ha detonado la creatividad, porque debes hacer de todo, no solo la música, letras, sino hasta la filmación de vídeos, la promoción, tener el control y esa tranquilidad de no tener que presionarnos por publicar, porque además no copiamos ninguna receta, es nuestro propio invento fusionar”, dijo Francisco.

El público también participó con ellos

“Hace catorce años decidimos llevar el hip-hop hacia otro lado, traducirlo a nuestra lengua nativa. Afortunadamente lo expresamos de manera muy honesta, libre, en parte porque venimos de un rancho, crecimos en Los Ángeles con tradiciones mexicanas, escuchando a Cornelio Reyna y Lorenzo de Monteclaro, yendo a la iglesia los domingos, y con esa combinación de culturas obtuvimos experiencia y sabiduría en distintos aspectos, de negocio, callejeros, de la música; pero la pasión ha hecho que con recursos limitados, estemos aquí”, señaló el dúo amante de la música mexicana, jazz y country.

Sobre la evolución de hip-hop en México y Estados Unidos, los Gómez externaron que en México ha habido mayor progreso en las líricas, así como más inquietudes y un avance por encontrar sus propias identidades, gracias a la pasión por el rap y expresar su realidad.

“Lo interesante para mí es que si escucho el hip-hop del barrio de Los Ángeles, muchos rapean de lo que viven allá, y los de México hacen lo mismo, pero la vivencia es diferente. Escuchar la manera que se expresan es como escuchar una entrevista de otro planeta, tiene una esencia natural, lo mismo pero no igual. Hay algunos que tratan de imitar, pero te das cuenta cuando alguien habla de su realidad, todo es cultural porque no puedes hablar de lo mismo, cuando todo es totalmente diferente. Una canción de Los Ángeles puede hablar de los picnic en los parques, hasta de lo que tomas, fumas; se escucha diferente a la experiencia que viven en México, por ejemplo, puedes tomar al muchacho callejero de Estados Unidos y se notará más ‘fresa’ que el mexicano, es sorprendente porque en México se maneja un lenguaje más evolucionado que el que tenemos nosotros allá. Nosotros el español lo aprendí de niño, pero la evolución de mi español en Estados Unidos se acopló a como lo habla mi mamá”, comentó el rapero, mientras que Sergio agregó:

“Si hiciéramos un disco viviendo en México, quizá hoy cantaríamos de gallos, trocas perronas y caballos”.

Haberse desenganchado de la realidad para buscar en el rap su hobby,  ha permitido a Akwid que fluyan las ideas, sobre todo, encontrar su identidad, lo cual reflejarán en su próximo disco.

“En nuestro siguiente disco viene la canción ‘Hay Niveles’, que grabamos junto a Los Plebes de Rancho, con la voz de Ariel Camacho, pero también mucho de desamor, porque nos basamos en lo real, en lo que vivimos. En este tiempo hemos viajado más que de niños, tocamos en México, El Salvador, España, Costa Rica y Japón, eso nos abre la mente al escribir, tenemos más experiencias y más roto el corazón”, adelantaron, para concluir:

“Mantenerte honesto no puede hacerte fallar. Nos causa curiosidad ver cómo chinos y japoneses cantan nuestras canciones, pero no podemos decirnos nada en los conciertos, ni ellos ni nosotros, pero sienten nuestra cultura, lo ven como un estilo quizá, pero eso nos hace destacar que Akwid es diferente, y ahora entendemos por qué nos invitaron al Museo de la Humanidad, por expandir la mezcla de culturas, dos mundos, dos géneros de distintas partes del mundo, y a muchos les ha dado identidad”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio