Aguas…

Foto: Cortesía
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 27 Agosto, 2018 12:00 PM

Dicen quienes saben del comportamiento de los Escobedo -Mario de suyo en el PRI y la Canaco, Óscar siempre en el PAN y con el poder local-, que la idea tras la aspiración del primero a convertirse en candidato de Movimiento Regeneración Nacional al gobierno de Baja California, es convertirse en el salvador de Francisco Vega de Lamadrid, el todavía gobernador del Estado. Vaya, aseguran que las llevadas y traídas que realiza al senador electo y futuro coordinador presidencial, Jaime Bonilla Valdez, tienen el objetivo de acercarlo al mandatario para hacer un pacto de impunidad. Mario Escobedo, quien presume cercanía con “Kiko” Vega, de hecho poco o nada lo ha criticado desde la cúpula local del comercio organizado. Refiere a los panistas que solo él y nadie más, representa el seguro para Vega de Lamadrid. La realidad es que sí, los otros dos aspirantes a la candidatura de Morena, Arturo González Cruz y Jaime Martínez Veloz, se han dirigido públicamente sobre la corrupción en el gobierno de Vega. Mario, cuyo hermano es secretario de Turismo en la administración estatal, tiene hasta conflicto familiar para hacer una crítica al gobierno que está a punto de ser el último de extracción panista en Baja California. Y aunque Jaime Bonilla ha dicho públicamente que investigará a Vega y la corrupción en su gobierno, la cercanía con Mario Escobedo hace a muchos entrecerrar los ojos en signo de sospecha política. Lo único que faltaba: de candidato del PRI, a candidato de Morena, a ofrecer pactos de impunidad.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio