Acusan a ISSSTE de negligencia en parto


 
Ezenario BCS Martes, 14 Agosto, 2018 01:00 PM

La ilusión con la que una madre entra al hospital, minutos antes de dar a luz, es sin duda una  de las emociones más inexplicables; en su mente solo refleja la idea de salir sonriente con su pequeño en brazos, así fue para Anaís Chávez, en el municipio de La Paz.

Yaneth Anaís Chávez Amador, de 30 años de edad, madre de dos niños: Vannya, de 13, y Abraham, de 6 años; ingresó el pasado martes 31 de julio al Hospital Conchalito del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), ubicado en el municipio de La Paz, luego de presentar dolores de parto que le indicaran la llegada de Ana Victoria, su tercera hija; sin embargo, dentro del hospital, las cosas se complicaron sin conseguir quién la atendiera.

“Mi hermana ingresó caminando, ingresó bien, ingresó de pie. Al momento de que ella ingresa, nunca tuvimos, nadie tuvo, ni su esposo, ni mis papás, tuvo razón de ella. Estuvieron todo el tiempo con ella y ellos nunca, nunca salieron a decir qué es lo que estaba pasando, si había alguna complicación, si necesitaban algo y pasó mucho tiempo, pasaron muchas horas y a lo último salieron para decirnos que no se pudo hacer nada”, señaló Paola Chávez, hermana de Anaís.

Según el relato de los familiares de la paciente, el pasado martes 31 de julio, alrededor de las 10 de la mañana, Anaís, acompañada de su esposo Abraham Manríquez y su padre Guillermo Chávez, llegó al ISSSTE, donde fue atendida hasta las dos de la tarde. Finalmente, a las cuatro de la tarde fue preparada para partir al quirófano. Anaís se despidió de sus familiares, quienes esperaban impacientes, la llegada de Ana Victoria.

El señor Guillermo cuenta cómo transcurrieron las horas en el sanatorio:

“Ella entró a las dos de la tarde y a las cuatro pasaditas le empezaron la cesárea, la niña nació entre 6:18, 6:30 por ahí más o menos y después ya no salió nadie hasta como las siete a darnos unas sandalias de ella y luego hasta las 11:30, donde nos dijeron que le iban a meter otra vez a cirugía porque tenía mucho sangrado y le pidieron a mi yerno un medicamento”; expresó Guillermo Chávez, papá de Anaís.

Aunque Ana Victoria había nacido desde las seis de la tarde, a los familiares nunca se les dio conocimiento de la situación y fue hasta casi la medianoche de ese mismo día que se tuvo la primera razón, luego de que una persona no identificada salió a pedirle a su esposo que necesitaban urgentemente un medicamento que no tenían en el hospital, llamado “Dicynone”, un antihemorrágico post-quirúrgico.

Sin embargo, antes de esa última información, familiares pasaron horas de angustia sin saber qué ocurrió.

“Pasaron aproximadamente de cuatro a cinco horas. Mis papás estaban desesperados, mi mamá corría de un lado a otro, ni siquiera había una trabajadora social que les pudiera a ellos decir o explicar cómo estaba la situación, todo era un caos”, explicó Paola Chávez.

Después de la entrega del medicamento, personal del ISSSTE se reunió por primera vez con los familiares con la intención de darles a conocer que la salud de Anaís se había complicado, por lo que habían tenido que retirar la matriz, esto sin consentimiento de nadie; sin embargo, hasta ese momento ya habían pasado por lo menos ocho horas desde que ella había ingresado al hospital y casi cinco desde que había dado a luz.

Posteriormente fue hasta las 6:30 horas del día miércoles 1 de agosto, que se le avisó a la familia que Anaís había perdido la vida, esto tras una hemorragia que no pudo ser controlada.

Ante la angustia y la frustración de una posible negligencia médica, Adela Amador, mamá de Anaís, asegura que nunca imaginó vivir esta situación en carne propia y pide ayuda a las autoridades correspondientes para buscar justicia por la muerte de su hija.

“Perder a una hija es un dolor muy grande y yo quisiera que me hicieran caso por favor para que no siga pasando, porque esto que viví no se lo deseo ni a la doctora, ni a nadie de ellos. Me quitaron un pedazo de mi corazón como madre, como yo se lo dije a ella, yo le dije a la doctora, doctora por favor, haga algo por mi hija y ella me dijo, me está amenazando y si así es, que hago de qué manera le pido, ¿de rodillas? ¿Cómo le pido para que me ayude con mi hija? Y me dice: ‘le estamos haciendo lo que se puede, pero yo no veo nada’; le digo, por favor, ayúdeme”; señaló la mamá de Anaís.

A casi diez días de los lamentables hechos, familiares ya han interpuesto una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), bajo el número de expediente: LPZ/6295/2018/NUC, ante el agente del Ministerio Público Licenciada Rosalinda Alonso Villegas, con esto, familiares y esposo buscan que médicos involucrados en la muerte de la madre, paguen con cárcel.

Cabe mencionar que Anaís Chávez, durante los nueve meses de embarazo nunca presentó ninguna complicación, sin embargo, el médico que atendía su embarazo, se encontraba de vacaciones y no programó jamás su cesárea.

Vannya de 13 años, Abraham de 6 años y Ana Victoria de días de nacida, llevan en el corazón la lucha de su mamá.

Para ZETA, Mayra Lorena Zazueta Corrales, delegada del ISSSTE en Baja California Sur, comentó que desde un principio se inició la investigación del caso en particular.

“La investigación, de manera muy puntual, se ha hecho desde el momento que sucedieron las cosas. Se revisó en el comité como lo indica el protocolo, en los comités de revisión de muerte materna y perinatal, tanto del hospital como delegacional, que ya sesionamos con todo el análisis y las áreas de oportunidad que tenemos, para que mejoremos y que no se vaya a repetir de ninguna manera. Evitar al máximo que se den estos casos, claro siempre sabemos que es un riesgo latente que existe cuando hay una cesárea o un parto”, defendió la delegada.

Recordó parte de la investigación que se realiza, misma que está siendo llevada por la Comisión de Quejas Médicas del ISSSTE a nivel nacional.

“Hay situaciones que se dan, como en este caso fue el que su útero no se haya cerrado, no haya dado tono, y que eso se provoca hemorragia; pero bueno, toda esta intervención de la investigación del caso, se está llevando de manera muy puntual; tan sensibilizados estamos del asunto, que nosotros de manera personal, con la instrucción del director general del ISSSTE, Florentino Castro y su servidora, vamos a atraer el caso ante la Comisión de Quejas Médicas que tiene la institución a nivel nacional, para garantizar que haya una transparencia en el análisis del caso”, finalizó.

Por último, indicó que se tiene plenamente identificado a todo el personal que participó en la intervención de la paciente y se tomarán medidas protocolarias para evitar nuevos incidentes.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio