Señora de la tercera edad en el banco


 
En Zerio Lunes, 30 Julio, 2018 12:00 PM

Quiero sacar 500 pesos.

“En ventanilla mínimo son 2 mil. Si quiere menos, tiene que usar el cajero”.

— Es que no sé cómo.

“Venga otro día  y un compañero le enseñará”.

Bueno, deme los 2 mil.

“Aquí los tiene, ¿alguna otra operación?”.

Sí. ¡Quiero depositar mil 500!

Autor: Cajero frustrado.

 

El contestador telefónico de los abuelos

¡Hola! En este momento no estamos en casa pero, por favor, déjanos tu mensaje después de oír la señal, que lo contestaremos a la mayor brevedad. Biiiiiiiiip.

Si eres uno de nuestros hijos, marca 1 y a continuación selecciona del 1 al 5 por orden de “llegada al mundo”, así sabremos quién eres. A continuación, señala tu opción:

Si necesitas que nos quedemos con los niños, marca 2.

Si quieres que te prestemos el carro, marca 3.

Si quieres que te lavemos y planchemos la ropa, marca 4.

Si quieres que los nietos duerman en nuestra casa, marca 5.

Si quieres que vayamos a buscar a los niños a la escuela, marca 6.

Si quieres que preparemos una comida para el domingo o para llevártela a casa, marca 7.

Si quieres venir a comer aquí, marca 8.

Si necesitas dinero, marca 9.

Si nos vas a invitar a comer, a pasear, ir al teatro o eres uno de nuestros amigos, ¡PUEDES HABLAR DIRECTAMENTE, QUE TE ESTAMOS ESCUCHANDO!

Autor: Una abuela rebelde.

 

En la ferretería

Un hombre entra a la ferretería y pregunta:

— ¿Señor, tiene clavos?

“No, no tengo”.

— ¿Y pintura?

“La verdad tampoco tengo”.

— ¿Y un serrucho?

“Mire señor, para serle franco, no tenemos nada”.

— Bueno, ¿y entonces por qué no cierra?

“¡Porque no tengo candados!”.

Autor: Ex empleado de ferretería en bancarrota.

 

Borrachales

Entra un borracho a su casa todo manchado con lápiz labial por todos lados, hecho un desastre, y la mujer le pregunta qué le pasó. El hombre contesta:

“No me vas a creer, ¡me peleé con un payaso!”

 

***

 

Un borracho llega a un condominio y toca el portero electrónico. Una señora le responde:

¿Diga?

“¿Está su marido?”.

— Sí, ¿por qué?

“Disculpe”.

El borracho va a otro condominio y llama a los próximos tres condominios. Llega al cuarto condominio y hace la misma consulta:

“Señora, ¿está su marido?”.
Ella responde:

No, ¡no ha llegado todavía!

“Señora, ¿por favor puede bajar y decirme si soy yo?”.

Autor: Un sobrio, seguramente.

 

Optimista

Había un tipo que era muy optimista, tan optimista, a todo le encontraba el lado bueno. Un día un amigo le dice:

— ¡¿Qué crees?! Ayer llegó Juan a su casa, encontró a su mujer con un hombre, sacó la pistola, los mató a los dos y luego se suicidó.

“Qué bueno”, contesta el optimista.

— ¡¡¡Cómo que qué bueno, si es una tragedia!!!
“Claro, pero si hubiera llegado un día antes, el muerto hubiera sido yo”.

Autor: Pesimista.

 

Vocación

La profesora en el salón de clases:

A ver, Pablito, ¿qué quieres ser de mayor?

“¡Jardinero!”.

¿Y por qué?
“Porque mi abuelo era jardinero, y mi padre también y yo quiero seguir con la tradición”.

Muy bien. ¿Y tú, Guillermito qué quieres ser cuando crezcas?
“Yo, carpintero, porque mi padre lo es, y el padre de mi padre y yo quiero seguir la tradición”.

Muy bien, Guillermito. Y tú, Jaimito, ¿qué quieres ser de grande?
“Yo quiero ser psicólogo, por si sigo la tradición”.
Muy bien, ¿tu padre y tu abuelo son psicólogos?

“No, pero mi madre y mi abuela están locas, ¡y mi novia va de camino!”.

Autor: Ex novia de Jaimito que ahora anda con Pepito.

 

Bar lleno

El bar estaba vacío, llega un cliente y dice al mesero:

— Cuando puedas, ponme una cerveza por favor.

“Un momento, estoy sirviendo, ¿no ves que tengo el bar lleno?”.

— ¡Pero si está el bar vacío!

Pasan cinco minutos y el hombre insiste al mesero si servirá o no la bebida que pidió.

“Ya te dije que te esperes, ¡estoy muy ocupado sirviendo a los otros clientes! ¿No ves que tengo mucho trabajo?”

Total que pasa el mesero por delante y el cliente le da una patada en el trasero.

“Pero qué haces, ¡¿te has vuelto loco?!”.

El cliente responde:

“Sí, claaaro, ¿con el bar todo lleno y vas a decir que fui yo?”.

Autor: Mesero arrepentido.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio