Por seguimiento legal inadecuado, pierde municipio 36 mdp en juicios

Foto: Archivo.- Ricardo Chavarría Morales
 
Ezenario Lunes, 23 Julio, 2018 01:00 PM

Más de 36 millones de pesos en laudos condenatorios ha erogado la administración de Juan Manuel Gastélum Buenrostro, por juicios perdidos en tribunales, algunos por omisión de la propia autoridad, lo cual ha representado un desequilibrio para el erario de Tijuana; indicó el tesorero municipal, Ricardo Chavarría Morales.

“En laudos sí hay un desequilibrio porque no es un presupuesto que tenemos asignado, es algo adicional. La Ley de Presupuesto y la de Disciplina Financiera nos establece que el pago debe provenir de partidas automáticas, pero el flujo de efectivo no se tiene”, expuso el funcionario.

Tan solo en 2017, el XXII Ayuntamiento tuvo que disponer de 32 millones 743 mil 608 pesos del Ejercicio 2017 para el pago de laudos registrados en 43 expedientes en los que jurídicamente ya no se podía hacer nada.

Mientras que en lo que va de 2018, alrededor de 15 casos se han perdido, condenándose al municipio a un pago aproximado de cuatro millones de pesos. En este registro se sumó los más de 11 millones de pesos pagados a Jaime Bonilla, propietario de Media Sport, por daños en su propiedad por parte de un empleado del municipio.

Chavarría Morales indicó que la mayoría de los resoluciones condenatorias derivan de juicios iniciados en pasadas administraciones y que no llevaron un seguimiento puntual, por lo que se perdieron, como es el caso de policías despedidos durante el XIX Ayuntamiento.

“Todos estos asuntos judiciales que llegan a estos términos, son por ser mal atendidos. Los cambios administrativos muchas veces perjudican porque en ese lapso del cambio, no se le da seguimiento y sobre todo, porque en este tipo de asuntos hay fechas fatales, si no presentas tu recurso cuando te presentas a una audiencia, ya se da por aceptados los cargos y vienen desenlaces de esta naturaleza donde hay un perjuicio económico al Ayuntamiento”, aclaró.

Admitió que algunos también se pierden “por omisión. Para evitarlo, se debería profesionalizar ciertas áreas de la administración pública. El cambio administrativo es un cambio devastador para el servicio público. La curva de aprendizaje es muy larga y más porque cuando vas entrando, surgen temas que la administración anterior los estuvo guardando, casos que son atrasados en su periodo de pago”.

Aseguró que actualmente no se deben pasivos de 2017, pues se ha cumplido con todos los laudos y el pago de jubilaciones. Explicó que para este año, el gobierno de Tijuana busca subsanar pasivos de 2016 y anteriores, para que no afecte las calificaciones crediticias.

Leonardo Martínez Delgado, consejero jurídico del XXII Ayuntamiento de Tijuana, precisó que en promedio, el gobierno municipal enfrenta un total de cinco mil 299 juicios, de los cuales, mil 700 son de tipo contencioso administrativo, 800 laborales, 800 fiscales, mil 200 en materia penal; 170 civiles y mil 400 juicios de amparo.

Respecto a su labor, anotó: “tenemos la instrucción -de parte del alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro- de impugnar cualquier acto que sea en perjuicio del patrimonio de la Hacienda Pública municipal; entonces estamos defendiendo el patrimonio de todos los tijuanenses hasta sus últimas consecuencias”.

Cuestionado sobre los casos perdidos, ponderó que “en promedio, de los asuntos laborales de todas las sentencias o laudos que se nos ha estado notificando, el 80% ha sido favorable al Ayuntamiento y 20% condenatorio”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio