Por derrame de aguas negras, suspenden clases en primaria de Buenos Aires Sur; autoridades no atienden problemática

Foto: Karla Castillo.- Alumnos enferman por brote de aguas residuales
 
Ezenario Lunes, 2 Julio, 2018 01:00 PM

Un derrame de aguas negras en las escuelas primarias Jesús Martínez Díaz y Albert Einstein, turno matutino y vespertino, respectivamente, de la colonia Buenos Aires Sur, ha generado enfermedades virales en alumnos y la pérdida de clases por periodos de hasta una semana en varias ocasiones de este 2018; expusieron padres de familia y directivos escolares.

De acuerdo a la directora de la escuela primaria Albert Einstein, Norma Hernández Guerrero, el derrame de aguas residuales se presentó por primera vez en octubre de 2017 y fue reportado al Departamento de Normatividad e Inversión de la delegación del Sistema Educativo Estatal (SEE) en Tijuana, pero no se atendió.

Esta situación ha provocado padecimientos como ronchas en la piel, vómito y diarrea en algunos alumnos; por lo que se han visto obligados a suspender clases, incluso hasta por una semana, refirió Hernández Guerrero.

Desde febrero de 2018, el flujo se ha registrado continuamente, motivo por el cual se notificó vía telefónica y oficio, incluso a otras áreas del Sistema, en al menos diez ocasiones, hasta lograr que se desazolvara la tubería interna del plantel, pero el problema ha persistido.

El 10 de mayo, el SEE notificó a la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt), con el reporte 80406828. La Comisión identificó que se trataba de un problema externo, por lo que destapó el sistema de drenaje de la calle Isla Tortuga, pero las emanaciones de aguas residuales continuaron hasta el 25 de junio pasado.

En un recorrido, ZETA constató que debajo del módulo de los baños, brotan aguas malolientes que se desplazan por la explanada principal, siguen frente a la cooperativa y llegan hasta las mesas donde comen los niños en el patio.

Al respecto, la delegada del SEE en Tijuana, Andrea Ruiz Galán, confirmó el trabajo de Normatividad y reiteró que el problema es externo, por lo que dio parte a la Cespt, dependencia que se comprometió a atender la situación, la próxima semana.

Sin embargo, Germán Jesús Lizola Márquez, director de la Comisión, informó a través del departamento de Comunicación Social de la dependencia, que la cuestión se debe a que la escuela está construida por debajo del nivel de la tubería de la calle, por ello, cuando se tapa, las aguas residuales en lugar de seguir por la línea exterior, se dirigen hacia la parte más baja que da a los baños del plantel.

Indicó que anteriormente Cespt instaló una válvula para prevenir derrames, pero las autoridades del plantel no le dieron mantenimiento, dejando de funcionar; declaración que fue refutada por Norma Hernández Guerrero, quién sostuvo que en los 10 años que lleva como directora, no se ha instalado ningún dispositivo de este tipo. “En todo caso, está ubicado afuera del plantel. Yo no tengo autoridad para abrir la calle y poner algo en la tubería, eso corresponde al municipio”, aseveró.

La solución, según le informó un técnico de la paraestatal, es reconstruir los baños a la altura de la calle y revisar el estado de la tubería en la zona, pero sin el recurso extraordinario que se obtenía de la Beca Progreso -la cual ya no existe-, anotó que carece de posibilidades económicas para sobrellevar ese gasto.

Aunque están a unos días de terminar el ciclo, la directora de la escuela dice que insistirá ante las autoridades para que den una solución permanente que no afecte a los 628 niños que acuden en ambos turnos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio