Narcomenudeo en transporte público

Foto: Cortesía.- Chofer de uber ejecutado el 19 de Marzo de este año, extraoficialmente identificado como Miguel Ángel Maldonado Murillo alias “El Miky”
 
Edición Impresa Martes, 31 Julio, 2018 01:00 PM

Fuentes militares han identificado la venta de droga a través del servicio Uber. Este es el modo en que el CJNG distribuye enervantes, aunque el Cártel de Sinaloa también emplea a choferes de dicha plataforma. Investigan a narcomenudistas que surten “tienditas” utilizando transporte de ruta

“Tengo un chingo de conectes, de la (Policía) Estatal, Ministerial, nada me cuesta. Llegan porque yo les llamé, tengo un tío que era de la Ministerial y yo le digo que les pase el dato adonde llegue”, expresó un chofer del servicio Uber en una grabación que llegó hasta manos de personal militar.

Según investigaciones y datos de inteligencia militar, los grupos delincuenciales con operaciones en La Paz, Baja California Sur, han detectado un método más de infiltración de células, principalmente del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y en menor proporción del Cártel de Sinaloa en la prestación de servicios como la plataforma Uber.

Esto confirma el por qué los homicidios de por lo menos tres choferes, dos de ellos ocurridos el 20 de marzo y el restante el 24 de abril de este año.

Los conductores “estaban vinculados a ciertos grupos, tenían operaciones de transportar gente y llevar droga, sobre todo para surtir. Se llevaban investigaciones al respecto, pero por obvias razones, grupos antagónicos se encargaron de eliminar a sus contras”, refirió una fuente militar a ZETA.

Diferentes estrategias son utilizadas por miembros de la delincuencia, como autos particulares y motocicletas, los cuales son vistos normalmente entregando mercancía a sus consumidores; incluso en negocios que estaban vinculados y reconocidos como “picaderos”, es decir, destinados para que adictos puedan consumir su droga.

“Es cuestión que le eches una llamada o los veas pasar, con una seña llegan y se acercan, entregan el producto y se alejan como si nada. Las autoridades lo saben, ellos han estado colaborando, hay algunos que tienen conocimiento pero se hacen de la vista gorda, sobre todo porque ya los tienen ubicados, los mismos involucrados saben la ubicación de sus seres queridos y prefieren llevar la fiesta en paz”, comentó un miembro del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública.

El 27 de Abril, Fue ejecutado Rafael Márquez Cadena, originario de la Ciudad de México, el cual contaba con antecedentes penales, presuntamente prestaba sus servicio en la plataforma de Uber

La información fue confirmada por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en Baja California Sur: ex agentes prefirieron asumir actividades con grupos de delincuentes que hoy enfrentan a los que en algún momento estuvieron de su lado.

 

“Es muy difícil que los compañeros puedan concretar una detención en contra de los líderes de estas células delictivas, por ello han optado por abrir la información y confiar en otras investigaciones, con el fin de que se puedan detener a los responsables en el narco”, profundizó el miembro de la Secretaría de Seguridad Pública.

La tranquilidad registrada en los últimos meses en todo el Estado es una prueba de que han funcionado los diversos operativos de seguridad de los tres niveles de gobierno, sobre todo la incursión de las fuerzas militares y civiles del orden federal, pues de esta manera se ha frenado a diversas células delictivas.

Sin embargo, el tiempo que los homicidios dolosos se han contenido, se ha puesto a prueba la inteligencia de los grupos delictivos, “estaban perdiendo mucho, muertes, estructura y droga a la vez, lo que buscaron son otras formas de poder mover el material, ellos no pierden nada y sí ganan mucho estableciendo nuevas rutas de distribución. Han existido muchos aseguramientos, imagínate cuánto deben estar moviendo los grupos locales, porque siguen los jaloneos por controlar territorios”, refirió la fuente militar.

Una de esas estrategias ha sido con la infiltración de Uber, una plataforma de transporte privado al alcance de cualquier ciudadano, que ya cuenta con testimonios de usuarios que han tenido “malos entendidos” con choferes, además de padecer comportamientos extraños.

“Aunque muchos lo prefieren por la seguridad de saber con quién te subes y cómo trabajan, muchos consumidores así lo mencionan: esperan la llegada de su Uber, aunque en muchos de los casos ni siquiera miden el tamaño del riesgo que existe, no solo comprar a un chofer de Uber, sino a cualquier distribuidor, pues a veces les vienen poniendo cola y hasta que se detienen actúan los sicarios”, señaló el efectivo militar.

En varias ocasiones ha ocurrido que los pistoleros persiguen a su víctima y, cuando les dan alcance a ciertos distribuidores al narcomenudeo, descargan sus armas, algunas veces, para evitar ser delatados, ejecutan al “cliente”, que sería un testigo ideal del homicidio.

De acuerdo a cifras de incidencia delictiva federal disponibles en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en lo que refiere a disposiciones de ese nivel de gobierno, se ha incrementado la producción de estupefacientes en el primer semestre de 2018, en comparación al mismo periodo, pero en 2017.

En el ámbito federal respecto al consumo, producción, transporte, tráfico y comercio, en los primeros seis meses del año pasado se registraron 41 incidentes, y en el presente se tiene registro de 51 delitos, es decir, cerca del 25 por ciento de incremento de la presencia de droga en las calles de BCS.

José Manuel Ceseña Rubio, fue encontrado en la colonia El Calandrio en La Paz, con muestras de que fue torturado y arrastrado por las calles, no dio a conocer nada de sus agresores

 CHOFERES SIRVEN AL NARCO

“Yo siempre les dije que no dejo que me humillen, me corrieron de la 5 de Mayo y Serdán y yo no me dejo, por eso les eché no sé si llegaron estatales o ministeriales, pero llegaron a mi petición, estamos protegidos. ¿Te cayó el veinte al cuánto tiempo que me fui les cayeron?”, preguntó un chofer Uber a uno de sus pasajeros, tratando de impresionarlo sobre la colusión de policías.

Han descubierto agentes militares encubiertos que hacen uso de la plataforma para hacer “servicios” anormales en unidades que prestan el servicio, como venta o distribución al menudeo en La Paz.

 

Y es que Uber solo brinda servicio en la Capital del Estado, sitio prácticamente controlado por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“Se ha visto a ciertos miembros identificados con esta célula operando el transporte, son específicas sus labores, dejaron atrás las motonetas Italika que traían para vender la droga, ahora como ya estaban quemadas las motos, era más fácil identificar, por ello la estrategia de tener un esquema nuevo, pero ya está viciado en otras ciudades. Contamos con elementos que han visto el tráfico en otros estados y aquí ya hay incursión”, refirió el efectivo de inteligencia militar consultado por este Semanario.

En la ciudad se ha visto una especie de riña entre usuarios, al menos así lo han reportado los oficiales, que no han salido de los pasillos y autoridades de transporte.

Más allá de una riña, es la pelea del territorio, quienes poseen el control de las fuerzas policiacas, los utilizan para extender el territorio de operación y, de manera conjunta, policías corruptos y grupos criminales han infiltrado Uber.

“¿Ves el otro carro? Ese March blanco, ya lo tienen ubicado, yo nomás les dije ‘son las placas tal y tal’ y sobres, ya lo traen, es competencia, pues. ¿Sabes cuál es la orden que di? Agarren a esos morros, pero a la camioneta negra déjenla”, revela la grabación del chofer de Uber vinculado.

Entre la plática que sostiene con uno de sus pasajeros, le dice: “Me pusiste un cuatro, nos vienen siguiendo”, se escucha el motor del carro a toda velocidad y el chillido de las llantas, entonces le cierra el paso al vehículo de Uber y lo bajan otros hombres diciéndole “Qué te pasa pendejo, pudiste provocar un accidente”. La discusión sigue y se escuchan portazos.

Otro grupo de conductores de la plataforma de transporte llega al rescate y se apoderan del pasajero, que más bien pertenece al grupo contrario.

“Nos vamos a la 5 de Mayo”, después el rescatado afirma: “No hay que ir para allá es peligroso”, de fondo se escucha “Es nuestro territorio, ahí nos la van a pelar”.

El pasajero declara: “Traté de bajarme del carro, pero no pude, se puso nervioso y fue cuando llegaron”.

Los choferes de Uber se encuentran preocupados, pues entre ellos hay miembros de la delincuencia organizada que están operando en la Capital.

“Se dedican a distribuir droga o gente que anda con ellos, nos han dicho que nos van a levantar si decimos algo, por eso venimos ante ustedes (autoridades), necesitamos que pongan mucha atención y puedan revisar quiénes andamos bien y quiénes andamos por necesidad, y no quien aproveche para delinquir”, expresó un chofer a los efectivos militares.

Pareciera que los malos conductores están vinculados a ciertos grupos delincuenciales, operando con oficiales para amedrentar a los operadores de Uber y meter a choferes a favor de la delincuencia organizada. En otras ciudades del país ya es una realidad: la plataforma de transporte es insegura y con nexos, y lo peor, es que a nivel internacional no se ha detectado.

 

Cámaras de vigilancia han captado el intercambio de manos entre Choferes Uber y compradores, la situacion ya está en la mesa

TRANSPORTE PÚBLICO, TAMBIÉN INVOLUCRADO

“Hay muchas maneras en que el narco está operando en la ciudad, la última que ha sido detectada es la plataforma, los homicidios contra choferes dieron determinación para investigar y así se ha conocido, la otra es con las motos y autos particulares, pero también unidades comunes de transporte público”, dio a conocer la fuente militar.

Una investigación reciente dio con una forma de tantas que se ha ingeniado el narcotráfico en BCS para transportar estupefacientes frente a oficiales de diversas corporaciones de los tres niveles de gobierno, pasando de un lugar a otro para surtir narcotienditas.

A principios de  julio, agentes de la Secretaría de Marina Armada de México recibieron una denuncia anónima sobre cómo ingresaría una importante cantidad de droga; el trabajo de inteligencia fue crucial para la identificación del señuelo.

La primera semana del mes en curso, inteligencia montó un operativo encubierto, el objetivo era un joven de nombre Ernesto “N” en la colonia Miramar de La Paz. La persona abordó un camión de transporte urbano con dirección a la Zona Centro, donde los elementos le siguieron hasta una narcotiendita en Ocampo, entre Ramírez y Altamirano.

Con ello pudieron detectar que el indiciado se encargaba de transportar grandes porciones de droga para abastecer narcotienditas de una manera más eficaz y sin ser  descubierto por oficiales, sin correr el riesgo de que los elementos detengan la unidad de transporte para realizar una revisión corporal.

Los sitios adonde llegó el narcomenudista fueron archivados y posteriormente investigados, y desde luego cateados por elementos federales, en ese movimiento se advirtió a intervención de Andrés Márquez Ulloa “El Pájaro”, uno de los principales objetivos en la lucha contra el narcomenudeo y la generación de violencia en la entidad, presunto operador para el CJNG, como lo determinó Inteligencia Militar.

El aseguramiento en el domicilio de la colonia Centro, así como otro localizado en Michoacán y Altamirano, constó de dos armas cortas, dos cargadores,  21 cartuchos útiles; además de envoltorios: 142 de cocaína,  63 de la droga conocida como “cristal” y 13 con marihuana.

Germán Wong López, Secretario de Seguridad Pública en Baja California Sur, señaló que se le debe dar el sentido de vocación a cada elemento para evitar que se vayancon la delincuencia organizada.

De acuerdo a investigaciones de las fuerzas militares, es muy probable que esta manera de transportar droga sea de bajo perfil tras las diversas movilizaciones de cuerpos policiacos, con el fin de pasar desapercibidos a los ojos de Inteligencia Militar y continuar con la venta de droga, pues es sabido que los elementos de Inteligencia provienen principalmente del interior de la República y desconocen el terreno.

No así de los elementos locales, estatales, ministeriales y municipales, los cuales tradicionalmente saben de estos centros de distribución.

“Era un secreto a voces, todos los ciudadanos sabían y veían a plena luz del día cómo vendía la droga, era un total descaro y esa información quedaba hasta ahí, no llegaba hasta el seno del Grupo de Coordinación. Siguen los malos elementos y los tenemos en la mira, es probable en los próximos despidos puedan ser apresados por convenir con delincuentes”, refirió la fuente de la milicia.

Normalmente los ciudadanos conocían de la distribución de la droga en motocicletas, bastaba hacer una llamada, esperar unos minutos y el narcomenudista entregaba de mano a mano a cualquier hora, principalmente en estacionamientos de supermercados. A mayor público, menor sospecha.

“Las motos fueron detectadas no solo por nosotros, los grupos contrarios empezaron a ver que fluían las mismas personas constantemente, el movimiento fue extraño, así como nosotros en trabajos encubiertos conseguimos, los narcos empezaron a comprar droga a sus rivales y pudieron establecer un mapa de distribución y poco a poco terminarlos, por eso es más complicado ahora que puedan entregar en las motos como antes y llegaron a estas nuevas fórmulas”, refirió la fuente.

Tanto conductores de taxis como de Uber,  han estrechado vínculos para pasar desapercibidos y llevar más droga.

“A narcomenudistas identificados, ahora los ves manejando no carros de renta o particulares, sino Uber, gente que está maleada y que consiguieron operar para esa plataforma, cómo le hicieron, es algo que los encargados de la plataforma deben contestar, solo se registran, no hay mayor revisión y en los mismos carros andan tirando droga. Solo hay un reporte que nos ha llegado que algún chofer ha ofrecido droga a su pasaje, esas quejas se van para allá y nosotros interceptamos algo de información para continuar con la investigación”, describió el efectivo consultado por ZETA.

 

EL SILENCIO DE LOS IMPLICADOS

De acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el primer semestre de 2017 se registraron 442 denuncias por narcomenudeo en BCS; en el mismo periodo de 2018, se tienen 297 delitos relacionados con narcomenudeo.

5 Mil 50 policías de diversas corporaciones están reprobados en control y confianza, algunos elementos están vinculados con la delincuencia organizada y es necesario limpiar las corporaciones

Las autoridades celebrarán que hay una disminución en cuanto al registro de delitos de venta y distribución de estupefacientes al menudeo, sin embargo, haciendo números la reducción de incidentes fue del 32 por ciento.

El detalle es que hay nuevas formas de distribución y los encargados siguen operando impunemente.

Según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2017, 4 de cada 10 sudcalifornianos saben cómo y dónde encontrar droga, o han visto cómo una transacción de este tipo se realiza a plena luz del día. Más del doble del promedio nacional.

La mitad de la población sabe de conductas delictivas como el consumo de droga en sus colonias, en su calle y alrededores, algo prácticamente común como el consumo de alcohol.

Según Envipe, los delitos más frecuentes son los siguientes:

* Consumo de alcohol

* Consumo de droga

* Robos y asaltos frecuentes

* Venta de droga

* Disparos frecuentes.

En cuanto a la venta de droga, actitud sospechosa o miedo a un acto ilícito, 2 de cada 10 ciudadanos dejaron de hacer uso de taxis por temor a la comisión de algún delito, de la misma manera, el 65% de los padres evitan que sus hijos menores de edad salgan solos y 4 de cada 10 sudcalifornianos no salen de noche por miedo.

Las autoridades guardan silencio, lo que ocurre en las calles, queda en el mismo lugar, mientras algunos celebran la disminución de ciertos delitos como homicidio doloso, los sicarios operan de manera silenciosa.

“Digamos que están acorralando a la gente que naturalmente estaba con el Cártel de Sinaloa, otros que se proclamaron ‘independientes’ y que vendían la droga sin autorización digamos, lo que está haciendo la gente, de las células, ya no es ir y ejecutar, sino hacer llamados de atención y decirles que ellos tienen el control, quien no está jalando les están dando sustos y quien no accede lo ejecutan”, refirió un agente de investigación de la Policía Ministerial.

Según el relato del agente, para no llamar la atención y “calentar” la plaza, están actuando sigilosamente. Alrededor de las  diez de la mañana del martes 24 de julio, José Manuel Ceseña Rubio fue encontrado por agentes de seguridad de la Policía Estatal Preventiva en muy malas condiciones, con múltiples lesiones que lo llevaron a ser atendido por paramédicos.

El lesionado no quiso decir palabra alguna a los oficiales en las calles de Administración y Filosofía de la colonia El Calandrio en La Paz, zona de gran distribución de estupefacientes y con múltiples homicidios cometidos por sicarios.

El  hombre fue encontrado con una herida de más de 10 centímetros en la cabeza, múltiples raspones en rodillas, piernas, brazos y espalda, como si hubiese sido arrastrado cientos de metros.

“Seguramente fue torturado por algún grupo criminal, la casa es un ‘picadero’ conocido, es una forma de actuar de manera silenciosa, que distribuidores de droga se alineen y llevar la fiesta en paz, por decirlo de alguna manera. Tenemos claro que sicarios o madrinas andan en las calles y mientras los afectados no hablen con nosotros, no podemos hacer mucho, más que seguir con el trabajo de inteligencia”, refirió un ministerial que participó en la labor de auxilio.

 

OFICIALES A OÍDOS SORDOS

Gran parte de los hechos delincuenciales, sobre todo la venta de droga se da frente a los ojos de miles de ciudadanos, es un secreto a voces de quiénes y dónde venden droga, que lamentablemente los ciudadanos no denuncian por miedo.

Aunado a la corrupción en ciertos agentes de seguridad, ya que según la Envipe 2017, los elementos de menor confianza pertenecen a las siguientes corporaciones en BCS:

1 Policía de Tránsito o Municipal

  1. Policía Ministerial o Judicial
  2. Policía Estatal
  3. Ministerio Público y procuradurías
  4. Policía Preventiva.

Siendo los de mayor confianza las fuerzas federales como Policía Federal, Ejército y Marina.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hasta mayo de 2018, los resultados advierten de gran corrupción en las diversas corporaciones:

– Seguridad Pública Estatal, con 349 elementos evaluados; 83 de ellos reprobados

– Prevención y Reinserción Social; de 298 evaluados, 89 reprobaron

– Procuraduría General de Justicia del Estado, donde 485 fueron evaluados y 194 no aprobaron

– Policía Municipal de los cinco municipios: mil 700 evaluados, resultando  684 reprobados.

En total, mil 050 elementos de Seguridad Pública en los cinco municipios de BCS están reprobados en Control y Confianza, cifra alarmante que evidencia la operación del narcotráfico.

Un chofer Uber comentó a ZETA que hay muchas irregularidades que las autoridades no están revisando

En el desarrollo histórico del combate a la delincuencia en Baja California Sur, los malos elementos de seguridad que han servido a la ciudadanía, son considerados como una mala experiencia que ha ayudado a buscar mejorar la corporación. Experiencia que ha costado al Estado, tener el primer lugar en incidencia de homicidios dolosos.

Lamentablemente antes no existía una escuela para policías, hoy se busca insertar valores a los agentes para evitar que caigan del lado de la corrupción.

“Esa vocación de servicio la vas a sacar con base a valores, tenemos que darles esos valores de lo que es el honor y la disciplina, el patriotismo, el amor al Estado, es un proceso que estamos tratando definir en la academia con diversas materias, tenemos que tratar de que la persona, que, como lo vuelvo a repetir, el civil se convierta en una persona que va a estar muy cercana a la ciudadanía”, expresó Germán Wong López, secretario de Seguridad Pública en BCS.

De allí la necesidad de crear un mejor criterio en los elementos para contar con policías conscientes y con vocación de servicio.

“Yo creo que ahí está la fórmula para evitar la corrupción de un mal policía: apostar a la educación, la educación es la que nos va a ayudar. Una mejor toma de decisión, tenemos qué normar su juicio entre saber que ellos determinen qué es lo bueno y qué es lo malo, y eso lo van a obtener con base a la experiencia, al conocimiento”, consideró el servidor público estatal.

El trabajo de conciencia no solo pretende reconocer la labor de los policías como un bien a la ciudadanía, sino a la propia familia del agente, con recompensas más que económicas.

“Siento que uno de  los factores que inciden en que un policía se pase al lado contrario, es precisamente que no tengas bien cimentada esa vocación de servicio, esos valores, si hacemos que ellos amen a la institución, amen a su Estado, sepan que la seguridad es parte del trabajo que ellos desarrollan, va a fortalecer a todas las familias, incluyendo la suya; entonces vamos a poder tener al policía que queremos, honesto, con vocación de servicio, similar o mejor que el de Fuerzas Armadas”, señaló Wong López.

Lamentablemente, los salarios que pueden ofrecer los miembros de las células delictivas son ostentosos, por ello se busca cambiar la forma de pensar de los policías, que ser un agente no es un negocio y sí una vocación de servicio.

Este año, la Academia de Policía tendrá la graduación de por lo menos 120 elementos de seguridad, entre agentes estatales, personal de custodia y municipales.

“Un policía nunca deja de ser policía, es policía 24 horas, pero aun así, la formación y la función que se les da aquí, la sensibilización, de acuerdo a las materias, a la convivencia que se trata de manejar entre ellos, es una manera que nos ayuda para que puedan trascender y ser buenos elementos ante la sociedad”, finalizó Miguel Ángel Espinosa, director de la Academia de Policía.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio