Los peligros (para EE. UU.) del populismo mexicano

Foto: Internet/Los populistas se ven de manera diferente a los políticos más tradicionales
 
Opinionez Lunes, 16 Julio, 2018 12:00 PM

La última media década ha sido un desastre político para México. En la capital, el liderazgo vergonzoso de Peña Nieto se ha convertido en una taquigrafía internacional para la corrupción y el crimen político. A nivel nacional, los homicidios se han aumentado dramáticamente, la guerra contra los narcóticos se ha estancado y -más humillación para México-, la única forma de mantener a “El Chapo” tras las rejas, era enviarlo a Estados Unidos. En Baja California, la corrupción del gobierno de arriba hacia abajo desacreditó la idea de que el PAN es una alternativa al PRI. La verdadera sorpresa con la elección de AMLO no fue su postulación, sino que ni siquiera ganó más votos. Esto no significa que considere que las ideas de política de AMLO funcionarán. Todavía no estoy seguro de lo que AMLO quiere, es solo que ni el PRI, ni el PAN podrían hacer una carrera plausible en la presidencia.

Antes de que la época de Trump amaneciera en América del Norte, una victoria de AMLO me habría preocupado, porque sigo creyendo fervientemente que la mejor esperanza para nuestro vecindario de EE.UU., Canadá y México es el TLCAN. A pesar de la vergonzosa corrupción gubernamental de México y Baja California, es cierto que el crecimiento económico impulsado por el TLCAN, tanto en México como en Estados Unidos, fue positiva para todos. Pero la era Trump ha sacudido mi fe sobre el futuro del TLCAN, y bajo las circunstancias, la fuerte victoria de AMLO es completamente lógica. Pero el populismo, la falta de una estructura política en las relaciones internacionales, puede conducir a resultados peligrosos.

No tengo dudas de que Andrés Manuel López Obrador es un hombre sincero y honesto. Le deseo éxito. Como estadounidense, le deseo éxito en tratar con el señor Trump y su banda de simplones. Los muchos seguidores de AMLO, especialmente los jóvenes e idealistas, tienen motivos para estar orgullosos de su triunfo electoral. Pero su récord político hasta ahora es tan delgado, como su retórica política, ambiciosa. Como diplomático aprendí hace mucho tiempo, que los populistas a menudo pueden ser los líderes más decepcionantes. Prometen mucho, pero son tan incapaces de cumplir sus promesas. El Presidente Trump es solo una demostración más de los peligros del populismo; esperemos que AMLO no sea otra.

A menudo he notado que ninguna ciudad tiene más para ganar de los buenos Estados Unidos, en cuanto a relaciones, que Tijuana, y que ninguna ciudad tiene más que perder por las malas relaciones entre Estados Unidos y México, en particular, que Tijuana. Los próximos años de AMLO y los restantes de Trump, demostrarán esta verdad. Es temprano para decir cómo se llevarán nuestros dos presidentes populistas. El presidente estadounidense, en el fondo es un cobarde y un matón, puede sentirse intimidado por la temeraria voluntad de Andrés Manuel López Obrador de romper con las convenciones políticas. Los populistas se ven de manera diferente a los políticos más tradicionales.

Ya el populismo de AMLO pone a Estados Unidos en clara desventaja si nuestros conflictos bilaterales continúan. López Obrador podría, por ejemplo, simplemente ignorar y aceptar la migración centroamericana a Estados Unidos, legalizar las drogas (y ver cómo llegan a EE.UU., sin precedentes), negarse a aceptar mexicanos deportados o adoptar cualquier cantidad de políticas no convencionales. Estados Unidos no puede permitirse invadir México, ni podemos permitirnos construir el muro fronterizo del señor Trump. Es por eso que tanto los republicanos, como los demócratas, siempre han apoyado el TLCAN.

Un hombre pobre tiene muchas ventajas en una lucha justa contra un hombre rico. AMLO mira hacia el norte con más poder de lo que Trump ahora entiende. El tiempo será testigo.

 

Andrew S.E. Erickson es un orgulloso ex residente de Tijuana, ex diplomático de los Estados Unidos, con Maestría del Colegio Nacional de Guerra, y un fuerte creyente de la importancia de las buenas relaciones entre mexicanos y estadounidenses.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio