La esperanza

Foto: Internet
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 16 Julio, 2018 12:00 PM

Luego que durante la campaña 2018 a la Presidencia de la República varios panistas se fueron a las filas de Morena para apoyar a Andrés Manuel López Obrador, sus amigos en el Partido Acción Nacional no dejaron de serlo. Algunos vieron la oportunidad de tener otra ventana política abierta, y unos más establecer un enlace en caso que, como sucedió, ganara la elección. De entre todos los que migraron de partido, sobresalen dos ex dirigentes nacionales del PAN, Manuel Espino y Germán Martínez. Este último es en quien algunos bajacalifornianos azules tienen sus esperanzas cifradas para seguir en el presupuesto federal. Por ejemplo, dicen en el PAN que uno de los más consentidos y cercanos amigos de Germán Martínez en Baja California, es Carlos Torres Torres, por ahora diputado local, antes jefe del Seguro Popular, previo delegado de la Secretaría de Desarrollo Social y candidato perdedor a la alcaldía de Tijuana. Siendo Germán Martínez dirigente del PAN, y Felipe Calderón Presidente de la República, en 2010 le regalaron a Torres la candidatura a la alcaldía de Tijuana y hasta acudieron a su enlace matrimonial por aquella época. Casi-casi compadres, ahijados, íntimos, todos. Y ahora que López Obrador ha dicho que quien ocupará la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social será precisamente Germán Martínez, en Acción Nacional no descartan que Torres se vaya a trabajar con él, no de delegado porque esa figura desaparecerá, además de que estará a cargo de Jaime Bonilla, pero sí a las oficinas centrales. Si no, aseguran, ¿para qué sirven las amistades políticas?

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio