El desafío de construir la democracia

Foto: Internet/Hay mucho trabajo para levantar la democracia mexicana
 
Opinionez Lunes, 16 Julio, 2018 12:00 PM

Cambio verdadero es respeto a la gente

 

En la realidad regional, los partidos verticales, con caciques, de mandos personales que excluyen la pluralidad, que cercenan la genuina vida democrática, la crítica y autocrítica; el debate fraterno y que simuladamente pretenden una sola voz y un pensamiento único, están destinados al fracaso. Frente a la salud de un pueblo por participar, sumar y ser escuchado y respetado, surge una fractura donde al final ganará la raíz social con nuevos liderazgos en colonias, comunidades y periferias de las capitales y los gabinetes.

¿Cuáles son los retos? Si Morena y su dirigencia se instalan a la altura de la enorme responsabilidad, si después del derrumbe y la derrota aplastante del PRI y del desplome por ambición y división panista, no se reacciona sobre la urgencia de abrir el partido y respetar el movimiento desde las bases. Si después de la desaparición de cinco partidos, incluido el PRD, por no llegar al 3% de la votación; si después de ver estas lecciones, no se derrota el centralismo, las decisiones elitistas y la dedocracia… ¡Qué barbaridad y desperdicio de tres generaciones! Desde José Revueltas, Rubén Jaramillo, Demetrio Vallejo, Lucio Cabañas, Genaro Vázquez; los obreros y maestros de Madera Chihuahua, Valentín Campa, Heberto Castillo, entre muchos más.

Porque si no se aprende la arquitectura política para construir un partido de verdad, con todas sus exigencias y contradicciones, que le imprima sentido de trasformación, inclusión popular, realismo, energía, vitalidad y avance para respetar las decisiones soberanas. Si no explora la ingeniería democrática como vía de trabajo político desde abajo; entonces vendría la noche de la simulación.

Es momento de dar paso a prioridades en la tarea política. El partido debe ser responsable, brindar atención y prioridad, oxígeno a las decisiones de las bases y su legítima representatividad, no solo el día de la elección.

AMLO, ante la crítica de la derecha, la inconformidad y las necesidades, solo aguantaría 12 meses con su capital político. Tiempo probablemente necesario para construir los cimientos de una organización social. Nada de cantar victoria, hay mucho trabajo para levantar la democracia mexicana y si Morena se apunta, que rompa con la verticalidad del centralismo, imposiciones, compra de candidaturas y dedocracia descarada.

Por ahora lo que vemos es una falta de estructura organizada de partido, una agenda inmediata que demanda un gran esfuerzo pendiente para construir una red de calidad y cantidad de comités en las colonias, el cual estimula la identidad ideológica y política que arroje la formación y educación de cuadros. Los pilares necesarios para darle vida democrática plural, permanente a un partido con responsabilidad de generar respuestas eficaces a rezagos y desigualdades.

Constituir con la participación y decisiones de las bases populares, un esquema libre de manoseos del centro de caciques, de cúpulas tradicionales que permitan la autocrítica, el debate, los posicionamientos, las asambleas y crear las condiciones democráticas para definir liderazgos, para conformar bases seccionales, distritales y Comités Municipales.

En base a comisiones de planeación por delegaciones municipales, en primer lugar, y comités por colonias a mediano plazo. La participación ciudadana es esencial para hacer un diseño de movimiento organizado que le dé vida a las demandas de cada sector y canalizarlas al gobierno local y federal. Pensar en las elecciones locales que vienen.

La ciudad frontera ha crecido a tal grado que su complejidad requiere otro esfuerzo de organización. Mejor como se hizo en la exitosa campaña electoral en estos últimos meses, una labor de identificar personas con identidad política, capacidad, convicciones, compromiso y que sí los hay. Los cientos de representantes de casilla emergen como el núcleo esencial.

¿Cuántos bultos de hipócritas, oportunistas, infiltrados, enviados de Hank y “Kiko”, abultaron las candidaturas y “militancias” de Morena?

La luna de miel con el 54% y 30 millones 100 mil votos, no es eterna.

 

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es Académico del Instituto Tecnológico de Tijuana.

Correo electrónico: profe.hector.itt@gmail.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio