Distrito 5: adiós al bastión del PAN


 
Zoom Político Lunes, 9 Julio, 2018 01:00 PM

En las memorias del Partido Acción Nacional no recuerdan un resultado más desastroso en el Distrito 5, al que sentían suyo históricamente. El porcentaje de votos que pretendían, fue aplastado por Morena

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora.- Desde 1997 había sido dominio panista.

Previo a las elecciones, los panistas en Tijuana aseguraban que había tres distritos donde se sentían tranquilos de competir y muy posiblemente triunfar.

Por ejemplo, el Distrito 4 en la Zona Este de Tijuana, con su candidato Ricardo Magaña y el apoyo de sus dos padrinos, Juan Manuel Gastélum, alcalde de la ciudad, y Loreto Quintero, oficial mayor y principal operadora del gobernador Francisco Vega de Lamadrid.

También aseguraban que el Distrito 8, al centro sur de Tijuana, era un espacio competitivo para ellos, abanderados con David Saúl Guakil, ex priista que abandonó su partido meses antes, tras no obtener la candidatura a la alcaldía por el tricolor. Los panistas pusieron a su disposición su estructura, jurando que el poder económico de Guakil se convertiría en triunfo electoral.

El Distrito 5 era otro de los lugares donde el PAN creía salir mejor librado, más que por la confianza en su candidata o los apoyos extra institucionales con los que se contaba, era porque tal jurisdicción siempre ha estado en manos del partido en el poder.

En todos los casos, el resultado fue el mismo: una aplastante derrota.

 

EL 5, LA JOYA DE LA CORONA

Una de las peores derrotas que había sufrido el Partido Acción Nacional en las diputaciones federales de Baja California fue en 2012, durante la campaña federal que encabezó Enrique Peña Nieto como candidato a la Presidencia la República. De las ocho diputaciones en juego en la entidad, el PAN perdió siete. Únicamente el Distrito 5 lo había sacado adelante.

En 2012, Juan Manuel Gastélum, hoy presidente municipal de Tijuana, se convirtió en diputado en ese distrito, con 46 mil 163 votos; tres años después, en las elecciones intermedias federales de 2015, Máximo García volvió a darle el triunfo al panismo, pero solo con 24 mil votos.

En los libros electorales solo se tiene registrada una derrota en el Distrito 5, que abarca las zonas urbanas de Tijuana y las más exclusivas. Su composición económica social es de las más altas en todo el Estado, y en ese techo el PAN se sentía ganador. En 1994, Cuauhtémoc Cardona Benavides entregó el distrito al PRI. De ahí en fuera, el Distrito 5 fue un triunfo en la bolsa del panismo… hasta el 1 de julio de 2018.

 

VERGONZOSOS RESULTADOS

Según datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), por medio de su candidata Rosalba López Regalado, el PAN obtuvo, junto con el PRD y Movimiento Ciudadano, 37 mil 328 votos.

Por su cuenta, Movimiento Regeneración Nacional (Morena) duplicó al PAN. Mario Ismael Moreno Gil, el abanderado del partido de Andrés Manuel López Obrador para la diputación en el quito distrito, contabiliza preliminarmente 76 mil 433 sufragios, más del doble que Rosalba López Regalado.

Entre Moreno y López hay una diferencia de 39 mil 105 votos, algo así como dos veces más, con los sufragios que el actual diputado del PAN en ese distrito ganó en su contienda.

Es más, solo en el Distrito 5, Morena estuvo más cerca de la cantidad de votos que obtuvo Juan Manuel Gastélum en toda la ciudad como candidato a presidente municipal en 2016 (95 mil 252), una diferencia de 19 mil votos. Y una cifra muy lejana a los más de 39 mil votos que le hicieron falta a Acción Nacional para dar pelea en estos comicios.

 

BADIOLA Y EL PRI, EL PREMIO DEL FRACASO

Miguel Ángel Badiola, quien fuera candidato por el Revolucionario Institucional, representa uno de los mayores fracasos para su partido y para el grupo que representan: el hankismo, ya que solamente obtuvo 12 mil 510 votos de manera preliminar, una cifra indigente.

Sus votos representan un 9.08%  de los emitidos, es decir, una de cada 10 personas que acudieron a sufragar el domingo 1 de julio en el Distrito 5, optaron por el PRI.

En 2012, tal demarcación obtuvo 45 mil votos para la alianza del tricolor. De una elección presidencial a la otra, el Revolucionario Institucional perdió 32 mil 900 sufragios.

Los aliados del PRI, que en el caso de Baja California no fueron en coalición para las diputaciones, también obtuvieron funestas consecuencias. Con su candidato Óscar Alberto Chávez García, el Partido Verde Ecologista de México tiene hasta el momento 4 mil 593 votos (3.33%) y, con su abanderado Víctor Parra Meza, Nueva Alianza alcanza 2 mil 447 votos (1.77%).

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio