Anticipan fin de renegociación del TLCAN en agosto

Foto: Internet
 
Negocioz Lunes, 30 Julio, 2018 12:00 PM

Pese a las declaraciones del secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo Villarreal, y del representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, en el sentido que se llegará a un acuerdo en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en agosto próximo, especialistas consultados por NEGOCIOZ mostraron cautela.

Lo anterior, debido a que los temas medulares no han sido resueltos. “Subsiste las reglas de origen que Estados Unidos quiere que sea del 85% de contenido regional, y 50% estadounidense; el riesgo con la cláusula Sunset, que establecería que el tratado terminaría cada cinco años a menos de que sea renegociado, y el problema del mecanismo de resolución de controversias”, comentó Alejandro Gómez Támez, integrante de la Asociación Nacional de Usuarios de Sistemas de Comercio Exterior (Incomex).

Para el empresario, cerrar la negociación en los próximos 45 días implica que la Unión Americana y México flexibilicen sus posturas, siempre y cuando no vayan en detrimento de la industria mexicana.

Perspectiva que mantiene Guajardo Villarreal, quien declaró antes de reunirse con Lighthizer en Washington para reiniciar las negociaciones tras dos meses, que la posición de México no ha cambiado respecto a los temas controversiales.

“Creo que es un escenario muy optimista”, comentó el también presidente de la Cámara de la Industria del Calzado de Guanajuato, y previó que en el caso de que la negociación cerrara en agosto, el Congreso norteamericano podría ratificar el acuerdo comercial hasta el segundo semestre de 2019.

Respecto a las declaraciones de Jesús Seade, quien se perfila como jefe negociador en la administración de Andrés Manuel López Obrador sobre la posibilidad de un acuerdo bilateral, Gómez Tamez dijo que el escenario ideal es el acuerdo trilateral; sin embargo “es mejor un acuerdo bilateral que nada. Hay que buscar que lo que se negocie no sea en términos perjudiciales para México.

“No podemos tomar posiciones ultra ortodoxas, donde sería trilateral o nada”, consideró al subrayar la importancia de que lo negociado beneficie a la industria y a nuestro país, pues “hay muchas cosas que propone (EU) que son inaceptables”.

José Luis Contreras Valenzuela, integrante del Colegio Nacional de Economistas, se pronunció a favor de “no abandonar la postura de que sea un acuerdo trilateral”, ya que podría debilitar la posición de México ante Estados Unidos.

“El gobierno de Canadá ha sido un aliado que nos ha permitido ser un contrapeso al dominio estadounidense en las negociaciones”, mencionó el economista.

Desde su perspectiva, el acuerdo tendría que beneficiar a las tres partes, de modo que “tengo reservas en cuanto a que va a ser posible llegar al acuerdo, pues si hay algo que es incierto, es la política económica que se dicta desde Washington”.

El ambiente optimista, en parte generado por la relación entre Donald Trump y el virtual Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador -al menos vía carta, ha permitido que el precio del dólar disminuya. De acuerdo con el Banco de México, la divisa mexicana se ha apreciado 1.41 pesos frente el dólar desde el 2 de julio. Ello, luego que el dólar pasó de los 20.05 a 18.64 pesos el jueves 26 de julio.

 

Viable propuesta de reducción de impuestos en la frontera

Para Daniel Ruiz de la Peña Sandoval, director de Ruiz de la Peña y Asociados, la propuesta de reducir los impuestos en la zona fronteriza del norte de México es viable, siempre y cuando disminuya el gasto público.

Ello sostendría la disminución de ingresos que traería la reforma fiscal fronteriza, “toda vez que la calificación crediticia de México para aumentar la deuda pública no es la misma que en sexenios anteriores, al carecer de garantías que soporten el incremento en el endeudamiento”.

Luego de afirmar que “política y constitucionalmente es viable”, el abogado fiscalista indicó que presupuestalmente se tienen que revisar las medidas anunciadas por AMLO, en la carta que dirigió a Donald Trump el 12 de julio.

Foto: Internet/Daniel Ruiz de la Peña

El planteamiento del político tabasqueño podría ser ejecutado de dos maneras: la primera mediante un decreto presidencial conforme a lo dispuesto por el Artículo 89, fracción XII constitucional, y con base en el principio tributario de reserva de Ley, que establece, no se pueden modificar los elementos de los impuestos a menos que sea en beneficio de los contribuyentes, como sucedería en este caso.

Respecto a la viabilidad económica de disminuir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 8.5% (en el caso de Baja California, ya que se homologaría con California) y reducir el Impuesto Sobre la Renta al 20%, Contreras Valenzuela manifestó que este plan permitiría que la población con menores ingresos tenga mayor capacidad de compra y se destinaría al consumo local.

“Eso se va a traducir en una mayor derrama económica, y esos bienes y servicios generarán una mayor masa de venta, por lo tanto, se recaudará más de IVA, así que posiblemente se mantendrá en equilibrio el ingreso”, que implicaría cambiar a una política fiscal redistributiva.

El economista vio factible que, a partir del 1 de enero de 2019, los precios de las gasolinas, diésel y electricidad bajen y se homologuen a los de la Unión Americana, ya que la mayor parte de su costo es consecuencia de una tasa impositiva.

Con ello, consideraron, las medidas permitirían beneficios a los empresarios y consumidores mexicanos, pues se contempla incrementar el salario mínimo por lo menos el doble. Este factor sería un impulso para que al fin concluya la negociación del TLCAN 2.0, estimó Ruiz de la Peña Sandoval.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio