XXXVI Feria del Libro de Tijuana: un balance final

Fotos: Enrique Mendoza Hernández
 
Cultura Viernes, 1 Junio, 2018 12:00 PM

Después del homenaje a Jaime Labastida Ochoa, será distinguido Gustavo Segade. Libreros de Ciudad de México aportan a la cultura fronteriza. Uno de los títulos más vendidos es “La Rumorosa y los aparecidos”, editado por el Consejo Nacional de Fomento Educativo. Además de Élmer Mendoza y Alberto Ruy-Sánchez, para el fin de semana estarán Eduardo Antonio Parra, Trino y Julio Patán

Este fin de semana llega a su desenlace la XXXVI Feria del Libro de Tijuana, misma que inició el viernes 25 de mayo con un homenaje al escritor Jaime Labastida Ochoa y concluirá el domingo 3 de junio en las instalaciones del Centro Cultural Tijuana (CECUT) por sexto año consecutivo.

Fue el viernes 25 de mayo cuando Jaime Labastida Ochoa, director de la Academia Mexicana de la Lengua, al ser homenajeado por el evento librero fronterizo, manifestó sobre el idioma español:

“Creo que es absolutamente necesario, así lo han planteado algunos de los miembros de la Academia, que la lengua en que nos expresamos la mayor parte los mexicanos, sin aplastar las lenguas de los pueblos originarios, sea considerada nuestra lengua oficial; hemos planteado la necesidad de que llegue a todas partes, empezando por la creación del Instituto Reyes para enseñar el español de México a nuestros hermanos que están al otro lado de la frontera”.

Tras la distinción a Labastida Ochoa, también será homenajeado Gustavo Segade (Nueva York, 1936); radicado en San Diego, es traductor de “Permanent Works: Poems 1981-92” (1993) y “Woman on the Road” (1994), además, ha traducido obra de autores bajacalifornianos como José Manuel Di Bella y Federico Campbell.

El homenaje a Gustavo Segade se llevará a cabo el sábado 2 de junio a las 7:00 pm en la Sala Federico Campbell del CECUT, con la incursión de autores como Ruth Vargas Leyva y Edgardo Moctezuma.

 

LIBREROS DE CDMX ENRIQUECEN LA FERIA

Además de la participación de las tradicionales librerías de la región, en los últimos años, libreros que se trasladan con cientos de cajas desde Ciudad de México han enriquecido la Feria del Libro de Tijuana con una diversidad de ejemplares tanto antiguos, como viejos o de ocasión.

Para empezar, don Raúl Valdovinos, propietario de Librería Valdovinos, expresó a ZETA que acude a la Feria del Libro de Tijuana desde 2003 y que su especialidad es los libros antiguos, viejos y de ocasión, tanto de literatura como de arte, así como de historia.

Librería Valdovinos se especializa en libros de historia de México, historia regional, libros antiguos de religión, filosofía, literatura, tanto libros antiguos como libros de arte”.

Valdovinos manifestó también la diferencia entre libro antiguo y viejo: “Después de 100 años, o para atrás de 1918, serían libros antiguos, pero un libro viejo sería de 1918 para acá, hasta cinco o seis años, ésa sería la diferencia fundamental”.

Como ejemplo de libro antiguo, el librero mostró al reportero el título “Cartas eruditas, y curiosas, en que, por la mayor parte, se continúa el designio del theatro crítico universal” de Benito Geronymo Feyjoò de 1761, “es de los más antiguos que tengo aquí”, expresó.

“Aquí en Baja California hay personas que nos piden este tipo de libros, nos compran cada año porque les gustan los libros antiguos”, complementó.

“Vale mil pesos, tampoco es tan caro; a veces la gente piensa que un libro antiguo es súper caro y no es verdad; todo depende de la rareza, lo difícil de conseguir”.

El tradicional librero también mostró algunos ejemplares viejos (menores de 100 años) de autores clásicos como “Los trabajos de Persiles y Sigismunda”, de Miguel de Cervantes, de 1935; empastado. Su precio: solo 100 pesos.

“No dejen de venir, los libros están aquí esperándolos para que los lean, los tomen, los huelan, los disfruten, los sientan”, concluyó Valdovinos.

Otro de los libreros que también viene de la Ciudad de México es don Martín García Dávila, propietario de Librería Ágora, quien trae libros usados de diversas disciplinas:

“Nuestra especialidad es el libro usado, desde literatura en general, hasta historia, filosofía, arte, sociología, diseño, prácticamente de todo; la característica fundamental de este espacio es que la mayoría de los libros son usados, pero que son bastante complicados de conseguir”.

Saramago, Arreola, Cortázar, Fuentes, García Márquez, Borges y Carpentier, hasta autores como Élmer Mendoza o Elena Poniatowska, destacan en el stand de Librería Ágora.

Don Martín García resaltó que, aunque son libros usados, están en muy buenas condiciones:

“La idea de este espacio es que la gente se vaya muy feliz con un libro que pueda encontrar aquí, ya que el libro generalmente está en muy buenas condiciones; lo que sucede cuando compramos un libro en malas condiciones y vemos que vale la pena rescatarlo, lo mandamos a reencuadernar; siempre es un hecho importante que cuando la gente lea se preocupe nada más en leer y no tanto estar cuidando en que el libro no se deshoje”, garantizó.

En torno a los precios de los libros usados, compartió que en Librería Ágora el lector podrá encontrar valiosos ejemplares desde 40, 70 u 80 pesos, por ejemplo, “Poemas humanos” (Alianza Cien, Conaculta), de César Vallejo, por 40 pesos.

“Es importante que la gente venga, encuentre una gran variedad y que se animen a leer algo, no nada más best sellers”, invitó Martín García Dávila.

 

PARA LOS MÁS PEQUEÑOS

Libros para niños también pueden conseguirse en la XXXVI Feria del Libro de Tijuana, debido, entre otras opciones, al catálogo que aporta el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), que participa por sexto año consecutivo en el evento librero fronterizo.

Cuenta con una diversidad de libros para los más pequeños, de acuerdo a su edad, por eso el catálogo está dividido en colecciones como “Para empezar a leer”, “Pocas letras”, “Mira un cuento”, “Imaginaria”, “Literatura infantil”, por citar algunas de las series que más atraen a los infantes.

Para niños de entre 3 y 5 años, que deletrean o incluso que empiezan a leer, figuran obras de 15 pesos de la serie “Pocas letras”, como “El torito”, “El diluvio”, “Muchacho azul”, “El conejo”, “El patito rojo”, “Gato pinto”, “La brujita telaraña”, “La niña del mar” y “La guacamaya”.

Para niños que oscilan entre los 5 y 7 años de edad, que ya leen, el Conafe aporta célebres títulos que hasta los mayores gozan: “El armadillo y el león”, “Los changuitos”, “El ladrón de plumas”, “Los ojos del tecolote”, “Mariposa de papel”, “Yuma y los gigantes”, “La cola de las lagartijas”, “El gusano medidor”, “El malora del corral”, “Las chivas locas” y “El caminante”.

Los promotores de la lectura que atienden el módulo del Conafe, expresaron a ZETA que el título más vendido en la Feria del Libro de Tijuana, ejemplar que por cierto disfrutan chicos y grandes por igual, ha sido “La Rumorosa y los aparecidos”, de la serie “Literatura infantil”, que contiene relatos y leyendas bajacalifornianos, adaptados por Rubén Fischer e ilustrados por Isaac Hernández, como “El gato negro”, “La Salada”, “La Rumorosa”, “El pozo de las cadenas”, “El jinete sin cabeza”, “La señora del cinco”, “Las piedras hechiceras”, “Los duendes de las palomas”, “El trailero de la carretera” y “La bruja cucupilla”.

El popular libro fue editado por primera vez en 1996, pero debido a su incuestionable éxito, ha sido reimpreso en quince ocasiones.

 

ALGUNAS PRESENTACIONES EDITORIALES

En los primeros días de la Feria, por citar solo algunos, desfilaron por las instalaciones del CECUT con sus novedades editoriales, autores como Élmer Mendoza, quien presentó “Asesinato en el Parque Sinaloa” (Literatura Random House, 2017) y Alberto Ruy-Sánchez dio a conocer “Los sueños de la serpiente” (Alfaguara, 2017), título ganador del Premio Mazatlán de Literatura 2018; también escritores de la región compartieron sus obras, como Ana Karina Balderrábano, con “Memoria de octubre” (Eterno Femenino Ediciones, 2018).

Además, fueron presentados títulos como “T.S. Eliot. Cuatro cuartetos” (El Colegio Nacional, Ediciones Era, 2017), cuya aproximación, edición y notas estuvieron a cargo de José Emilio Pacheco; igualmente destacó la presentación de “Memorias de las Lunas de Octubre”, compilación de Edmundo Lizardi, antología que congrega obra de autores como Rosina Conde, Roberto Castillo, Sofía Faddeeva,  Lyn Coffin, Mercedes Reynoso, Silvia Tomasa Rivera, Efraín Bartolomé, Uberto Stabile, Claudia Luna Fuentes, Anja Aguilera, Iván Gaxiola, Miguel Ángel Chávez Díaz de León, Jorge Ortega y Karla Sotelo; por cierto, todos los antologizados han participado en algunas de las primeras 14 ediciones del Encuentro de Escritores “Lunas de Octubre”.

De acuerdo con el programa, en los últimos días de la Feria se presentarán los siguientes autores: El viernes 1 de junio, Trino compartirá “Historias desconocidas de la Conquista” (Tusquets, 2017); Fernando Trejo dará a conocer sus poemarios “Base Atenas” (Mantis Editores, Coneculta, 2016) y “Ciervos” (Atrasalante, 2015).

En el penúltimo día del evento librero, sábado 2 de junio, figuran, entre otros escritores, Eduardo Antonio Parra con su novela “El rostro de piedra” (reedición; Era, Universidad Autónoma de Sinaloa, 2017) y Joel Flores compartirá su novela “Nunca más su nombre” (Era, 2017).

Finalmente, el domingo 3 de junio se presentarán, entre otros, escritores como Julio Patán, coautor junto con Alejandro Rosas, de “México bizarro” (Planeta, 2017); y Fabrizio Mejía Madrid y Antonio Helguera darán a conocer “Manual para votantes: primerizos o expertos (hastiados o esperanzados)” (Océano, 2018).

El programa completo con las últimas actividades de la Feria del Libro de Tijuana está disponible en https://www.feriadelibrotijuana.com/

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio