Propuestas poco viables en tercer debate


 
Destacados Martes, 12 Junio, 2018 10:48 PM

Tras el tercer y último debate entre candidatos a la presidencia de México, organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), se intensifica la recta final del proceso democrático 2018.

En una mesa redonda dispuesta en las instalaciones del Gran Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán, los 4 aspirantes al cargo máximo del ejecutivo se enfrascaron en el último intercambio de ideas –siendo la mayor parte de las mismas, acusaciones de gravedad y contrastes entre dichos y hechos– con el objetivo de estimular la movilización de votos, sobre todo, del sector de la ciudadanía que se mantiene en la indecisión.

El candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, comenzó su intervención con la acusación de la “guerra sucia” emprendida en su contra, explicando que la razón por la cual se desplegó dicha estrategia en su contra es debido a que es el único candidato que prometió “llevar a Enrique Peña Nieto ante la justicia”. Argumento utilizado también para asegurar que sus contendientes ya “pactaron” el perdón entre si.

En tanto, José Antonio Meade Kuribreña, abanderado del Partido Revolucionario Institucional, utilizó una estrategia de comentarios dispersos e inconexos. Con propuestas poco viables para impulsar la salud, estimular la economía y la educación del país, esto sin dejar de aprovechar sus intervenciones para contradecir a sus homólogos y para hablar del mundial de futbol.

Por otro lado, Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia –puntero en la contienda– mantuvo una evidente seguridad durante los 3 primeros segmentos, incrementando con cada señalamiento en su contra la intensidad de sus contraréplicas. El discurso, en la tónica acostumbrada, giró en torno a terminar con la corrupción de la clase política a la par de estimular la economía interna de la nación –concentrada principalmente en el campo.

Para finalizar, el candidato independiente y gobernador con licencia, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, utilizó sus intervenciones para emitir y reiterar sus ocurrentes propuestas: desde incrementar los ingresos ciudadanos, eliminar a la “gente floja” mediante estímulos a las industrias y la educación técnica y –no podía faltar– la polémica iniciativa para amputar las manos de los criminales. Algo que, afirmó, quedaría a cargo de los tribunales.

Con una duración de poco más de dos horas y con evidentes problemas de moderación pese a la participación, en esta ocasión, de tres conductores –los periodistas Gabriela Warketin, Leonardo Curzio y Carlos Puig–, llegó a su fin la última plataforma colectiva para la presentación de ideas. Un evento que será aprovechado –de forma automática– para que los sectores partidistas organicen los festejos y emitan las correspondientes declaraciones de victoria.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio