¿Por quién votar?

Foto: Internet/Enrique Krauze
 
Opinionez Lunes, 11 Junio, 2018 12:00 PM

A las dificultades y a las tempestades

hay que responder con la calma del Evangelio.

San Juan XXIII, Papa

 

México debe recobrar la concordia, no una paz monocorde

ni una quimérica coalición entre las fuerzas políticas, sino en

contrato tácito de respeto que alguna vez nos vinculó y que se perdió

entre escándalos de corrupción, estallidos guerrilleros y asesinatos políticos.

Enrique Krauze, para “Salir de Babel”

 

Explica el historiador Enrique Krauze que en la época colonial había más democracia que durante y después del Porfiriato, y que en la Revolución, los caudillos terratenientes solo arrebataron a otros sus propiedades.

Una de las instituciones más confiables del México democrático es el Instituto Federal Electoral (hoy INE), con todo y sus limitaciones ha dado su lugar o reconocido a los diferentes partidos políticos que compiten en México desde la década de 1990, en las elecciones Presidenciales, Estatales, Locales, Federales.

Sin el IFE, hace 20 años hubiera sido inimaginable el reconocimiento de candidatos como Fox y Calderón, o de otros partidos en el ámbito regional, como en el Sureste mexicano, en el centro del país o en el Norte y Noroeste. En la misma Ciudad de México, la última entidad o zona -paradójicamente- que pudo votar libremente o elegir a sus autoridades. Antes se les imponían regentes y encargados de delegaciones, desde el Poder Ejecutivo. No podían elegir.

El politólogo e historiador Enrique Krauze, en su obra “Para Salir de Babel”, considera que escribir de política es como escribir sobre la arena. La azarosa marea borra, día tras día, la vigencia de los hechos. Lo que ayer pareció decisivo, hoy se ha vuelto nimio. Lo que ahora parece trascendente, mañana podría resultar trivial. La escritura política es un ejercicio periodístico y así debe considerarse. Su esencia es la obsolescencia.

Es recurrente a estas alturas de la vida política de México, el papel relevante que los medios de comunicación tienen frente a las redes sociales mediante el uso del internet. ¿Por quién votar?

Cada quien, para su santo reza. Claro, lo que está frente a los “políticos” tradicionales, son miles de millones de pesos que poco o nada llega para el beneficio social o a las familias necesitadas en todas las regiones del país.

Son demasiados los escándalos de corrupción de la clase política mexicana y todo ello desmotiva, aleja a muchos mexicanos de a pie, trabajadores la inmensa mayoría, a dedicarle un poco de tiempo a reflexionar por quién pueden votar libremente.

Nunca como hoy, el mexicano conoce de política a través de los escándalos de corrupción e impunidad en cada Estado de la República Mexicana. No es solo en las redes sociales, sino que los mexicanos están obligando, como hace ver Enrique Krauze, a que los medios tradicionales como la prensa, radio y televisión, difundan diariamente noticias sobre los peculados o robos del dinero público que deberían administrar gobernadores, alcaldes, diputados, senadores y el mismo Presidente del país.

Este domingo 1 de julio de 2018, nuevamente los mexicanos tendremos la oportunidad de votar. Teniendo en cuenta cómo hemos sido gobernados en nuestras ciudades, estados y el país.

Hoy, con evidentes razones, se piensa y se escribe sobre lo que no son las democracias, cubana, venezolana o rusa. Dice Krauze: “Para salir de Babel…El camino es largo y sí se hace al andar. Pero una cosa es segura: la democracia es el único modo de recorrerlo”.

Y la democracia es vivir la libertad de votar. ¿Por quién votar?

 

Germán Orozco Mora reside en Mexicali. Correo: saeta87@gmail.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio