Los cierres locales

Foto: Cortesía.- MORENA encabezó una caravana en Zona Río
 
Zoom Político Sábado, 30 Junio, 2018 12:00 PM

Las campañas electorales llegaron a su fin con cierres oficiales en distintos municipios bajacalifornianos. Luego de 90 días de proselitismo, las fuerzas políticas en contienda se valieron de parafernalia, música en vivo e incluso automóviles para cerrar actividades

Los principales partidos que participan en la contienda electoral a nivel local, celebraron sus cierres de campaña, el miércoles 27 de junio, excepto Morena, cuyo candidato al Senado de la República, Jaime Bonilla, ese día solo emitió un mensaje vía red social, acusando la guerra sucia de la que dijo haber sido objeto y declarándose victorioso. Los priistas finalizaron sus actividades proselitistas en el Comité Directivo Municipal del partido, en tanto que los panistas eligieron el municipio de Rosarito para hacer lo propio. Previamente, el domingo 24, las coaliciones “Juntos Haremos Historia” (Morena-ES-PT) y “Por México al Frente” (PAN-PRD-MC), cerraron campaña en Tijuana, con una caravana y un evento masivo al aire libre, respectivamente.

 

PRI entre pizzas y banda

Los representantes del tricolor se reunieron la tarde del miércoles 27 de junio en la explanada de su comité municipal, en la ciudad de Tijuana, para agradecer a toda la militancia que los acompañó durante el proceso, pero también para darles la promesa de que van a ganar la presidencia del país y los escaños del Senado y Cámara de Diputados, el próximo primero de julio.

Esta afirmación -sobre un partido que se mantuvo de forma recurrente en el tercer lugar, tanto en encuestas nacionales como regionales, respecto a las preferencias del electorado- vino acompañada por una celebración repleta de simpatizantes disfrazados con playeras de José Antonio Meade, gorras de “Arre con Arregui”, banderines de los múltiples distritos e incluso, un “Perro Guarumo” que fungió como la mascota oficial.

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora.- El PRI concluyó sus campañas en Tijuana.

Tras recibir playeras, banderas, bolsas con regalos varios y un par de rebanadas de pizza por su participación, los seguidores del PRI complementaron el festín escuchando uno a uno a sus representantes, quienes les ofrecieron palabras de esperanza, pero también disculpas públicas por todos aquellos “traidores” que estuvieron al frente del organismo: “Les pedimos perdón, perdón por haberles fallado (…), pero ahora estamos empeñado nuestra palabra para no fallarles”.

 

“Por México al Frente” al estilo grupero

Con un elaborado aparato que contempló el cierre de la Avenida Constitución, desde la calle Segunda hasta la Sexta, la alianza “Por México al Frente” (integrada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano) organizó un evento multitudinario el pasado domingo 24 de junio, para dar por terminados sus esfuerzos proselitistas rumbo a los comicios del próximo primero de julio.

Cientos de simpatizantes de las tres fuerzas políticas en coalición se concentraron en la arteria vehicular desde las 14:00 horas de la soleada tarde, para disfrutar de un evento que -con pantallas LED, banderas de colores y música en vivo a cargo de la Sonora Dinamita- comenzó casi tres horas después de la cita inicial.

Pese al retraso, se presentaron por fin la fórmula de la coalición al Senado de la República (Gina Cruz y Jorge Ramos Hernández), así como los presidentes estatales de la alianza tripartita y los aspirantes a las respectivas diputaciones estatales; todos en conjunto para brindar mensajes de victoria en un evento que marcó el fin de los esfuerzos de campaña en la ciudad de Tijuana.

Amenizados por la canción “escándalo” de la antes mencionada agrupación tropical, los aspirantes a senadores tomaron el micrófono para encender los ánimos de la ya de por sí rostizada audiencia. Esto por medio de discursos que recopiló los “grandes éxitos” de su campaña: temas como integración de género, promesas de seguridad y afirmando que, una vez alcanzado su escaño en el Senado, llevarán al Presidente Enrique Peña Nieto ante la justicia; un discurso que replicó los esfuerzos de su abanderado nacional, Ricardo Anaya, en la última ronda de la contienda electoral.

 

Morena calentó motores

La mañana del domingo 24 de junio, el dirigente de Morena en la entidad y candidato a senador, Jaime Bonilla Valdez, convocó a los medios de comunicación a presenciar su “Caravana de la Victoria”; un recorrido vehicular encabezado por los simpatizantes del partido político en la ciudad de Tijuana.

Entre el ruido de bocinas, banderas de Morena, botargas y disfraces varios, el aspirante al Senado de la República por parte de la coalición “Juntos Haremos Historia”, dio el banderazo oficial para el arranque de los motores, con un total -de acuerdo a datos del partido- de mil 200 vehículos que circularon sobre la principal arteria de Zona Río.

Foto: ZETA/Alejandro Gutierrez Mora

Acompañado por su compañera de fórmula, Alejandra León Gastélum, así como los representantes a las diputaciones del Distrito 4 (Irma Andazola) y del Distrito 8 (Héctor Cruz), Bonilla comentó que “todavía no echa las campanas al aire, porque no es tiempo todavía” para darse por ganador, pero que la campaña de Morena en la región fue “muy alegre”; por lo tanto, utilizaron otros métodos -y no las encuestas- para darse cuenta de que van en primer lugar de la contienda.

“Vamos en primer lugar por la cantidad de ataques que tenemos. Estamos en un Estado en donde ese tipo de ataques que hemos tenido, no se hacen sin la anuencia del gobernador. Basados en esa primicia, nos damos cuenta de que es una elección de Estado. Por un lado tenemos a Jorge Hank y todo su séquito de candidatos; y por el otro lado tenemos al PAN, encabezado por la fuerza del Estado”, dijo Bonilla, quien también confió en que en esta elección “atípica”, el pueblo será el que decida a sus próximos dirigentes.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio