“Les Misérables”, un elenco fenomenal para un musical apasionante

Fotos: Internet
 
Espectáculoz Viernes, 1 Junio, 2018 12:15 PM

La obra estará en el Teatro Civic como parte de Broadway San Diego hasta el domingo 3 de junio. “Vemos la historia a través de las palabras que se cantaron hace 25 años y que seguirán cantándose 25 años más adelante”, expresó para ZETA Joshua Grosso

Todo aspecto de este grandioso montaje atrapa los sentidos desde la primera escena, donde los presos, tratados como esclavos, luchan en las galeras mientras son vejados, físicamente agredidos, moralmente agotados.

Es difícil pensar cómo “Les Misérables”, la novela homónima de Víctor Hugo, terminó convertida en un musical, pero la realidad es que la adaptación que se logró con la música de Claude-Michel Schönberg en colaboración con el libretista Alain Boublil y Jean-Marc Natel, además de la versión en inglés de las letras a cargo de Herbert Kretzner, lleva la historia de Jean Valjean al nivel de un espectáculo con decoro que no sacrifica el contenido, ni mucho menos la relevancia de la rebelión ante las injusticias del absolutismo que desencadenó la Revolución Francesa.

Presente en la cartelera de Broadway San Diego hasta el domingo 3 de junio, esta estupenda puesta en escena no podría haber tenido mejores voces la noche del martes 29 de mayo, que las de Steve Czarnecki como “Valjean” y Josh Davis en el rol de “Javert” encabezando un elenco en verdad joven, comparado, claro, con Colm Wilkinson, Philip Quast y Terrence Mann, entre los astros que han interpretado estos protagónicos.

Czarnecki ofrece un rango amplísimo, un poder de interpretación excepcional que contrasta a la perfección con el barítono Davis para recrear las escenas más memorables con temas como “One Day More” y “Stars”, mientras que “I Dreamed a Dream”, de Fontine, esta vez estuvo a cargo de Mary Kate Moore, una soprano impecable.

Una estupenda obra que no deben perderse

Agreguémosle al conjunto el trabajo de Jullian Butler como “Cosette”, Emily Bautista como “Eponine”, el brillante Jonah Mussolino en el rol del pequeño “Gavroche”, sumados a la labor de una compañía teatral que recrea la brutalidad, pero también la bondad de personajes contrastantes inmersos en una época de cambio. El resultado es esplendoroso, inolvidable como en el pasado quedó demostrado con 13 premios Tony que la puesta en escena mereció por su debut en Broadway en 1987.

Como parte de esta gira también figura Joshua Grosso, quien interpreta a “Marius”, el eventual esposo de Cosette, con quien ZETA tuvo oportunidad de dialogar sobre su experiencia al ser parte de “Les Misérables”.

¿Cómo obtuviste este papel?

“Fue un proceso muy directo. Audicioné para el equipo creativo de ‘Les Misérables’. Yo diría que lo disfruté, pero fue la audición más detallada que he hecho. Cuando audicionas para un musical normalmente cantas algo que escoges o que te dan, y luego ellos hacen algunos ajustes, todo esto dura tres minutos. Con ellos fue distinto porque tuve que cantar ‘Empty Chairs for Empty Tables’ y fragmentos de temas de Marius, luego trabajamos intensamente de 10 a 15 minutos, eso no sucede a menudo porque normalmente tienen que ver a mucha gente. Pero por eso me encantó, porque pude trabajar con los directores (Laurence Connor y James Powell) y entender lo que ellos querían. Creo que audicioné para ellos tres veces y la última vez me grabaron para mandarle el video a Cameron Macintosh y que lo aprobara. Tardé alrededor de dos meses audicionando”.

¿Qué tan complicado es para ti, además de lo exigente que es la obra, estar de gira?

“Claro, este espectáculo es un monstruo, casi dura tres horas, no cesa, siempre estás cansado, hay una que otra escena donde puedes tomar alguna pausa pero esto es extremadamente intenso todo el tiempo. Este es mi primer trabajo grande, dura tres horas y viajo por todo el país, es interesante ver cómo lo manejas. Claro que viajar te da la ventaja de conocer a tanta gente y lugares que normalmente no verías, pero también puedes perder el rumbo en cuanto a que tienes que estar listo y saludable para hacer este trabajo ocho días a la semana. Es difícil, cada día cambia, pero también se vuelve un poco más difícil porque tienes que aclimatarse”.

Esta es tu primera obra importante. Por supuesto eres muy joven, ¿tú buscaste el teatro musical, o solo te dejaste llevar por las oportunidades en el camino?

“Fui bendecido, muy bendecido. Si me conocieras, soy de esas personas que realmente no tienen idea de lo que están haciendo, me dejo llevar. Tengo metas pero no me mato por ellas, quizás por eso me funciona estar en esto, porque muchas veces te decepcionas pero, para mí, la vida es así. Cuando era niño solo cantaba, luego en la escuela me dieron una beca y para mantenerla tenía que audicionar para obras. De alguna manera todo partió de ahí, tenías que cantar y actuar para contar estas historias. Esto se volvió natural para mí porque siempre estuve involucrado en las artes. Soy muy afortunado de tener a gente como mi familia que siempre me apoyó, y cuando les dije que quería hacer teatro musical me dijeron ‘era obvio, sí, hagámoslo’”.

 

¿Anticipabas el tipo de experiencia que tendrías como miembro del reparto de “Les Misérables”?, o hubo sorpresas para ti.

“Creo que hubo más sorpresas. En la escuela trabajas para cantar lo mejor, te equivocas y todo echas por la borda, aquí te presentas y trabajas, pero es como en cualquier producción chica. Aquí la diferencia es el dinero y todas las responsabilidades que eso conlleva, pero en cuanto a cómo se hace la obra, cómo interactúas con los demás artistas, lo que esperan de ti, de nuevo fue un bendición para mí ir a Carnegie. Pero aquí ves que hay gente que igual que tú, todavía anda buscando las respuestas y eso me reconfortó. Además, no podía creer despertar en la mañana y decir ¡vaya! Sí estoy haciendo esto, digo, es un musical que todo mundo conoce”.

— Es una obra muy conocida, pero ¿hay algo que distingue a esta puesta en escena?

“Siendo honesto, obviamente es Broadway, así es que hay algo cinematográfico en ello, pero esta vez todo está más con los pies en la tierra, eso es lo que más me gusta de nuestro espectáculo. Nuestro elenco es uno de los más jóvenes que ha representado la obra. Hace unas semanas pude ver el montaje porque me iba a reintegrar a la obra y me di cuenta que está extremadamente bien hecha, hay tanta pasión en la compañía, y se nota en cada tema que cantan, cada palabra que entonan, y lo mejor es que sientes que ‘Les Misérables’ tiene una reputación y tienes que cantar bien y contar la historia, pero nosotros además tratamos de llevar todo a la realidad y mostrar a un hombre que huye por su vida, y luego estamos en medio de una batalla, las voces son un resultado de todo esto, todo se expresa en el canto, o funciona o no, no hay punto intermedio; nuestro elenco lo sabe y vemos la historia a través de las palabras que se cantaron hace 25 años y que seguirán cantándose 25 años más adelante. Creo que nuestro elenco es fenomenal”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio