La “lucha” de AMLO es personal: voceros del Frente

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- Jesús Zambrano; Fernando Herrera.
 
Zoom Político y Lunes, 18 Junio, 2018 01:00 PM

A decir de los voceros de la coalición PAN-PRD-MC, Fernando Herrera y Jesús Zambrano, la lucha que el abanderado de la alianza Morena-ES-PT, Andrés Manuel López Obrador, está entablando en aras a arribar a la presidencia del país, no es contra ningún partido: responde simplemente a intereses personales. Para ambos portavoces, el político tabasqueño solo busca “el poder por el poder” y en ese tenor está dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de obtenerlo.

“A nosotros nos queda claro que Andrés Manuel traicionó la causa del cambio para buscar una lucha personalísima”, asumió el coordinador de la bancada del PAN en el Senado, Fernando Herrera Ávila.

En entrevista con ZOOM POLÍTICO, los impulsores de la candidatura de Ricardo Anaya, manifestaron que ante las tendencias desfavorables que enfrenta el abanderado del partido en el poder, José Antonio Meade Kuribreña, López Obrador “está queriendo pactar” con la administración encabezada por el priista Enrique Peña Nieto, de cara a la transición presidencial a definirse en las elecciones del 1 de julio.

Herrera y Zambrano sugirieron que el proyecto de amnistía para delincuentes, pregonado por el político tabasqueño, resulta ser una fachada electorera para exonerar a priistas señalados por manejos irregulares durante este sexenio. El senador panista a propósito ejemplificó con “las expresiones, que últimamente hemos estado escuchando, donde la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky sale a declarar que existía un extraordinario procurador llamado Raúl Cervantes”, quien para el entrevistado resulta ser “el mismo que espiaba a la sociedad y a los periodistas (en referencia al caso de espionaje Pegasus)”.

Como indicios de la supuesta complicidad entre AMLO y el aparato gubernamental priista, Herrera también se refirió a las afirmaciones de “la misma Yeidckol” en el sentido de que Alejandro Gutiérrez “es un preso político”; así como a la postura de Morena, alusiva a “que Karime, esposa de Javier Duarte (otrora gobernador de Veracruz), está siendo sujeta de persecución”; cuando el exsecretario general adjunto del CEN del PRI (Gutiérrez Gutiérrez) se encuentra encarcelado por desvío de recursos para campañas de ese partido y la exprimera dama veracruzana enfrenta una orden de aprehensión por daño patrimonial cercano a 112 millones de pesos.

El legislador resumió que por lo visto, AMLO está pretendiendo pasar por alto “asuntos que han lastimado severamente a la sociedad mexicana”.

A su vez, Jesús Zambrano Grijalva criticó que después “de que había venido acusando de Peña, de la mafia del poder”, etcétera, “Andrés Manuel” finalmente determinó que iba a “perdonar a Peña hasta el último día de su mandato”.

El diputado federal perredista asumió que toda vez que José Antonio Meade se está quedando atrás como contendiente, personas que pensaban sufragar por él, apelarán al voto útil a favor de Ricardo Anaya, en vista de que “están llegando a la conclusión de que verdaderamente lo de López Obrador es apostarle a llevar prácticamente a México a un precipicio”. Respaldó la posición del Frente, referente a que el apodado “El Peje” no ha cambiado y que carece de “nuevas ideas”; a su vez sostuvo que “quiere un presidencialismo rancio”, pretendiendo gobernar “con la Constitución del 17”.

En alusión al Partido de la Revolución Democrática, que en 2006 y 2012 arropó a López Obrador en sus aspiraciones presidenciales, Zambrano Grijalva no refirió cambio alguno; se limitó a decir que hace 12 años, quienes estaban “al frente de la dirección” partidista, no compartieron “la decisión de Andrés Manuel de expresar su inconformidad con el movimiento poselectoral, tomando (la avenida) Reforma y el Zócalo (capitalino)”, ni que se auto erigiera “como el presidente legítimo con la banda sobre el pecho” y que mandara “al diablo las instituciones”.

Sobre el proceso electoral de 2012, el líder de la tribu perredista de Los Chuchos reprobó que AMLO haya amenazado con buscar su propia nominación en caso de que Marcelo Ebrard Casaubón, quien figuraba como aspirante, insistiera con candidatearse. Ante el presunto encaprichamiento del tabasqueño, según dijo Zambrano, terminaron aceptándolo como abanderado del PRD.

El distanciamiento con López Obrador, a decir del entrevistado, se consumó una vez que Peña Nieto resultó presidente electo. “Él simplemente nos dijo adiós, nada les debo, nada me deben, estamos en paz, recuperando la vieja expresión del poeta mexicano”, remembró Zambrano sobre la dimisión de AMLO al perredismo.

López Obrador en el fondo quería un partido como Morena “en el que él mandara y no tuviera contrapesos y dijera lo que dijera, nadie le chistara como sí lo hacíamos en el PRD”, según remató Zambrano Grijalva.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio