El voto reservado: los testigos de Jehová ante el proceso electoral

No se inmiscuyen en asuntos gubernamentales.
 
Zoom Político Sábado, 30 Junio, 2018 12:00 PM

En México hay al menos 871 mil 207 testigos de Jehová que participan activamente en la religión y quienes, por motivo de creencias, el primero de julio se mantendrán ajenos al proceso electoral. Para ellos, ese día transcurrirá como cualquier domingo en el que habrán de acudir a sesión para estudiar la Biblia y salir a las calles a predicar, según refirieron a ZOOM POLÍTICO, miembros de esa comunidad religiosa.

El desarrollo de los comicios o las tendencias que despunten al final de la jornada, serán intrascendentes para ellos. A propósito, una practicante radicada en El Laurel 2 mencionó que a los testigos no les preocupa qué partido vaya a quedar al frente del poder, toda vez que no se inmiscuyen en asuntos gubernamentales.

Añadió que en su carácter de ciudadanos, simplemente se limitan a obedecer las leyes. Tratándose de ideología o línea política, “no tenemos ninguna opinión de los gobiernos”, manifestó.

El secretario de la congregación Montebello (con instalaciones en la calle Ermita), Armando Rodríguez Torcuato, aclaró que la elección para renovar la presidencia de la República y el Congreso de la Unión, en todo caso los impactará en su manera de ejercer la predicación. El 1 de julio no irán de casa en casa ofreciendo el mensaje del que son portadores, solo abordarán al ciudadano de a pie, “con cierta discreción”, dado que en otras votaciones han sido objeto de agresiones verbales y físicas por parte de personas inconformes con el hecho de que no voten.

Sobre su propensión a mantenerse al margen del ámbito político, el coordinador de la misma congregación, Mauricio García, explicó que ello obedece a que los Testigos de Jehová procuran seguir el ejemplo de Jesucristo: “Cuando Él estuvo en la tierra, se abstuvo de envolverse en cuestiones relacionadas con los gobiernos”. En ese sentido dijo que “las Escrituras hablan de un reino celestial” al cual “nosotros voluntariamente nos sujetamos”.

Mauricio García, encargado de la congregación Montebello.

Aclaró que con todo y que se niegan a acudir a las urnas, tramitan la credencial de elector por mero respeto a las normas que rigen a la sociedad, pues como cualquier ciudadano, requieren de una identificación oficial para realizar trámites, “como canjear un cheque”, ejemplificó. “Respetamos a la autoridad y la autoridad nos pide que nos identifiquemos” (lo cual responde “a un mandato que se encuentra en la Biblia, en Romanos”, secundó Rodríguez Torcuato).

El coordinador congregacional Mauricio García tampoco negó que pueda haber testigos que decidan votar. Acaso se trate de quienes acaban de acercarse a la doctrina, argumentó. “Quizás algunos en un principio no hayan captado bien o todavía no capten bien lo que significa no envolverse en cuestiones políticas, y tal vez participen votando o en algún puesto, con una casilla”; de cualquier manera, “con el tiempo, uno comprende bien de qué se trata y ahora la mayoría de los que formamos esos más de ocho millones, nos tratamos de abstener de mezclarnos”, sostuvo.

Semejante cantidad de adeptos, registrados a nivel mundial, incluye a poco más de 871 mil mexicanos contemplados en calidad de predicadores; a decir de Armando Rodríguez Torcuato, resultan ser compatriotas que en buena proporción, sobrepasan la mayoría de edad y quienes, dado su nivel de adentramiento en estudios bíblicos, tienden a no sufragar.

El académico de El Colef y consejero del INE en el Distrito 8, Víctor Alejandro Espinoza, comentó a ZOOM POLÍTICO que al menos en esa demarcación hay un porcentaje considerable de Testigos de Jehová que no vota y que incluso, algunos residentes prefieren sumarse a ese credo antes que esperanzarse con promesas que les hacen aspirantes a cargos de elección popular.

Finalmente, el encargado de la congregación Montebello indicó que “a lo largo de los seis mil años de gobierno a cargo del ser humano, éste no ha resuelto los problemas fundamentales” de la humanidad “y nosotros confiamos en que el gobierno de Dios, como dice la Escritura, sí resolverá de manera definitiva”, tales situaciones, en términos de salud, alimentación y vivienda, entre otras.

Percepción que se refleja en casos de rechazo del que han sido víctimas los testigos, como en un poblado huichol de Jalisco o en San Petersburgo, Rusia, donde fueron despojados de sus propiedades, ante lo cual, vía comunicados oficiales, ellos se pronunciaron confiados en que Jehová, “el Dios de toda justicia”, les dará la ayuda que necesitan o corregirá “las cosas a su debido tiempo”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio