El retrato al autismo de “Un Nuevo Camino”

Fotos: Internet
 
Espectáculoz Lunes, 11 Junio, 2018 12:00 PM

Dirigida por Ben Lewin y protagonizada por Dakota Fanning, la historia de una joven autista que quiere demostrarle a su hermana que es autosuficiente, estrena en carteleras de México hoy viernes 8 de junio

Una publicación de The New York Times sobre un campamento de verano al que asistieron niñas autistas, detonó la creación de la película “Un Nuevo Camino”, escrita por Michael Golamco tras su curiosidad en el tema y la especial atracción en que una de las pequeñas escribía historias de fantasía inspiradas en “The Lord of the Rings”. Cambiando la franquicia por el Universo que Gene Roddenberry creó en “Star Trek”, el filme que dirige Ben Lewin sigue la vida de Wendy Walcott, una joven de 28 años que abandona la clínica en que vive para inscribirse en un concurso de guionismo.

En notas de Paramount Pictures, el también escritor de la serie “Grimm” explicó a detalle las razones que lo llevaron a darle forma a la trama: “Me impactó mucho la historia de esa niña. El artículo decía que las niñas autistas tienen problemas para relacionarse con la gente, pero a diferencia de los niños, las niñas realmente quieren conectar con otras personas. Así se empezó a desarrollar el personaje de Wendy, con la idea de una joven mujer que realmente quiere relacionarse con el mundo, pero no sabe cómo y el viaje que debe emprender para aprender a hacerlo”.

Empleada en una sucursal de Cinnabon, el personaje que tiene como pasatiempo tejer suéteres para objetos y bailar al ritmo de la música que selecciona en su iPod, es interpretado por Dakota Fanning a lo largo de los 93 minutos del filme, aunque inicialmente cobró vida en las 28 páginas de una obra de teatro que Golamco logró presentar en un pequeño recinto de Los Ángeles, California, como una trama que dista mucho de la cinematográfica.

“En la obra aparecían los personajes principales de la película y terminaba cuando Wendy huía de su casa después de tener una fuerte discusión con su hermana (Audrey) y Scottie (su cuidadora). Salía por la puerta y ya no sabías qué ocurría con ella. Solo sabías que había ido a entregar su guion. La gente salía muy conmovida del teatro, querían saber qué ocurría con Wendy después de que huía de su casa. El interés del público por el personaje principal me motivó a contar el resto de la historia”, describió el autor.

Con el objetivo de transformar elementos clásicos de la literatura en una especie de fábula moderna, el guionista se basó en “El Mago de Oz” y “Caperucita Roja” para llevar el máximo anhelo de Wendy, que es volver a casa, a un viaje solitario de varios kilómetros en el que demostrará que puede valerse por sí misma. Sin embargo, de la investigación que Golamco hizo sobre el autismo, supo que la añoranza de las personas por conectar con otros era un factor importante a incluir en la película, por eso sumó las intervenciones de Scottie y Audrey, quienes son interpretadas por Toni Colette y Alice Eve, respectivamente.

Por otra parte, y con Daniel Dubiecki y Lara Alameddine como productores, “Un Nuevo Camino” encontró su adaptación al cine por el amor que el personaje de Wendy tiene en la forma de ver la vida.

“Inmediatamente te apegas a la idea de verla triunfar. En cuanto comienza su misión, sabes que no se detendrá hasta lograr lo que quiere. Acompañas al personaje en su aventura y terminas uniéndote a ella. Estás ahí con ella y con su perro, alentándola para que lo logre. Cuando leímos el guion reconocimos lo universal que era la historia. El personaje de Wendy representa a cualquier persona que se enfrenta a un reto, que se siente diferente o que siente que hay algo que debe superar.  Fue la facilidad para relacionarse con la historia lo que nos pareció muy atractivo”, declaró la además productora de “Money Monster”.

Incluida en carteleras mexicanas a partir de hoy viernes 8 de junio, la historia vio en Ben Lewin al cómplice para dirigir sus escenas por tener una perspectiva clara para las tramas en las que se involucra, como sucedió con “The Sessions” (2012), a la que Alameddine recuerda como una película dramática y densa con mucha emotividad y toques de comedia: “Ben tiene una discapacidad, entonces cuando dirige a un personaje que sufre alguna variación de su discapacidad, logra plasmarlo de una forma muy natural y cotidiana. Se enfoca más en los retos emocionales de los personajes que en los obstáculos físicos a los que se enfrentan. Es un narrador que enfronta sus propios retos con humor y risas. Tiene una mentalidad infantil y una forma muy extravagante de ver la vida”.

Nacido en Polonia hace 71 años, pero criado toda la vida en Australia, el cineasta que de pequeño sufrió poliomielitis y como consecuencia no tiene completa movilidad de la cintura para abajo, se vio atraído por la historia de “Un Nuevo Camino” a través de diferentes lecturas en las que, el hecho de que su personaje principal fuera escritora, cobró mayor fuerza: “Es la historia de una escritora que no entiende el mundo en el que vive, pero cuando escribe, logra crear un mundo al que pertenece y en el que se siente acogida. La historia también se enfoca en su deseo por encontrar un sostén emocional en el mundo confuso en el que vive. Me han mandado varios guiones de personas con autismo, pero este guión me gustó porque la historia es buena y el personaje principal es muy dinámico”.

Al inspirarse en que para Wendy su autismo no es totalmente ella y su fuerza está en sobrellevarlo para triunfar, el director encontró parecidos en la trama con la colección inglesa de “Los Cuentos de Canterbury”, escritos por Geoffrey Chaucer.

“Wendy va de un lugar a otro y en el camino conoce a gente mala, gente buena, gente rara y gente normal. Durante el viaje, ella simplemente busca un lugar al cual pertenecer, y ese es un viaje que dura toda la vida”, finalizó el director.

Por otro lado, dar con una actriz que entendiera todos los matices que implicaba personificar a Wendy, sin tener que centrarse solo en su autismo para interpretarla con emotividad y ligereza, fueron los parámetros bajo los que se contempló a Dakota Fanning como primera opción para ser la protagonista del filme.

“Cuando leí el guion, me pareció una historia muy especial. No quería que le dieran el papel a alguien más, yo tenía que interpretar a Wendy. Me daba un poco de miedo aceptar el papel porque implicaría un gran reto, pero dicen que a veces es bueno hacer cosas que te den miedo y decidí seguir ese consejo”, declaró la actriz reconocida por “Yo Soy Sam” y “La Guerra de los Mundos”.

El reto del que Fanning habla, era tratar con respecto la actuación de alguien con autismo, así que para conocer mejor el comportamiento del perfil de Wendy, investigó  solo lo necesario del tema para no dejarse absorber por este: “No me quería dejar influenciar demasiado por la investigación. Platiqué con Ben y conocí a varias personas con autismo, pero procuré crear mi propia versión de Wendy. En algunos momentos de la película, los sentimientos de Wendy son un reflejo de mis propias ansiedades e inseguridades. Tomé ciertas cualidades mías y las exageré un poco”.

“Un Nuevo Camino” introducirá al espectador en la vida de Wendy justo cuando deja de vivir con su hermana porque esta acaba de tener un bebé y no puede hacerse cargo de las dos, por lo que, a través de Audrey, el personaje de Alice Eve, la trama también aporta una mirada que hace visible cómo una estructura familiar se modifica cuando uno de sus miembros tiene necesidades especiales.

“Creo que en situaciones como en la que se encuentran Wendy y Audrey, el verdadero héroe es el que debe cuidar del otro”, adelantó la actriz respecto a cómo el libreto profundiza más en la empatía que en el lado egoísta de quien enfrenta una situación similar.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio