Bibliotecas en Tijuana: ante la delincuencia y el rezago

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón
 
Edición Impresa Lunes, 11 Junio, 2018 01:00 PM

En “robo hormiga” desaparecen 400 libros al año de los estantes. Algunos espacios no han recibido obras desde hace siete años. “El acervo está para llorar”: Ana Bertha Jiménez Rubio, encargada de la Biblioteca “Sor Juana Inés de La Cruz” en El Pípila. “No hay visitantes. Cuando me va bien, hay diez usuarios al día”: Diana González, encargada de la Biblioteca “Abelardo L. Rodríguez” en Delegación San Antonio de los Buenos

Además del rezago en el acervo de libros, la falta de personal y la disminución de usuarios, las bibliotecas públicas de Tijuana padecen la inseguridad que vive la ciudad fronteriza, ya que algunos de estos recintos han sido objeto de asaltos para sustraer equipo, el “robo hormiga” de sus colecciones y vandalismo.

Muestra de ello son los cinco intentos de robo que desde el 13 de abril a la fecha, ha sufrido la Biblioteca “Sor Juana Inés de la Cruz”, ubicada en Avenida León y Calle Quinta en la colonia El Pípila, Delegación La Presa Abelardo L. Rodríguez.

Ana Bertha Jiménez Rubio, una de las dos encargadas del lugar, comentó a ZETA que en el primer intento en el que se consumó el robo de una lap top, delincuentes ingresaron por el área infantil luego de romper la reja y la puerta de ésta.

“Se llevaban una pantalla con la que trabajamos, pero se frustró ese robo, porque el administrador valientemente se la quitó de las manos a un joven que escapó”, compartió.

Los daños no han sido reparados por el Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC), institución de la que dependen estos recintos, ya que la Coordinación General de Bibliotecas está gestionando los recursos para ello, según refirió la entrevistada.

Mientras tanto, la biblioteca compró una cadena, un candado y una tabla para cerrar el acceso de la puerta averiada.

Jiménez Rubio expuso que los cuatro intentos posteriores han sido por una de las ventanas laterales del lugar, en el área de consulta psicológica, efectuándose el último el jueves 25 de mayo.

“Esta última vez, abrieron dos rejas y cortaron un cable para desconectar la alarma”; sin embargo, al errar, ésta sonó y los delincuentes huyeron.

Daños a la biblioteca Sor Juana Inés causados por un intento de robo

La situación mantiene en alerta a las dos bibliotecarias, ya que tienen cerrada la reja de la puerta principal de la biblioteca, de la cual pende un letrero que avisa a los visitantes que el lugar está abierto.

Optaron también por resguardar diez de las doce computadoras que prestan a los usuarios, pero “usted sabe que si entran, fuerzan chapas y podrían llevárselas”, apuntó.

Además, enviaron un oficio, fechado el 28 de mayo, a Manuela Cantú Mendívil, coordinadora de Bibliotecas Públicas, en el que exponen la problemática y manifiestan: “Tememos por nuestras vidas y la de los usuarios”, ya que presumen que al no poder ingresar por la noche, los delincuentes cometerán el asalto en el transcurso del día.

Jiménez Rubio manifestó que los daños fueron de cerca de mil pesos por este incidente, ya que una de las bibliotecarias pagó la reparación de la reja dañada y compró una protección para el medidor de la luz, que estaba a la intemperie.

Por otro lado, Luz María Orozco Zavala, encargada de la Biblioteca “Manuel Clemente Rojo”, ubicada en las calles Mexicali y Amaranto, en el fraccionamiento Las Fuentes, también al Este de la ciudad, consideró que la inseguridad en las inmediaciones del lugar es un problema.

Al no haber guardia, cuando acaba cada fin de semana, “encuentro grafiti, condones tirados y focos de los que se usan para drogarse afuera de la biblioteca. Los lunes andamos tirando todo eso. Hace falta vigilancia”, sostuvo.

Pese a que no se han reportado intentos de asalto, gracias a la alarma con que cuenta el inmueble, en años anteriores “la biblioteca sufrió tres robos seguidos, en los que se llevaron las computadoras”, lo que desincentivó la participación del Club Amigos de la Biblioteca.

Estos hechos de inseguridad no son los únicos que aquejan a estos espacios culturales, comentó Diana González, encargada de la “Biblioteca Abelardo L. Rodríguez”, que anteriormente se hallaba en La Gloria, y actualmente se ubica en la Casa de la Cultura de San Antonio de los Buenos.

Expuso que entre junio y agosto del año pasado, la colección de las bibliotecas fue mermado por el “robo hormiga” de un hombre de alrededor de 40 años que vestía chamarra y aprovechaba que las encargadas se encontraban desarrollando una actividad con usuarios para introducir los libros en su mochila y llevárselos.

Tan solo en esta biblioteca, ese ladrón hurtó 60 libros de la colección juvenil, con un daño incalculable, ya que algunos tomos no se podrán reponer.

“Se llevó toda la saga de ‘Harry Potter’, del ‘Señor de los Anillos’ y la de ‘Las Crónicas de Narnia’. Así como la colección de Juan Rulfo y Carlos Fuentes”, para presuntamente vender los textos en un mercado sobre ruedas.

De acuerdo con información de la Coordinación General de Bibliotecas, al año desaparecen 400 libros de los estantes de las 24 bibliotecas de Tijuana, producto del “robo hormiga”. Aunado a los cerca de 20 libros que no fueron devueltos en préstamos a domicilio.

En los primeros cinco meses de este año, se reportaron once incidentes de intento de robo y robo a las bibliotecas; cantidad igual al número registrado en 2017 conforme a datos de la Policía Estatal Preventiva (PEP).

 

“ACERVO PARA LLORAR”: BIBLIOTECARIA

Manuela Cantú Mendívil, coordinadora de las bibliotecas municipales, detalló que al corte de 2017, existen 153 mil 919 libros en estos espacios culturales, “algunos en condiciones un poco deterioradas”.

Grafiti en bibliotecas aleja a usuario, quienes las perciben como abandonadas.

Si el daño es severo son reparados, o bien, retirados de los estantes para que el usuario tenga acceso a material en buenas condiciones, indicó en entrevista con ZETA.

Desde 2012 hay un listado de cajas con ejemplares descartados, cuyo número asciende a 4 mil 500 libros aproximadamente, los cuales serán entregados a Fundación Hélice, AC como parte de la campaña Dona tu Libro Viejo.

En ésta los libros “son aprovechados en dos vías, la primera es la reutilización y canalización de aquellos que se encuentran libres de hongos y en buen estado para ser enviados a instituciones que nos solicitan la donación de acervo para sus bibliotecas o rincones de lectura”.

Mientras que los libros mutilados o portadores de alguna plaga son enviados al proceso de reciclaje, de acuerdo con información proporcionada por la propia asociación.

En cuanto a la colección rezagada que existe en las bibliotecas, Cantú Mendívil apuntó que la Dirección de Bibliotecas Públicas de la Secretaría de Cultura federal, no envío obras durante 2017, y las que mandó en abril de este año fueron libros infantiles para regalar a los usuarios como parte del programa La Cultura Vale.

Situación en la que coinciden los bibliotecarios entrevistados por este Semanario, quienes comentaron que en algunos recintos no reciben obras nuevas desde hace siete años; por lo que calificaron la colección de libros como rezagada.

Éste es el principal problema que enfrentan las bibliotecas, al no contar con información actualizada de consulta y, en el caso de aquellas que atienden, en su mayoría a público infantil, la carencia de obra hace que los niños dejen de asistir, comentó Orozco Zavala.

“A veces lo que mandan mucho son informes de gobierno, que dejamos por unos meses en los estantes, pero luego el propio usuario nos pide que los quitemos”.

Consideró necesario que también se haga una colección de revistas actualizadas, porque “me llegan una vez las de todo el año, pese a que la gente las pide con su periodicidad”. Aunado a ello, solamente la Biblioteca “Benito Juárez” tiene espacio para almacenar archivo hemerográfico.

En el caso de la Biblioteca “Sor Juana Inés de la Cruz”,  el año pasado recibió diez libros de historia, “lo agradecemos mucho, porque el acervo está para llorar”, afirmó Jiménez Rubio.

Mientras que en la Biblioteca “Manuel Clemente Rojo” se entregaron 70 libros, en su mayoría de historia y algunos diccionarios; no obstante, es insuficiente.

Respecto a la digitalización del catálogo, Cantú Mendívil, titular de la Coordinación de Bibliotecas, expuso que no todos los recintos cuentan con el Programa Prometeo, debido a que las computadoras existentes no están actualizadas, aunque cuentan con internet; solo tres personas han recibido la capacitación.

Tema en el que ya se trabaja, para que más bibliotecas de Tijuana puedan migrar de un catálogo de fichas tradicional a uno digital, que agilice la búsqueda de obras.

Para 2018, el presupuesto designado para esta coordinación es de 3 millones 22 pesos, cifra superior a la del año anterior.

De ese monto, 68 por ciento se destina al pago de nómina de 59 personas, y el resto para los gastos de operación, como sufragar los recibos de luz, teléfono, fumigación y reparaciones de las bibliotecas, entre otros.

Sobre los insumos de papelería y limpieza, personal entrevistado refirió que durante esta administración no han escaseado, como en años anteriores.

 

FALTA DE PERSONAL, OBSTÁCULO PARA QUE BIBLIOTECAS ABRAN MÁS TIEMPO

De las 24 bibliotecas de la ciudad, 18 cierran entre las 3:00 y 4:00 pm, en contraste, solamente tres lo hacen a las 8:00 pm, lo cual significa que hay menos posibilidades de que niños que estudian en escuelas de tiempo completo puedan acceder al material de estos espacios.

En ese sentido, las encargadas de bibliotecas al Este, Sur y Centro de la ciudad consultadas, manifestaron que el personal es poco no solo para ampliar el servicio entre semana, sino para atender a los usuarios, elaborar estadísticas, asear el lugar e impartir diversos talleres.

Al respecto, Manuela Cantú Mendívil reconoció que la cantidad de colaboradores es insuficiente, “lo ideal es que tuviéramos dos compañeros atendiéndola por turno”.

Lo anterior impacta en la promoción de la biblioteca, de los talleres que se imparten y de la lectura, ya que una sola persona debe hacer todas las labores de la biblioteca, atender a los usuarios e ir a las escuelas a promover el recinto, tiempo en el que el inmueble estaría cerrado.

En ese sentido, Diana González comentó que cuando la biblioteca a su cargo se hallaba en La Gloria, elaboraba volantes promocionando actividades, sin embargo, esta acción está limitada ahora, debido a que el área de diseño del Municipio debe aprobar este material.

“Estamos a la espera de que nos manden los volantes a un mes de que inicien los Cursos de Verano”, agregó.

 

DISMINUYEN USUARIOS DE BIBLIOTECAS

La coordinadora de bibliotecas municipales reconoció que en 2017, el número de visitantes a estos espacios culturales disminuyó un 2%, como resultado de múltiples factores, entre ellos el que cada vez más personas lean libros electrónicos.

Así como la violencia en las inmediaciones de las bibliotecas, que hace que menos padres de familia dejen salir a sus hijos.

Este año, la pérdida de usuarios podría ser mayor, ya que datos proporcionados por esa dependencia indican que en 2017 se tuvieron 133 mil 043 usuarios, que divididos por trimestre, alcanzarían los 33 mil 260.

En contraste, de marzo a abril de 2018 las bibliotecas municipales tuvieron 18 mil 494 visitantes, de los cuales 8 mil 748 fueron adultos; 7 mil 250 niños menores de 13 años; y 2 mil 496 menores de 18 años.

De continuar esa tendencia, al cierre del año los visitantes apenas sumarán 73 mil 976, lo que representaría 44% menos que 2017.

Para Diana González, encargada de la Biblioteca de Abelardo L. Rodríguez, el decrecimiento de usuarios se debe a la falta promoción de las bibliotecas. En particular de la que administra.

Al cambiar de sede en febrero de 2017 a la Casa de Cultura de San Antonio de los Buenos, muy poca gente de esa comunidad sabe que ahí se encuentra la biblioteca.

Además, el espacio en que está el acervo no cuenta con teléfono ni letrero que indique, se trata de la biblioteca. “No hay visitantes. Cuando me va bien, hay diez usuarios al día”, concluyó la consultada.


 

Directorio de Bibliotecas Públicas en Tijuana

 

  1. Biblioteca Pública “Abelardo L. Rodríguez”

Avenida Miraflores número 7001,dentro de la Casa de la Cultura San Antonio de los Buenos (antes Kilómetro 13.5, Carretera Libre a Rosaritos/N, Fraccionamiento La Gloria), Código Postal 22626

Horario de 9:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Braulio Maldonado Sánchez”

Calle Segunda y Constitución número 8083, Zona Centro, CP 22000

8:00 am a 8:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Benito Juárez”

Paseo Centenario número 10551, Zona Urbana Río, CP 22010

8:00 am a 7:00 pm

 

  1. 4. Biblioteca Pública “Dr. Gustavo Aubanel Vallejo”

Agua Prieta s/n, Fraccionamiento Reynoso (dentro del Parque Soroptimista), La Mesa, CP 22106

9:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Emiliano Zapata”

Ruta Vicente Guerrero, entre Catalina González y Antonio Nava s/n,  Ejido Chilpancingo, CP 22234

9:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Encuentro de Culturas”

Avenida Veracruz entre Cañón Olivos y Ébano, Fraccionamiento Cortés, CP 22106

9:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Fernando Jordán Juárez”

Avenida Paseo del Río y Calle Canadá s/n, La Mesa, CP 22105

9:00 am a 5:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Francisco Eusebio Kino”

Avenida Bahía Kino número 66, Infonavit Lomas del Porvenir, CP 22535

8:00 am a 3:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Francisco Javier Clavijero”

Río Amazonas número 20921, Infonavit Campestre, CP 22587

9:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Ignacio Zaragoza”

Avenidas G y H número 930, entre Tercera y Cuarta, Zona Centro (dentro del Parque Teniente Guerrero), CP 22000

8:00 am 6:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “José María Morelos y Pavón”

Avenida Parque México s/n, esquina Paseo Playas, Sección Jardines, CP 22504

9:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “José Vasconcelos”

Avenida Cruz del Sur s/n, Colonia Sánchez Taboada, CP 22185

9:00 am a 3:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública Josefa Ortiz de Domínguez

Avenida París y Lisboa, Colonia Altamira, CP 22054

9:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Josefina Rendón Parra”

José Comondú y Fray Pedro de Gante s/n, Colonia Salvatierra, CP 22607

9:00 am a 4:30 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Juan María Salvatierra”

Haitianos esquina con Brasileños, Infonavit Cachanillas, CP 22180

9:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Lic. Luis Donaldo Colosio”

Plutarco Elías Calles s/n, Plaza Colosio, Colonia Lomas Taurinas, CP 22420

8:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Manuel Clemente Rojo”

Mexicali y Amaranto s/n, Fraccionamiento Hacienda Las Fuentes, CP 22245

8:00 am a 3:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “María Luisa Melo de Remes”

Avenida Diego Rivera s/n, entre José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros, Colonia Nueva Tijuana, Modulo 2, Mesa de Otay, CP 22430

8:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Ricardo Flores Magón”

Avenida Cristóbal Colón s/n, Colonia Azcona, CP 22055

8:00 am a 8:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Sor Juana Inés de la Cruz”

Calle Quinta y Avenida de las Torres s/n, Fraccionamiento El Pípila, CP 22206

8:00 am a 5:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Juan Rulfo”

Cabo San Lucas y Bahía de la Paz s/n, Fraccionamiento Lomas del Mirador, CP 22520

8:00 am a 3:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Netzahualcóyotl”

Avenida Dinamarca número 15156, Colonia Azteca, CP 22224

9:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Otilio Montaño”

Avenida Emiliano Zapata número 176, Ejido Matamoros, CP 22234

9:00 am a 4:00 pm

 

  1. Biblioteca Pública “Solidaridad”

Avenida Centenario s/n, Colonia Obrera segunda sección., CP 22624

9:00 am a 4:00 pm

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio