Soda Stereo visto por Cirque du Soleil

Fotos: Cortesía
 
Espectáculoz Viernes, 4 Mayo, 2018 03:20 PM

Los temas más emblemáticos de la banda argentina se escucharán en el show “Sép7imo Día: No Descansaré”, que la compañía canadiense viene presentando por Latinoamérica desde marzo de 2017 y que del 3 al 6 de mayo, ofrece funciones en Inglewood, California

Tanto los músicos como la compañía canadiense, trabajaron todo un año en perfecta sincronía antes de anunciar el primer show de Cirque du Soleil con sello de rock.

Inspirado en la estética del universo de Soda Stereo, “Sép7imo Día: No Descansaré”, ha llegado para beneplácito de los seguidores de la banda argentina Soda Stereo, al Forum de Inglewood, California, donde podrán disfrutar de la música que Gustavo Cerati, Charly Alberti y Héctor “Zeta” Bosio crearon para quedar por siempre en la memoria colectiva; un proyecto en el que la música, los visuales, combinados con actos circenses, producen sanaciones vibrantes, intensas, espectaculares y únicas, “donde las emociones fluyen a través del ritmo de las canciones de la banda”.

El espectáculo “se estrenó en marzo de 2017 en Buenos Aires, en ese momento estuvimos recorriendo muchos países del Continente Americano y la verdad nos han recibido con mucha energía, mucha alegría y muchas ganas de revivir a Soda, y por eso estamos muy, muy contentos”, expresó en entrevista vía telefónica Agostina Obeid, publicista del show que además trabajó en la creación del mismo.

El acto “Hombre al Agua”

Escrito y dirigido por Michael Laprise, “Sép7imo Día: No Descansaré” está conformado por 36 artistas de 14 diferentes países, arropados por elementos únicos de alta tecnología, sumando innovación y creatividad, “Como solo Cirque du Soleil lo sabe hacer, en este caso lo hicieron a través de montar un espectáculo que se realiza con 60 toneladas de equipamiento que gira por el continente en 23 camiones; es un espectáculo para presentarlo en estadios, por lo que no es el típico espectáculo de carpa de circo que la gente está acostumbrada a ver. Es un show que tecnológicamente y por su tamaño, tiene tantos desafíos que está hecho para grandes estadios tan necesarios”, describió Laprise.

El público será testigo de hasta el mínimo detalle que hacen de este show un verdadero homenaje a Soda Stereo, “por ejemplo pusimos desde la tapa de los discos, videoclips, las imágenes de ellos, las diferentes décadas por las que pasaron, además el sistema de automatización, que nos anuncia a nosotros mover grandes estructuras y generar momentos mágicos.

“Estamos muy orgullosos del espectáculo a presentar en Los Ángeles, tiene espectacularidad y elementos donde se vive la emoción que genera esa espectacularidad; un espectáculo para volverse a encontrar con el soundtrack de la vida de muchos latinoamericanos”, indicó el entrevistado.

La idea de realizar un show sobre Soda Stereo nació en argentina, de una productora que había colaborado con los conciertos de la banda y algunos de Gustavo Cerati, quienes a su vez se pusieron en contacto con los productores de Cirque du Soleil para exponer el legado musical de los músicos argentinos y, después de pláticas, hechos y razones, el resultado no pudo haber sido más satisfactorio:

“Soda Stereo es una banda que nació a mediados de los 80s y hoy en día sigue vigente, porque hay padres que llevan a sus hijos a escuchar la música de ellos, gente grande, niños pequeños, por lo cual esta era una oportunidad para el circo de hacer su primer espectáculo de rock y su primer espectáculo dedicado a todo un continente, porque claro, cualquiera pude decirme que si vas a Asia o Europa Soda Stereo no es una banda que conozca mucha gente, pero no hay duda de que Soda Stereo en el Continente Americano realmente son el soundtrack de la vida de muchísimas personas. Creo que va más por ahí, de la oportunidad de conectar con miles de personas de una nueva manera”, considera Michael Laprise.

El reto a vencer era desde la perspectiva de la producción, pues el desafío era encontrar los estadios que pudieran albergar las 60 toneladas de equipo, de los cuales 40 están en el techo.

“En estadios que no tienen techos, se generaban estos desafíos, al necesitar cierto espacio o características que no cualquier estadio te puede proveer. En los lugares donde no tuvimos la oportunidad de tener un espacio, creamos un especie de hangar, que no es una carpa de circo, sino un estadio móvil que alberga a 6 mil personas; la idea es ver cómo llegamos a todas las ciudades y a todos los países posibles, a pesar de ese desafío”, explicó.

Cirque du Soleil se distingue por tener  música en vivo en las mayorías de sus espectáculos, sin embargo, en “Sép7imo Día” el trabajo se hizo dese el estudio de los músicos argentinos.

“No tenemos música en vivo porque sería una cuestión de falta de respeto, Soda Stereo son tres músicos y la gente viene a escuchar la serie, no a escuchar a un músico haciendo un cover de Soda Stereo, entonces, se trabajó de la misma manera que con ‘The Beatles LOVE’. Se hizo un trabajo de estudio de un año de Zeta y Charly, en el estudio de Gustavo Cerati en Bueno Aires; un trabajo que se hizo en paralelo en la creación del show, por lo tanto, lo que se hacía era ver de qué manera se podían adaptar las canciones y sonidos de Soda Stereo a distintos momentos del show y a los actos acrobáticos, para eso se digitalizaron las cintas originales de la discografía completa de Soda Stereo y a través del producto increíble se logró generar nuevos sonidos y nuevas versiones de las canciones que la gente conoce. Es una especie de viaje conocido, pero diferente a través de la historia”, dijo el director del espectáculo.

Esos nuevos arreglos de éxitos como “De Música Ligera”, “Persiana Americana” y por supuesto el que da título al show, son parte esencial del espectáculo, entre otros que ciertamente, para seleccionar dichos temas, se hicieron dos listas: una por parte de la producción del circo, la otra de Charly y Zeta Bosio.

“Siempre hubo un aporte y una comunión muy interesante entre el equipo creativo del circo y todos (los músicos), eso estuvo muy bien, porque el circo supo interpretar bien la discografía de Soda Stereo de la misma manera que lo hacen los músicos, y eso es muy interesante”, resaltó Laprise.

Además de ser el primer espectáculo de rock de Cirque du Soleil, también es la primera producción de la compañía canadiense en contar con una zona interactiva, donde el público está de pie para disfrutar y revivir los conciertos de Soda Stereo, a la que llamaron Zoom Zone.

“Hay que ir a ‘Sép7imo Día’, porque es el primer espectáculo de rock de Cirque du Soleil, un hibrido entre un concierto de rock y un espectáculo de circo que celebra el legado musical de una de las bandas de rock latinoamericano como lo es Soda Stereo y lo más importante: es la última oportunidad que tienen de ver el show en Estados Unidos y vamos a estar muy pocos días en Los Ángeles, con solo seis funciones en The Forum, para vivir una fiesta increíble”, finalizó Michael Laprise.

 

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio