“No hemos encontrado pruebas que permitan corroborar ADN de estudiantes de cine”: Instituto Forense de Jalisco


 
Destacados Jueves, 3 Mayo, 2018 04:07 PM

Luis Octavio Cotero Bernal, director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), aseguró que aún no han sido encontradas muestras de ADN de los cuerpos de Javier Salomón Aceves Gastélum, Marco Francisco García Ávalos y Jesús Daniel Díaz García, estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), quienes fueron privados de su libertad el pasado 19 de marzo, cuando grababan una película en una casa, en Tonalá, y luego, supuestamente disueltos en ácido por miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Según declaraciones recogidas por la agencia Quadratín, el funcionario estatal aseguró que no hay muestras de ADN en los residuos encontrados en tres tinacos que fueron localizados en la finca de la calle Amapola, en la colonia Rancho de la Cruz, en el municipio de Tonalá.

“Nosotros como instituto científico no hemos encontrado pruebas que nos permitan corroborar el ADN de los jóvenes de entre los residuos de esos contenedores”, manifestó Cotero Bernal, quien abundó que debido a lo corrosivo del ácido sulfúrico la molécula de ADN se rompe y en esas condiciones es “imposible”, obtener algún perfil genético.

“El ácido sulfúrico encontrado en la casa tres era una concentración del 98 por ciento, que es el grado más alto que se comercializa, el cual fue combinado con agua lo que potencializa la corrosividad y el grado de destrucción de organismos”, detalló el funcionario local.

Cotero Bernal aseguró que “nunca se ha dicho que se hayan encontrado restos, en los tinacos no se encontró ni un resto de nada, en uno de ellos se encontró solamente ácido puro”, señaló el funcionario estatal, quien también dijo que a los familiares de los estudiantes “solamente los van a mantener […] sufriendo más por sus hijos.

“En ningún momento he dicho que en la finca tres donde se encontraron los tinacos, no se hayan disuelto los cuerpos de las personas como se ha asentado en las declaraciones de las dos personas detenidas”, precisó el funcionario estatal.

“Lo que he dicho es que nosotros como Instituto científico, no hemos encontrado pruebas que nos permitan corroborar el ADN de los jóvenes de entre los residuos de esos contenedores”, puntualizó Cotero Bernal.

“Debemos ver con toda honestidad las cosas tal cual son de acuerdo a las circunstancias del evento”, indicó el director del Instituto, quien añadió que para la identificación genética, la única vía fue el hallazgo de sangre de García Ávalos, que se encontró en la casa donde estaban los tinacos.

“Hasta este momento no hemos encontrado ningún indicio que corresponda al perfil genético de Javier Aceves Gastélum, pero la Policía Científica Federal, que también colabora en la investigación está realizando otras pruebas adicionales”, aseguró el funcionario estatal.

Cotero Bernal dijo, según declaraciones recogidas por el diario local El Occidental, que los peritajes se encuentra abiertos para el análisis de peritos independientes, bajo “la única condición de que acrediten la condición profesional y técnica” para emitir un dictamen certero.

“Mira hay declaraciones, hay las pruebas, hay pruebas científicas también y bueno se tiene toda una gama de información donde efectivamente estos jóvenes estuvieron en dos fincas, una en cautiverio y la otra donde al parecer, eh, hubo el procesamiento”, señaló el director del IJCF.

LA VERSIÓN DE LA FISCALÍA DE JALISCO

La Fiscalía General de Jalisco informó el pasado 22 de abril, que según con cateos y pruebas periciales que ha realizado, podía presumir que, luego de un mes de su desaparición, los jóvenes estudiantes de cine, fueron asesinados y diluidos en ácido, en el municipio de Tonalá, por miembros del CJNG, entre ellos Omar “N”, un rapero conocido como “QBa” y otro joven de nombre Gerardo “N”, quienes supuestamente confesaron el crimen.

Además, la Fiscalía detalló que existen cuatro órdenes de aprehensión para localizar al resto de los participantes en el crimen de los estudiantes. Dos días después, Marisela Gómez Cobos, fiscal central de Jalisco, señaló que los tres estudiantes de cine no tenían relación con el narcotráfico y todo “fue una confusión”, según afirmó.

Entrevistada por la periodista Carmen Aristegui Flores, la funcionaria estatal explicó que las investigaciones para resolver el caso iniciaron con los testimonios de tres mujeres que acompañaban a los estudiantes, cuando fueron interceptados por hombres armados.

Con la primera información, la Fiscalía logró detener a dos presuntos miembros del Cártel Jalisco: uno de ellos participó en la privación de la libertad de los jóvenes, y el otro, en la disolución de los cuerpos, afirmó la fiscal. Fue el CJNG, “no tenemos duda de ello”, aseveró Gómez Cobos.

Según los testimonios recabados por la Fiscalía jalisciense, el móvil del crimen fue la utilización de una finca por parte de los jóvenes para grabar un cortometraje. Sin embargo, el inmueble era una casa de seguridad utilizada por un grupo antagónico del CJNG: el Cártel Nueva Plaza.

“Los estudiantes estaban haciendo un trabajo en ‘La Cabaña’, que es una finca, donde desgraciadamente en 2015 había sido detenida una persona llamada Diego [Gabriel Mejía] con un arsenal de armas. Posteriormente la tía de uno de los estudiantes adquirió esa finca. Sin saber, los estudiantes llegan a esta finca que estaba siendo vigilada por una célula delictiva, hacen un trabajo, salen y son interceptados”, añadió la funcionaria estatal.

Los detenidos narraron que llevaron los jóvenes a una casa, donde los torturaron para que les dieran información sobre “Diego”, quien continúa detenido en el Reclusorio Metropolitano.

“Pensaron que con el movimiento de la finca ya había salido del reclusorio esta persona. Ellos empiezan a golpear al primer estudiante que fallece y continuarán con los otros dos. Ellos buscaban a un miembro de la célula delictiva. Los estudiantes no tenían ningún nexo, no tenían nada que ver, simplemente estaban haciendo su tarea en esa finca. Fue una confusión terrible que nos lleva a esta lamentable situación”, agregó.

Las confesiones de los dos presuntos participantes de este crimen, llevaron a que las autoridades dieran con una tercera finca, donde según la principal línea de investigación, los cuerpos de los tres jóvenes fueron disueltos en ácido sulfúrico.

“Había, tres tinacos, 56 bidones y ácido sulfúrico. Ellos nos dicen lo que hicieron con los estudiantes. Los disolvieron en esos tinacos. Encontramos en las fincas 2 o 3 algunos indicios, algunas manchas hemáticas, que dan con el perfil de uno de los estudiantes y en la tercera, otros indicios que dan con el perfil de otro de los estudiantes”, detalló la fiscal central.

FAMILIARES NO CREEN EN LA VERSIÓN DE LA FISCALÍA JALISCIENSE

Por otra parte, los padres de uno de los tres estudiantes rechazaron la versión de la Fiscalía General de Jalisco, de que fueron asesinados y disueltos en ácido por presuntos miembros del CJNG.

En entrevista con la agencia española EFE, los familiares, que pidieron el anonimato por temor a represalias y hostigamiento, dijeron que la información de las autoridades estatales “les deja muchas dudas” y temen que las autoridades quieran “dar carpetazo” y cerrar el caso de manera prematura.

“Yo entiendo que son momentos electorales y que esa situación a quien gobierna no le es favorable, ellos [el Gobierno estatal] quisieron decir que sí se pudo con el caso y nos pusieron a temblar con esa muerte de horror”, indicó uno de los padres.

Los familiares no descartaron acudir a instancias internacionales para que revisen el caso y a que la investigación sea revisada por peritos externos independientes como sugirió el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz.

‘Algunos de los padres y familiares de los tres jóvenes aún albergan la esperanza de que la versión de la fiscalía resulte errónea y que los muchachos se encuentran con vida’, indicó EFE en su despacho.

“Ahora voy a pensar toda mi vida dónde lo voy a encontrar. Es lo que te queda como madre, como padre. Vamos a esperar dónde quedaron nuestros muchachitos, donde estén les mandamos bendiciones”, expresaron los padres de los tres estudiantes de cine.

Además, la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) acusó a las autoridades jaliscienses de no entregar las pruebas suficientes para corroborar la muerte de los tres estudiantes de cine y el padre de Marco Francisco García Ávalos rechazó que la abogada de los jóvenes cineastas aprobara la versión de la autoridad judicial.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio