La lucha electoral sube de tono

AMLO se afianza en el liderato
 
Opinionez Lunes, 14 Mayo, 2018 12:00 PM

Conforme pasan los días y se acerca el primero de julio, los partidos, sus candidatos y sus estrategas, afinan sus armas y focalizan sus ataques. La pelea por la Presidencia sube de tono. El Congreso, Senado y diputados, únicamente en sus respectivas demarcaciones se siente la pelea. Todo se centra en la pugna por la Presidencia. Tal como lo dije en mi anterior artículo, por parte de los seguidores de AMLO; más que la lucha por un cargo, es el deseo de reivindicar para el pueblo la justicia, la democracia y el desarrollo social. Por parte de Anaya y sus seguidores, no son claros los objetivos y las intenciones de su lucha; basado únicamente en su elocuencia y juventud, pretende llevarse el voto de los “decentes”, de los conservadores, de quienes están en contra de la corrupción y la inseguridad, pero no quieren un cambio social de fondo.

Meade y su grupo representan la continuidad del gobierno, la formalidad, el llamado “cambio con rumbo”, el mantenimiento de las políticas actuales con un pequeño cambio de apariencias. Pero nada le quita puntos al que encabeza la contienda, se puede equivocar y rectificar, como en el caso del aeropuerto de la CDMX. Puede tener un enfrentamiento light con los empresarios. Pueden acusarlo de muchas cosas, que “desestabilizará México”, “que seremos como Venezuela”, “que tumbará al peso”, que será prácticamente el causante de todo mal, pero los electores no modifican sus preferencias; por el contrario, se afianza en el liderato y ha provocado que personas que tradicionalmente son sus críticos, como Enrique Krause, pronostiquen un voto masivo a su favor. Este fenómeno se dará, sin duda, pues Andrés Manuel ha convocado el voto seriado o en línea; es decir, que no solo voten por él para Presidente, sino que también por los candidatos a senadores y diputados de Morena.

Esta convocatoria está teniendo efecto y está modificando las preferencias electorales. Según la última encuesta de Massive Caller, ahora Morena aventaja en la lucha por el control de la mayoría en el Senado. Recordarán que en mi artículo de abril reseñé que había una apretada lucha por el Senado. Aquella vez puntualicé que el PAN y su coalición dominaban en 10 estados, Morena en nueve, un independiente en Jalisco; dos, el  PRI, y en los 10 restantes había una cerrada competencia. Hoy, esos números cambiaron radicalmente. Creo yo que por el llamado de AMLO a cerrar filas con los candidatos a legisladores. Ahora, la marea se volcó por Morena, quien Alcanza 20 estados (BC, BCS, Campeche, Chiapas, CDMX, Guerrero, Hidalgo, Edomex, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas). Con lo cual duplica los que tenía en la encuesta de marzo. El PAN y su coalición siguen manteniendo los 10 que tenían (Aguas Calientes, Coahuila, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Yucatán), lo que significa que tienen un voto duro en esos estados.

El PRI baja a uno, Colima, y el independiente sigue dominando Jalisco. Eso significará que Morena será mayoría con 61 senadores; el PAN y su coalición 49; el PRI 15 y tres independientes. De confirmarse esta alineación senatorial, será sin duda un gran vuelco en la representación de esta institución, la cual tendrá a su cargo aprobar o rechazar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), el nombramiento del Fiscal General y del Fiscal Anticorrupción, lo que seguro será un nuevo episodio en la vida política de nuestra nación, pues nunca la izquierda había dominado el Senado, el cual hasta 1984, tuvo un predominio total del PRI.

En la Cámara de Diputados es más difícil predecir el resultado, pues habría que hacer 300 encuestas, una por cada distrito; eso es muy caro y hasta ahora nadie la ha hecho; Consulta Mitofsky, sin mencionar nombre de candidatos, apunto que Morena y sus aliados obtendría el 38.6 de la intención del voto; el PAN y su coalición el 34.4 y el PRI y los suyos el 22.1. Lo que provocaría que nadie alcance la mayoría relativa de 251 diputados. El pronóstico tiene muchas facilidades de equivocarse, porque la elección de 300 distritos de mayoría distorsiona cualquier pronóstico; sin embargo, sí nos da una idea de la conformación de la Cámara de Diputados: Morena y sus aliados, 195; el PAN y su coalición, 160, y el PRI y compañía, 71 diputados. En síntesis, nadie tendrá mayoría en las Cámaras.

 

Amador Rodríguez Lozano, es tijuanense. Ha sido dos veces diputado federal y senador de la República por Baja California; fue también ministro de Justicia en Chiapas. Actualmente es consultor político electoral independiente y vive en Tijuana. Correo: amador_rodriguezlozano@yahoo.com

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio