Irresponsabilidad

Foto: Internet/"Autos chocolate", un gran problema
 
Opinionez Lunes, 14 Mayo, 2018 12:10 PM

Reflexionemos de carros y sus choferes.

Algunas personas utilizan su vehículo para ir a su trabajo, estudios, citas de negocios y para tantas cosas que en esta época exigen contar con un medio de transporte en buenas condiciones y utilizarlo responsablemente. Pero en realidad a muchos su automóvil, carro o coche, como lo denominan en algunas zonas de nuestro querido México, les transmite estatus, poder y en muchos casos, tremenda irresponsabilidad, porque sigue siendo común el utilizar sus teléfonos para mandar mensaje, para hablar y en algunos casos, hasta para ver las noticias.

Todos exigimos de las autoridades que cumplan con sus deberes, que sean honestos, que actúen con transparencia, y si a nosotros mismos nos exigiéramos mínimo esas tres cualidades, seguro que viviríamos en una sociedad más armoniosa. Pero cuesta mucho trabajo ser exigente consigo mismo. Es más fácil y cómodo pedir a los otros. Sara, una querida amiga, se negaba a regularizar su carro, importarlo y sacar placas de Baja California, incluso se conformaba con traer una licencia bastante vencida.

Pero de repente, un taxista de los llamados Libres, se estampó en la cajuela del flamante carro de la amiga en Vía Rápida, resultó un desastre y quedó muy dañado. A la hora de intercambiar nombres de sus aseguradoras, Sara llevó la peor parte, pues no contaba con ningún documento al corriente. Al final, a pesar de que le chocaron, ella tuvo que pagar todo; eso nos lleva a recordar las veces que hemos tocado el tema de los “autos chocolates”, nunca falta alguien que nos escriba: “Hacienda tiene la culpa porque cobra demasiado”.

Quizá tengan razón, las autoridades del Estado no han puesto todo su empeño en que este tema sea tratado con justicia y decisión, tampoco han hecho nada los diputados federales que nos representan, ellos mejor que nadie saben del problema, podrían haber realizado las gestiones. Ojalá que ahora los que andan moviditos pidiendo el voto, lo anote en su agenda o que la autoridad asuma este compromiso, entre los muchos que tiene, para que todos realicen los trámites y paguen las placas.

Lo curioso es ver a esos carros llamados “chocolates”, muchos de reciente modelo, impecables con placas de ANAPROMEX, un negocio que inventó un avispado que ha vivido desde hace muchos años, “emplacando” carros de gente que no quiere cumplir con su obligación.

Nota 1.-  Con tiempo, la autoridad municipal avisó que la Carretera a Playas de Tijuana sería reparada en la zona de Los Laureles, que los trabajos durarían 80 días. Ya empezaron y el caos también.

Nota 2.-  Quienes vivimos por esa zona nos preparamos, lo malo es que esa carretera  también es transitada por cientos de turistas que viajan a Ensenada y ellos no son adivinos. A la autoridad se le olvidó los anuncios preventivos. Nuestros visitantes no pueden predecir el origen del caos y van a ser 80 días, mínimo.

Nota 3.- Pero también tienen la culpa los automovilistas locales que, sabiendo de esas necesarias demoras, no toman su tiempo y tratan de circular cambiando de carriles, hacen cuatro líneas que luego se convierten en dos. ¿Les cuesta mucho trabajo tener paciencia?

 

Luz Elena Picos es Directora de Red Social de Tijuana. 

Correo electrónico: redsocialtijuana@hotmail.com www.lagacetaredsocial.gob

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio