El PAN usa adictos en rehabilitación como acarreados.

Enviados por el Ayuntamiento.
 
Cuentahiloz Lunes, 28 Mayo, 2018 01:00 PM

El Partido Acción Nacional y sus gobiernos en Baja California, han innovado. A nadie le puede quedar duda, a nadie. Veamos. Recientemente deslumbraron al mundo con una maniobra inusitada y sutil al incorporar con gran maestría y perfección, una novedosa forma de llevar acarreados a los actos de campaña. ¿Cómo? Exigieron a los centros de rehabilitación de la ciudad, a los cuales apoyan con recursos de programas sociales, poner a los adictos e internos a disposición de la campaña panista; algunos incluso con padecimientos mentales y otros deportados. Excelso, ¿no?

El domingo, en las inmediaciones de la Universidad Autónoma de Baja California, donde se llevó a cabo el Segundo Debate Presidencial, al PAN le pareció una buena idea retacar las calles y sus porras con drogadictos en rehabilitación; hombres en situación de calle que fueron recogidos recientemente por centros instalados en la Zona Centro de Tijuana.

A los rehabilitados les dieron cachuchas, camisas, banderas de Ricardo Anaya con los logos del PAN y la promesa de una comida a cambio de ir al evento, donde el abanderado del PRD se presentaría como la mejor opción.

Algunos panistas juran que el chiste lo ordenó el secretario municipal de Desarrollo Social, Mario Osuna Jiménez, por órdenes del presidente municipal de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, alias “El Patas”.

Por si fuera poco, los adictos en rehabilitación -quienes contaron su testimonio a CUENTAHILOZ- fueron finalmente engañados, pues algunos narraron que no se les cumplió con su “lonche” prometido. El colmo.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio