El éxito dividido de “¡Hombre al Agua!”

Fotos: Cortesía Videocine
 
Espectáculoz Lunes, 21 Mayo, 2018 12:15 PM

Repitiendo los resultados de buena recaudación, pero mala crítica en Estados Unidos, el remake de “Overboard”, protagonizado por Eugenio Derbez y Anna Faris, se colocó en la cima de la cartelera nacional durante el fin de semana de su estreno

 

Eugenio Derbez describe su nueva película, “¡Hombre al Agua!”, como un proyecto buenísimo que tiene mucho corazón y un gran elenco, que lo convierte en una comedia imperdible. Sin embargo, la crítica nacional y extranjera no opinó lo mismo tras sus respectivos estrenos, al punto de vislumbrarla como el posible estancamiento del actor en Hollywood y considerar más audaz la versión protagonizada por Goldie Hawn y Kurt Russell en 1987.

El productor y protagonista

En entrevista con ZETA, el también productor de la cinta sobre un millonario que sufre un episodio de amnesia tras caer al mar y es engañado por una de sus ex empleadas para darle una lección de humildad, habló de cómo consiguió trabajar en la producción que, contra los señalamientos especializados, se mantiene en cartelera y se fortalece en números al estar en el primer lugar de taquilla en México.

¿Por qué optaste por hacer este remake y no otro?

“Porque me lo ofreció MGM, tuve una junta con ellos y me ofrecieron una lista de remakes, y ‘Overboard’ siempre había sido una película que a mí me había encantado mucho desde niño y me quedaba perfecto el papel, entonces decidimos hacer este remake y nos quedó un libreto muy hermoso, es por eso, creo que es un clásico de la comedia americana y en esta ocasión invertí los roles; en la original el hombre es un carpintero muy pobre y ella es una millonaria americana gringa. Y yo dije, ¡ah no!, como voy a ser productor, ahora se friegan, el millonario va a ser el mexicano y la que limpie los pisos va a ser la gringa”.

 

¿Cómo es el proceso de protagonizar y producir una película?

“Es muy difícil porque son muchas cosas a la vez, el actuar y producir, y no te concentras igual, pero es la única manera de aprender. Yo ya aprendí desde que empecé mi carrera que la única manera de poder avanzar es dándote trabajo a ti mismo, pedí trabajo muchos años, toqué muchas puertas y nunca se abrieron; cuando se abrieron fue cuando llevé mi proyecto de ‘Al Derecho y al Derbez’, luego lo mismo en cine, toqué muchas puertas y no me dieron trabajo hasta que escribí ‘No se Aceptan Devoluciones’ y ahora que entré a Hollywood pues dije voy a hacer lo mismo y va muy bien. Empecé haciendo mis propias producciones y gracias a Dios ya me están empezando a llamar para otras cosas, pero no hay como darse trabajo a sí mismo”.

A Rob Greenberg lo conocemos más como productor y guionista de televisión, ¿qué tal la experiencia de que te dirigiera?

“En realidad son dos directores y dos escritores que trabajan siempre en pareja, lo que pasa es que por cuestiones de sindicato nada más le pudieron dar crédito a uno. De hecho se echaron un volado, así tal cual te lo digo, para ver quién se quedaba con el crédito, pero son Rob (Greenberg) y Bob (Fisher), y ambos fueron nuestros productores. El proceso fue muy interesante porque empezamos a trabajar con ellos porque nos los recomendaron por ser muy buenos. Ellos son los escritores de ‘We’re The Millers’, ‘Wedding Crashers’ y ‘How I Met Your Mother’, entonces tuvimos la suerte de que nos escribieran el guion y, una vez que lo terminaron de escribir y fue aprobado, empezamos a buscar un director. Ellos quisieron dirigir la película y nos pidieron si de favor les dábamos el voto de confianza. Hubo un proceso de casting con varios directores, incluidos ellos, y la verdad quienes mejor pitchearon la película fueron ellos. Convencieron al estudio y se quedaron también como directores de la película, pero originalmente eran únicamente los escritores. La ventaja de tenerlos como directores y escritores, es que no se perdió nada en el proceso, tal cual se lo imaginaron, tal cual la dirigieron, y es por eso que la película quedó tan redonda”.

Una comedia de buenos números, pero malas críticas

 

Tú protagonizas, pero también produces, ¿qué tanto pudiste involucrarte en el proceso del guion valiéndote de ello?

“Eso se dio totalmente, por eso nos tardamos cerca de dos años en cerrar todo el proyecto porque era una lucha constante, bueno, no lucha, pero siempre me preguntaban a mí que leyera el libreto para ver qué hacía sentido con mi audiencia y qué no, y hubo mil cosas que tuvimos que eliminar porque mi idea era que la película pudiera conectar tanto con los americanos como con los mexicanos. Fue difícil de lograr porque sabes cuántas palabras se tuvieron que regresar porque estaban muy chistosas para los mexicanos, pero no para los americanos o viceversa. Entonces sí, por supuesto que siempre estuve al pendiente, sobre todo de que la película conectara con el lado latino y que ellos conectaran con el lado americano”.

Esta es tu tercera película binacional, ¿sentías más seguridad o nervios?

“Es un poquito de las dos, obviamente entre más películas he hecho voy agarrando un poquito más de confianza porque en las primeras estaba aterrado, pero también se va construyendo más presión porque quieren que la actual vaya venciendo a la anterior y supere los records anteriores, y eso ha sido una loza muy pesada en la espalda porque, por ejemplo, lo que hizo ‘No se Aceptan Devoluciones’ no es algo que pasa cualquier día y ha sido muy difícil de romper su récord. ‘Latin Lover’ quedó cerca, pero obviamente no llegó a romperlo. Ahora con esta también está difícil que lo vaya a romper, porque creo que es un récord muy complicado y difícil de romper”.

 

¿Cómo fue trabajar en dupla con Anna Faris?

“Trabajar con ella es un agasajo, es una maravilla porque es una persona muy aterrizada, muy sencilla. Tenía mucha risa de que ella me dijo que no es comediante, ella siente que no es comediante, que fue comediante por accidente pero que no tiene comicidad, que justo la escogieron para las películas de ‘Scary Movie’, que es por lo que más la conocemos, porque no está consciente de que es chistosa y eso fue lo que les gustó a los directores y tienen toda la razón. La verdad Anna no es de ese tipo de comediantes que se hace la chistosa, ella es simpática natural y así como la ves en la pantalla, es en la vida real”.

¿Ya te es más cómodo rodar en inglés?

“Para mí trabajar en inglés ha sido siempre un problema, no es fácil, es de las cosas más difíciles que te puedas imaginar. Cada vez que me llega un guion tengo que contratar a una persona especializada que esté conmigo casi las 24 horas del día repasando los textos porque tengo que no solo memorizarlos, aprender a pronunciar de la manera correcta, acentuar las palabras correctas y llegar a dominarlo de tal manera que lo sienta natural porque, como no es mi primer idioma, no me siento cómodo desde el inicio y es un proceso bastante complicado”, finalizó el actor y productor mexicano.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio