¿Castigo ejemplar? Juicio de “El Chapo” en EU será visto por jóvenes sinaloenses que lo idolatran: Time


 
Internacional Viernes, 11 Mayo, 2018 06:26 PM

“En las montañas del Triángulo de Oro, el juicio del capo sinaloense Joaquín Archivaldo Guzmán Loera en Estados Unidos “será observado de cerca, especialmente por los jóvenes que idolatran” a “El Chapo”, señaló el periodista Ioan Grillo, en un amplio reportaje publicado por la revista estadounidense Time, titulado “Dentro del juicio de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, el barón de la droga más infame del mundo”.

En las tiendas de conveniencia de Badiraguato, “incluso venden gorras de béisbol” con las palabras “Chapo” y “CDS”, que significa Cártel de Sinaloa, y es que a pesar de la ofensiva militar de más de una década contra los cárteles, sus pistoleros o sicarios “aún se mueven abiertamente en estas remotas alturas”, dice Grillo en su reportaje

Todos los esfuerzos gubernamentales no evitaron que el Cártel de Sinaloa reclutara “a una nueva generación” que “idolatran” a “El Chapo”, afirmó Grillo en su reportaje. Desde “halcones” a sicarios, los “líderes del futuro” del narcotráfico “podrían estar entre ellos”, señaló el periodista.

Entre otras personas, Grillo entrevistó a a Consuelo Loera, madre del capo, en su casa de la localidad de La Tuna, en el municipio de Badiraguato, resguardada por guardias con rifles de asalto AK-47. “Acabo de hablar con él por teléfono […] Él está poniendo cara de valiente. Siempre ha sido alguien que actúa como si todo estuviera bien”, dijo la madre de “El Chapo”, de 88 años de edad, según el relato del periodista.

La madre de “El Chapo” y otros lugareños dicen que esperan que el capo sinaloense “gane el caso y salga libre, para regresar aquí como lo hizo a veces cuando huyó de las cárceles mexicanas en 2001 y nuevamente en 2015. Eso sería toda una hazaña teniendo en cuenta que Guzmán, de 61 años, ha sido acusado en siete distritos federales de los EU y es acusado de ser el líder del Cártel de Sinaloa, la organización asesina que los fiscales describen como el grupo del narcotráfico más grande y prolífico del mundo”.

Grillo recordó en su reportaje que “El Chapo” fue extraditado a Estados Unidos horas antes de que el presidente Donald Trump tomara posesión, en enero del 2017, y que a diferencia de docenas de otros capos mexicanos que se declararon culpables, generalmente como parte de tratos con la Justicia estadounidense, Guzmán Loera se declaró inocente, lo que provocó un juicio programado para que inicie en septiembre en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, con un jurado de 12 personas, y presidido por el juez Brian Cogan.

El periodista estadounidense recordó, también, que “El Chapo” está acusado de crímenes llevados a cabo durante tres décadas, dentro de una guerra contra las drogas que dejó 120 mil muertos en 10 años en México y más de 15 mil muertes relacionadas con la heroína en 2016 en Estados Unidos, un aumento de cinco veces desde 2010. “Si la guerra contra las drogas se clasificara como un conflicto militar, sería una de las más mortíferas del mundo”, aseguró Grillo.

En el juicio de Brooklyn, enfatizó el periodista, los fiscales “probablemente enfatizarán los vínculos históricos” entre el crack y la violencia local. “En ninguna parte el impacto devastador de la introducción de la cocaína en los EU Se sintió más agudamente que en Nueva York y Miami en la década de 1980”, escribieron en el memorando de detención.

Por otra parte, la estrategia de la Administración para el Control de Drogas​ (DEA, por sus siglas en inglés), recordó Grillo, “fue alejarse de los casos de bajo nivel y perseguir a los principales jefes del mundo. Los agentes afirman que Guzmán es el más grande de todos, el objetivo final de la larga y sangrienta campaña” de dicha agencia contra los cárteles.

“Pero aunque una condena de Guzmán sería vista como una victoria para la DEA y otras agencias, un juicio también puede arrojar luz sobre prácticas dudosas de agentes estadounidenses y sobre el apoyo financiero de Washington a las fuerzas de seguridad mexicanas, incluso cuando los cárteles pagan a algunos policías mexicanos y soldados”, abundó Grillo.

“Y podría resaltar cómo derribar a los líderes no ha logrado detener el suministro de narcóticos a los estadounidenses y el derramamiento de sangre al sur de la frontera. En otras palabras, podría poner la guerra contra las drogas a prueba, mientras el mundo está mirando”, señaló el periodista en su reportaje.

Los fiscales estadounidenses dicen que Guzmán Loera trató directamente con los “reyes colombianos” de la cocaína quienes transportaron la sustancia desde las junglas andinas hasta México en grupos de aviones, cada uno transportando cerca de una tonelada de producto.

“Lo traería de contrabando a California, Arizona y Texas ‘en tiempo récord’, dicen los fiscales, lo que [a ‘El Chapo’] le valió otro apodo: ‘El Rápido’. Él es acusado de transformar túneles, que comenzaron como ríos subterráneos naturales debajo de ciudades fronterizas como Nogales, en estructuras en expansión con vagones y luces eléctricas”, narró Grillo.

Mike Vigil, un ex jefe de operaciones internacionales de la DEA, que pasó 13 años trabajando en México, le dijo a Time que el Cártel de Sinaloa se convirtió en una entidad similar a una corporación importante con franquicias. “Se parece a McDonald’s, y Chapo Guzmán sería como el CEO. Manejaría la gran estrategia y logística y luego permitiría a las subsidiarias trabajar en diferentes elementos del negocio”, dijo.

Sin embargo, un familiar de Guzmán que pidió no ser identificado por su nombre le dijo a la revista estadounidense que su riqueza ha sido exagerada. “Él tiene poder porque la gente lo escucha y confía en él. Pero no encontrarán miles de millones”, dijo.

“Ahora que Guzmán está en suelo estadounidense, una condena sería un ejemplo para otros traficantes importantes”, le dijo Vigil a Time. “Pero si él fuera puesto en libertad, desalentaría a México y otros países de extraditar a esos criminales en el futuro […] Si no obtienen una condena, será un gran ojo negro en la justicia estadounidense”, señaló el ex agente de la DEA.

Los fiscales alegan que Guzmán Loera usó las ganancias de su imperio de drogas para comprar funcionarios mexicanos en todos los niveles. “Se espera que muchos testigos testifiquen sobre el pago por Guzmán de sobornos a políticos y miembros de las fuerzas del orden público, para garantizar que no se apliquen las leyes penales mexicanas”, dice.

El candidato independiente a senador por Sinaloa, Manuel Clouthier Carrillo, le dijo a Time que la corrupción va más allá de lo que se ha expuesto hasta ahora. “Los intereses del narcotráfico van al más alto nivel que puedas imaginar […] El crimen organizado no existe sin el apoyo institucional”, señaló.

“La corrupción entre los funcionarios mexicanos no es noticia; cientos de policías, generales y gobernadores estatales han sido acusados ​​por trabajar con narcotraficantes a lo largo de los años. Pero exponer tal deshonestidad en una corte estadounidense también puede socavar los esfuerzos estadounidenses al sur de la frontera”, indicó Grillo.

Los fiscales ofrecerán testimonios de docenas de traficantes de drogas mexicanos y colombianos condenados para explicar cómo trabajaron con Guzmán para transportar toneladas de cocaína, heroína, marihuana y cristal a Estados Unidos y llevar a cabo asesinatos en masa al sur del Río Grande, afirmó el periodista en su reportaje.

Sin embargo, el abogado de “El Chapo”, Eduardo Balarezo le dijo a Time que cuestionará la credibilidad de estos testigos, de quienes afirmó, podrían haber llegado a acuerdos por condenas más bajas a cambio de su testimonio”. El litigante también cuestionará por qué los agentes de la DEA pagaron a informantes “que están cometiendo crímenes serios y dejando que miles de armas sean traficadas a asesinos”.

“Algunas de las formas en que la DEA opera en el extranjero son poco éticas o ilegales”, dijo Balarezo a la revista estadounidense. “Caminan por una línea delgada y, a veces, pisando sobre ella”, enfatizó el abogado de “El Chapo” Guzmán Loera.

Grillo puso como ejemplo en su reportaje al Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, el cual tenía un informante pagado involucrado en asesinatos en Ciudad Juárez, Chihuahua. En 2011, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos fue muy criticada por no actuar en el caso de 2 mi armas de fuego compradas en Arizona para los cárteles mexicanos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio