Avengers: Infinity War

Foto: Internet
 
Cinemazcopio Lunes, 7 Mayo, 2018 12:00 PM

Ver al universo de Marvel sucumbir ante la diabólica ambición de Thanos, el villano amoratado, es simplemente impresionante.

Aunque los fanáticos más fieles al cómic tal vez pudieron anticiparlo, tan solo basándose en la historia de Thanos, el antagonista, los últimos cinco minutos del filme tienen el claro propósito de provocar una infinidad de dudas acerca del futuro de esta saga que tal vez esté en manos de Dr. Strange y en su habilidad para manipular el tiempo.

O quizás eso sea solo un deseo a la espera de algo más positivo para lo que viene luego de atestiguar cómo el malo también puede salirse con la suya, tendencia que se marca desde un principio con Thor (Chris Hemsworth) y Loki (Tom Hiddleston) enfrentando a Thanos.

El aspecto más interesante de este largometraje es cómo buscó darle un sentido épico al encuentro de prácticamente todos los personajes de la familia Marvel, desde los Guardianes de la Galaxia, hasta Black Panther (Chadwick Boseman).

El resultado es una emocionante serie de batallas que por un lado encabezan Dr. Strange (Benedict Cumberbatch), Tony Stark/Ironman (Robert Downey Jr) y Steve Rodgers/Capitán America (Chris Evans); y luego están las estrellas de los Guardianes, particularmente Peter Quill/Star-Lord (Chris Pratt) y Gamora (Zoe Saldana), hija del malvado Thanos (Josh Brolin).

Por supuesto tenemos a Bruce Banner (Mark Ruffalo), que ha perdido la capacidad de convertirse en Hulk; la valiente Black Widow (Scarlett Johansson), el siempre divertido Peter Parker/Spiderman (Tom Holland) y la pareja muy especial de Vision (Paul Bettany) y Wanda Maximoff/La Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen).

Hawkeye, Bucky Barnes e incluso Heimdall juegan sus respectivos roles en este entramado bélico que ocurre en otras galaxias, Nueva York y Wakanda para enfatizar, claro, que este es el enfrentamiento final y el botín es el Universo.

Anthony y Joe Russo tuvieron, entonces, la monumental tarea de darle congruencia a las excesivas subtramas del guion de Christopher Markus y Stephen McFeely, teniendo por resultado lo que suele suceder con las películas basadas en los superhéroes de Marvel: es muy divertido verlas, pero difícil recordar exactamente qué pasó cuándo y a quién.

Esto puede ser cierto ahora más que nunca, cuando vemos tantos destinos disolverse en la nada y entonces no se sabe si lo que viene depende de Nébula (Karen Gillian), la hija adoptiva de Thanos quien veía en Gamora a una hermana. o qué otra salida seguramente ya está escrita por ahí.

Por ahora tenemos un largometraje que en dos horas y cuarenta minutos narra el caos desatado por la búsqueda de las piedras de los poderes de Thanos, con las que puede completar su guantelete y así tener la capacidad imbatible de dictar el destino de un Universo, desde su perspectiva, sobrepoblado.

Así que, además de entretenerse con todo lo que sucede en pantalla, si parece excesivo es porque lo es y no puede uno evitar preguntarse ¿y ahora? Más aún con esa escena entre los créditos, donde algunos logran transmitir una señal de auxilio con una insignia azul y rojo y una estrella.

Para una película en este género, no podría esperarse nada mejor. aunque al final el largometraje parezca, de nueva cuenta, un desafío para la memoria. *** y media.

Punto final.- Hay algo en el tráiler de “Han Solo” que no convence, como si en realidad no se tratara de una historia digna de “Star Wars”. Esperemos que no sea el caso.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio